foto

foto

Translate

sábado, 13 de agosto de 2016

Biografía Jorge VI


Jorge VI del Reino Unido (Albert Frederick Arthur George; Sandringham House, 14 de diciembre de 1895-ibídem, 6 de febrero de 1952) fue rey del Reino Unido y sus dominios de ultramar desde el 11 de diciembre de 1936 hasta su muerte. Fue el último emperador de la India (hasta el 14 de agosto de 1947), y el primer jefe de la Mancomunidad de Naciones.
                                 
Como segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María, no estaba previsto que heredara el trono tras la muerte de su padre. En 1909 inició su carrera en la Armada Real Británica, llegando a tomar parte, como oficial del buque HMS Collingwood, en la Batalla de Jutlandia durante la Primera Guerra Mundial.
Se casó con lady Isabel Bowes-Lyon en 1923, matrimonio que tuvo dos hijas, Isabel (quien le sucedió como la reina Isabel II) y Margarita Rosa.

El hermano mayor de Jorge VI, Eduardo, ascendió al trono tras la muerte de su padre en 1936. Sin embargo, menos de un año después, anunció sus intenciones de casarse con una estadounidense plebeya, Wallis Simpson.
El primer ministro británico Stanley Baldwin advirtió al rey que, por razones políticas y religiosas, no podría seguir siéndolo en caso de casarse con Simpson, quien se había divorciado en dos ocasiones. Eduardo VIII abdicó de la Corona Británica el 11 de diciembre de 1936 para poder casarse con Simpson. Entonces, inesperadamente, Jorge subió al trono como tercer monarca de la Casa de Windsor.

La pérdida de poder por parte del Reino Unido en el Estado Libre Irlandés y la guerra contra la Alemania Nazi y sus aliados marcaron su reinado. Además de la independencia de la India y Pakistán en 1947 y la fundación de la República de Irlanda en 1949, el reinado de Jorge VI vio la aceleración de la desintegración del Imperio y su transición a la Mancomunidad de Naciones. El estado de salud de Jorge VI empeoró gradualmente. Falleció a la edad de 56 años, el 6 de febrero de 1952 mientras dormía, a causa de una trombosis coronaria. A su muerte, su hija Isabel le sucedió en el trono británico.

Su título de nacimiento fue: «Su Alteza príncipe Alberto de York» (en inglés: «His Highness Prince Albert of York»). Sin embargo, tiempo más tarde, en 1898, Alberto recibió el título de «Su Alteza Real príncipe Alberto de York» (en inglés: «His Royal Highness Prince Albert of York»). A menudo sufría problemas de salud y era descrito como «asustadizo y un tanto propenso a llorar». Sus padres, el duque y la duquesa de York, se mantuvieron generalmente alejados de la crianza de sus hijos, como era la norma en las familias aristocráticas de la época. Sufrió de tartamudez desde niño, y a pesar de ser zurdo fue obligado a escribir con la mano derecha. Además sufrió de genu valgo, por lo cual fue obligado a utilizar férulas correctoras.

Tras la muerte de la reina Victoria, el 22 de enero de 1901, el príncipe de Gales se convirtió en rey con el nombre de Eduardo VII. Después de que subiera Eduardo al trono, el siguiente en la línea de sucesión era el duque de York, seguido por su hijo el príncipe Eduardo, mientras que el príncipe Jorge era el tercero.

Carrera militar y educación


Desde 1909, Alberto asistió al Royal Naval College en Osborne, como cadete naval. En 1911, a pesar de ser el último de su clase, logró avanzar al Royal Naval College en Dartmouth. Cuando Eduardo VII murió en 1910, el padre de Alberto se convirtió en el rey Jorge V. Por lo cual, el príncipe Eduardo ascendió a príncipe de Gales, y Alberto fue segundo en la línea de sucesión al trono.
Alberto fue comisionado como guardiamarina en la Royal Navy el 15 de septiembre de 1913 y un año más tarde inició sus servicios en la Primera Guerra Mundial. Sus compañeros le dieron el apodo de Mr. Johnson.

Fue mencionado en despachos por sus trabajos como Oficial de torreta a bordo del HMS Collingwood durante la Batalla de Jutlandia. No vio nuevas acciones en la guerra, en gran parte por los problemas que le causó una úlcera péptica. En febrero de 1918, fue nombrado Oficial a cargo en un centro de capacitación del Royal Naval Air Service en Cranwell. Con la creación de la Royal Air Force dos meses después y la transferencia del control de Cranwell de la Marina a la Fuerza Aérea, fue transferido de la Royal Navy a la Royal Air Force. Además fue designado Oficial Comandante del Number 4 Squadron of the Boys Wing en Cranwell y permaneció allí hasta agosto de 1918. Durante las últimas semanas de la guerra, sirvió en las Fuerzas Aéreas Independientes de la RAF en su cuartel general en Nancy.

Tras la disolución de las Fuerzas Aéreas Independientes en noviembre de 1918, se mantuvo en el continente como un oficial de Estado Mayor con la Royal Air Force.
En octubre de 1919, Alberto comenzó a estudiar en el Trinity College de Cambridge historia economía y educación cívica durante un año.
El 4 de junio de 1920, Alberto fue nombrado duque de York, conde de Inverness y barón de Killarney. Entonces empezó a adquirir los derechos reales, representando a su padre, recorrió las minas de carbón, fábricas y patios de maniobras; a través de dichas visitas adquirió el apodo de «príncipe industrial».

Su tartamudeo y su vergüenza por ello, junto con su tendencia a la timidez, le hizo creer que era mucho menos impresionante que su hermano mayor, Eduardo. Sin embargo, Alberto era físicamente activo y jugaba al tenis. El viaje que realizó por mar a Australia lo llevó a través de Jamaica, donde Alberto jugó dobles de tenis con un afroamericano, lo cual era inusual en esa época y fue una muestra de igualdad entre las razas. Desarrolló un gran interés por las condiciones laborales y fue presidente de la Industrial Welfare Society. Además, sus campamentos de verano anuales para niños realizados entre 1921 y 1939 reunieron a diferentes estratos sociales.

Matrimonio


En 1920, el duque de York conoció a la aristócrata lady Elizabeth Bowes-Lyon, la hija más joven del conde y de la condesa de Strathmore y Kinghorne. Al conocerla, Alberto decidió casarse con ella. Sin embargo, debió proponerle tres veces matrimonio a Isabel, quien aceptó únicamente a la tercera, al parecer porque se resistía a hacer los sacrificios necesarios para ser un miembro de la familia real. Después de un noviazgo prolongado, Elizabeth accedió a casarse con él. Finalmente el duque de York, Alberto, y lady Elizabeth contrajeron matrimonio el 26 de abril de 1923 en la Abadía de Westminster.

La recién formada British Broadcasting Company deseaba grabar y difundir el evento en la radio, pero el capítulo vetó la idea (aunque el decano, Herbert Edward Ryle, se mostró a favor de la propuesta). A partir de su matrimonio Elizabeth recibió el tratamiento de «Su Alteza Real la duquesa de York» (en inglés: «Her Royal Highness The Duchess of York»). El matrimonio de Alberto con una noble aristócrata británica fue considerado un gesto de modernización para la época.

El duque y la duquesa tuvieron dos hijas: Isabel y Margarita. Los duques y sus hijas vivieron inicialmente en la residencia White Lodge en el Parque Richmond, pero a medida que aumentaban sus deberes tuvieron la necesidad de un lugar más céntrico, razón por la cual, en 1927, se trasladaron a la residencia n.° 145 en Piccadilly, cerca del Parque Hyde.

Tartamudez


A causa de su tartamudez, Alberto temía hablar en público. Realizó un discurso de clausura en la Exposición del Imperio Británico en Wembley el 31 de octubre de 1925, que fue una terrible experiencia tanto para él como para los oyentes. Ello sirvió para que el duque buscara una forma de apaciguar su tartamudez, en la que participó Lionel Logue, un logopeda de origen australiano.

Tras diagnosticar una coordinación deficiente entre la laringe y el diafragma, Logue prescribió al duque ejercicios vocales durante una hora diaria. El tratamiento de Logue consiguió que el duque se relajase al hablar. Realizando su mayor esfuerzo y con ayuda de la terapia, el duque logró inaugurar la Casa del Parlamento en Canberra en 1927, y fue capaz de hablar posteriormente con sólo ligeras vacilaciones.

Ascensión inesperada al trono


El 20 de enero de 1936, murió el rey Jorge V, ascendiendo entonces el príncipe Eduardo al trono como Eduardo VIII. Sin embargo, Jorge V tenía serias opiniones acerca de Eduardo, y más de una vez éste provocó la ira de su padre a causa de su «eterna adolescencia» y de ser un mujeriego.

 Jorge V había expresado sus opiniones acerca de su hijo mayor: «Ruego a Dios que mi hijo mayor nunca se case ni tenga hijos, para que nada se interponga entre Bertie y Lilibet y el trono». El rey Eduardo VIII tenía planeado casarse con la socialité estadounidense Wallis Simpson (divorciada dos veces). Los ministros creían que el pueblo nunca aceptaría a Wallis como reina y le aconsejaban que no se casara; como monarca constitucional, Eduardo estaba obligado a aceptar el consejo de los ministros. Después de 325 días de reinado, el 11 de diciembre de 1936, Eduardo VIII abdicó del trono en favor de su hermano Alberto, para poder casarse con Simpson.
El 12 de mayo de 1937 se realizó la coronación de Jorge VI.

Reinado



Los monarcas del Reino Unido saludando a una multitud durante una visita a Toronto, Canadá, en 1939

Alberto asumió el título de rey con el nombre de Jorge VI (en inglés: King George VI) para hacer hincapié en la continuidad con su padre y restaurar la confianza en la monarquía. El comienzo del reinado de Jorge VI estuvo marcado por las preguntas acerca de su predecesor, cuyos títulos, tratamiento y posiciones eran inciertos.
Eduardo fue presentado como «Su Alteza Real el príncipe Eduardo» (en inglés: «His Royal Highness Prince Edward») para la difusión de la abdicación. Sin embargo, Jorge VI sentía que al abdicar y renunciar Eduardo había perdido el derecho a títulos reales, incluido el de «Su Alteza Real». En solución al problema, uno de los primeros actos de Jorge como rey fue el de conceder a su hermano el tratamiento y título de «Su Alteza Real el duque de Windsor», aunque la patente real explicaba que: «Su esposa y sus descendientes, si los hubiere, no podrían recibir dicho título o atributo». Además, Jorge VI fue forzado a comprar para el príncipe Eduardo las residencias reales, el Castillo de Balmoral y el Sandringham House, puesto que eran propiedades privadas y no pasaban a Jorge VI de manera automática. Tres días antes de su ascensión, en su 41° cumpleaños, el rey le otorgó a su esposa el título de reina consorte, con la Orden de la Jarretera.

El 12 de mayo de 1937 se realizó la coronación de Jorge e Isabel. La reina María asistió a la coronación de su hijo para mostrar su apoyo. Fue la primera reina viuda británica que asistió a una coronación. No hubo Durbar celebrado en Nueva Delhi de Jorge VI, como había ocurrido con su padre, ya que el costo hubiera sido una gran carga para el gobierno de la India.

En junio de 1939, la pareja recorrió América del Norte, con el objetivo de reforzar el apoyo trasatlántico en caso de guerra y para reafirmar la condición de Canadá como un reino con gobierno autónomo que compartía monarca con Reino Unido.

Constitucionalmente, el rey Jorge VI tenía que apoyar la política de apaciguamiento de Neville Chamberlain. Cuando el rey y la reina se encontraron con Chamberlain a su regreso de negociar los Acuerdos de Múnich en 1938, lo invitaron a aparecer en el balcón del Palacio de Buckingham con ellos. Esta asociación pública de la monarquía con un político fue excepcional, ya que las apariciones en el balcón eran tradicionalmente restringidas a la familia real.

En su viaje a América del Norte en 1939, el rey y la reina visitaron Canadá y Estados Unidos. En Ottawa, la pareja real fue acompañada por el primer ministro de Canadá William Lyon Mackenzie King, a presentarse a sí mismos como los reyes de Canadá.

El gobernador general de Canadá John Buchan y Mackenzie King esperaban que la presencia del rey en Canadá demostrara los principios del Estatuto de Westminster, el cual daba autonomía a cada dominio británico y reconocía que cada uno de estos tenía una corona separada. Así, en su residencia canadiense de Rideau Hall, Jorge VI aceptó y aprobó personalmente la carta credencial del nuevo embajador estadounidense en Canadá, Daniel C. Roper. El historiador oficial de la visita real, Gustave Lanctot, declaró: «Cuando sus majestades caminaron dentro de su residencia canadiense, el Estatuto de Westminster asumió la realidad: el rey de Canadá había vuelto a casa».

El viaje fue una medida para suavizar las tendencias de aislacionismo de América del Norte con los conflictos de Europa. A pesar de que el verdadero objetivo del viaje fue político, para reforzar el apoyo atlántico al Reino Unido en cualquier guerra futura, el público recibió al rey y a la reina con entusiasmo. El temor que Jorge sentía y que pudo comparar desfavorablemente con el de su predecesor, Eduardo VIII, se disipó. Los monarcas visitaron la Exposición General de segunda categoría de Nueva York de 1939 y se alojaron con el presidente Franklin D. Roosevelt en la Casa Blanca y en su casa privada en el Hyde Park en New York.

Enfermedad y muerte


Los problemas de salud del rey se agravaron al ser diagnosticado con cáncer de pulmón, dado que era un fumador empedernido, además de que sufría de gran estrés.

Un viaje a Australia y Nueva Zelanda fue pospuesto debido a que el rey tenía una obstrucción arterial en su pierna derecha, por lo cual fue operado en marzo de 1949. El viaje fue reorganizado y en lugar del rey y la reina viajaron la princesa Isabel y el príncipe Felipe de Edimburgo. Su salud le permitió inaugurar el Festival de Bretaña en mayo de 1951, pero el 23 de septiembre del mismo año, fue sometido a una neumonectomía donde le fue extirpado el pulmón izquierdo, dado que le fue descubierto un tumor maligno. Durante la Ceremonia de apertura del Parlamento del Reino Unido en noviembre, el discurso del trono del rey tuvo que ser leído por el lord canciller Lord Simonds. El discurso real de Navidad de 1951 que dio el rey tuvo que ser grabado en partes y luego editado todo junto.

Con la salud aún más deteriorada, falleció en su habitación en Sandringham House mientras dormía a la edad de 56 años, el 6 de febrero de 1952.

Aproximadamente a las 7:30 de la mañana el rey fue encontrado muerto; la razón de la muerte fue trombosis coronaria. El anuncio oficial de su muerte fue alrededor de las 10:30 de la mañana. Una hora antes, el secretario del rey, Sir Edward Ford, le anunció el deceso a Churchill. A las 11:15 la BBC dio el anuncio a la nación y minutos después las banderas se izaron a media asta. La princesa Isabel, que se encontraba en Kenia, se vio en la necesidad regresar a Londres, entonces a su llegada se convirtió en reina a la edad de 25 años.

El 15 de febrero de 1952 se realizaron los funerales del rey Jorge, las multitudes comenzaron a reunirse en Londres en las primeras horas de la mañana, miles pudieron presenciar el evento por televisión y poco después de las 9:00 h de la mañana, el cortejo fúnebre llegó al Salón Westminster, donde más de 300.000 personas rindieron homenaje al cuerpo del rey, que estuvo en capilla ardiente durante tres días.

Más tarde, fue enterrado en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor en lo que ahora es la Capilla en memoria de Jorge VI. Finalmente, aproximadamente a las 14:00 h, se solicitaron dos minutos de silencio para marcar el «último paso» del rey.

Legado




Estatua de Jorge VI en el Zoológico y Jardín Botánico de Hong Kong.

La George Cross y la George Medal fueron creadas por sugerencia del rey durante la Segunda Guerra Mundial, para reconocer los actos excepcionales de valentía civil. Jorge VI fue condecorado póstumamente con la Orden de la Liberación por el gobierno francés en 1960, uno de los dos únicos casos excepcionales de entrega de la condecoración después de 1946.

En su honor fueron nombradas varias instituciones, como el King George Hospital, un hospital londinense; el King George VI Reservoir, un embalse en Surrey, próximo al Aeropuerto de Londres-Heathrow; King George VI Highway, una carretera de la Columbia Británica; y el King George VI Chase, un estadio de carreras de caballos.

En 1955 fue erguida una estatua de Jorge VI en las afueras de The Mall, en el centro de Londres. Una estatua contigua de su esposa, la reina Elizabeth, se dio a conocer en el 2009. Otra estatua del rey fue erguida en el Zoológico y Jardín Botánico de Hong Kong, mientras que en cine y televisión, Jorge VI fue interpretado en más de diez ocasiones y por actores como Andrew Ray y James Wilby, entre otros.

Colin Firth fue ganador del premio Óscar al mejor actor por su rol de Jorge VI en la película de 2010 El discurso del rey, filme que también resultó ganador del premio Óscar a mejor dirección, premio Óscar al mejor guion original y premio Óscar a la mejor película.

Títulos y armas

Jorge VI recibió varios títulos a lo largo de su vida:
  • 14 de diciembre de 1895 – 28 de mayo de 1898: Su Alteza el príncipe Alberto de York.
  • 28 de mayo de 1898 – 22 de enero de 1901: Su Alteza Real el príncipe Alberto de York.
  • 22 de enero de 1901 – 9 de noviembre de 1901: Su Alteza Real el príncipe Alberto de Cornualles y York.
  • 9 de noviembre de 1901 – 6 de mayo de 1910: Su Alteza Real el príncipe Alberto de Gales.
  • 6 de mayo de 1910 – 3 de junio de 1920: Su Alteza Real el príncipe Alberto.
  • 3 de junio de 1920 – 11 de diciembre de 1936: Su Alteza Real el duque de York.
  • 11 de diciembre de 1936 – 6 de febrero de 1952: Su Majestad el rey.
  • En la India (hasta la proclamación de la República en 1950): Su Majestad Imperial el rey-emperador.
En su posición como soberano, Jorge automáticamente recibió el cargo de comandante en jefe en algunos reinos, como Canadá y el Reino Unido.
Fuente:




















 

Isabel Bowes-Lyon


Isabel Bowes-Lyon (Elizabeth Angela Marguerite Bowes-Lyon, Londres, Inglaterra, 4 de agosto de 1900 – íd., 30 de marzo de 2002) fue esposa del rey Jorge VI y por lo tanto reina consorte del Reino Unido y los dominios británicos, desde 1936 hasta la muerte de su esposo en 1952. También fue la última reina consorte de Irlanda y la última emperatriz de la India. Después de la muerte de Jorge VI comenzó a ser conocida como la Reina Madre, para evitar confundirla con su hija.

Nació en el seno de una familia de la nobleza escocesa —su padre heredó el Condado de Strathmore y Kinghorne en 1904— y en 1923, se casó con Alberto, duque de York, hijo del rey Jorge V y la reina María. Como duquesa de York, junto a su marido y sus hijas Isabel y Margarita, personificó la idea tradicional de familia y de servicio público. Asumió diversos compromisos públicos y llegó a ser conocida como la «duquesa sonriente» debido a su constante expresión.
              
En 1936, su marido se convirtió inesperadamente en rey, cuando su hermano Eduardo VIII abdicó para casarse con Wallis Simpson, una divorciada estadounidense. Ya como reina consorte acompañó a su marido en giras diplomáticas por Francia y Estados Unidos en el período previo a la Segunda Guerra Mundial. Durante el conflicto, su espíritu aparentemente indomable proporcionó apoyo moral al pueblo británico. En reconocimiento a su papel como instrumento de propaganda, Adolf Hitler la describió como «la mujer más peligrosa de Europa». Después de la guerra la salud de su marido se deterioró y falleció en 1952, dejándola viuda a la edad de 51 años.

A la muerte de su suegra, con su cuñado viviendo en el extranjero y con su hija mayor convertida en reina a la edad de 25 años, Isabel se convirtió en el miembro más antiguo de la Familia Real y asumió la posición de matriarca. En sus últimos años fue un miembro consistentemente popular de la realeza, cuando otros tenían bajos niveles de aprobación. Continuó con una vida pública activa hasta pocos meses antes de su muerte a la edad de 101 años, siete semanas después de la muerte de la menor de sus dos hijas, la princesa Margarita.

Isabel fue la menor y novena hija de Claude Bowes-Lyon —más tarde 14º conde de Strathmore y Kinghorne— y de Cecilia Cavendish-Bentinck. Su madre era descendiente del primer ministro británico William Cavendish-Bentinck, 3º duque de Portland, y del gobernador general de la India, Richard Wellesley, 1º marqués Wellesley, hermano mayor de otro primer ministro, Arthur Wellesley, 1º duque de Wellington.

La ubicación de su nacimiento es incierta, pero se presume que nació en la mansión de sus padres en Belgrave, en los Jardines Grosvenor o en una ambulancia tirada por caballos durante el trayecto al hospital. Como posible lugar de su nacimiento también se ha mencionado la casa en Londres de su abuela materna, Luisa Burnaby. Su nacimiento se registró en Hitchin, Hertfordshire, cerca de la casa de campo de los Strathmore, St. Paul's Walden Bury; también se dio como lugar de nacimiento en el censo del año siguiente. De religión anglicana, fue bautizada el 23 de septiembre de 1900 en la iglesia parroquial de Todos los Santos y sus padrinos fueron su tía paterna lady Maud Bowes-Lyon y su prima, la esposa de Arthur James. Según un censo de 1911, continuaba viviendo en Hitchin.
Pasó gran parte de su infancia en St. Paul's Walden, así como en el Castillo de Glamis, hogar ancestral del Conde de Glamis, en Angus, Escocia.

Fue educada en casa por una institutriz hasta la edad de ocho años y era aficionada a los deportes de campo, los caballos y los perros. Cuando comenzó sus estudios en Londres, sorprendió a sus profesores por iniciar un ensayo con dos palabras griegas del Anábasis de Jenofonte. Las asignaturas en las que tenía mejor desempeño eran la literatura y la escritura. Más adelante retomó sus estudios de forma privada con Käthe Kübler, una institutriz judía alemana, y pasó el examen local de Oxford con honores a los 13 años de edad.

El día de su decimocuarto cumpleaños, Gran Bretaña le declaró la guerra a Alemania. Su hermano mayor, Fergus, oficial en el Regimiento Black Watch, murió en acción en Francia durante la Batalla de Loos en 1915. Otro de sus hermanos, Michael, fue reportado como desaparecido el 28 de abril de 1917. Tres semanas después, la familia descubrió que había sido herido y capturado, y permaneció en un campo de prisioneros de guerra durante el resto del conflicto bélico. Glamis se convirtió en una clínica de reposo para soldados heridos e Isabel ayudó a prestar atención a los soldados junto a su madre y su hermana Rose. También colaboró durante la organización del rescate de los enseres del castillo tras un grave incendio el 16 de septiembre de 1916.

El 6 de febrero de 1952, el rey Jorge VI murió mientras dormía a la edad de 56 años. Poco después, Isabel recibió el tratamiento de Su Majestad la Reina Isabel, la Reina Madre. Este tratamiento protocolario se adoptó porque el que le hubiera correspondido era muy similar al tratamiento otorgado a su hija, que ahora era la reina Isabel II, aunque popularmente siempre fue llamada la Reina Madre.

Quedó muy deprimida por la muerte de su esposo, por lo que viajó a Escocia para descansar pero luego de una reunión con el primer ministro Winston Churchill, terminó con su retiro y reanudó sus funciones públicas. Con el tiempo llegó a estar tan ocupada como Reina Madre como lo había estado de Reina. En julio de 1953, emprendió su primer viaje al extranjero después de la muerte del Rey para colocar la primera piedra del Colegio Universitario de Rodesia y Nyasalandia que actualmente es la Universidad de Zimbabue en Mount Pleasant.
Regresó en 1957 cuando fue nombrada presidente del Colegio y asistió a otros eventos en la región que fueron programados deliberadamente para ser multirraciales. Durante la extensa gira de su hija por la Mancomunidad de Naciones en 1953 y 1954, Isabel actuó como consejero de Estado y cuidó de sus nietos, Carlos y Ana.

Supervisó la restauración del Castillo de Mey en la costa de Caithness en Escocia, donde acostumbraba «alejarse de todo», durante tres semanas en agosto y diez días en octubre de cada año. Inspirada por lord Mildmay, jockey aficionado, desarrolló un gran interés por las carreras de caballos, en particular por el salto de obstáculos, que continuó por el resto de su vida. Fue dueña de varios caballos que ganaron en conjunto aproximadamente 500 carreras. Sus colores distintivos azul con rayas beige fueron llevados por caballos como Special Cargo, ganador de la Copa de Oro de Whitbread de 1984, y Devon Loch, que se detuvo espectacularmente justo antes de llegar a la meta para ganar el Grand National de 1956.
A pesar de que, contrario a los rumores, nunca realizó apuestas, hacía que los comentarios llegaran directamente a su residencia de Londres, Clarence House, para poder seguir las carreras. Como coleccionista de arte, adquirió obras de Claude Monet, Augustus Edwin John y Carl Fabergé. En 1961, su segunda hija se casó con el fotógrafo y cineasta Antony Armstrong-Jones, relación que mantendrían hasta 1978, cuando se divorciaron.

En febrero de 1964, se le efectuó una apendicectomía de emergencia, que le obligó a postergar una gira por Nueva Zelanda, Australia y Fiyi hasta 1966. Para recuperarse, realizó un viaje en crucero por el mar Caribe a bordo del yate real Britania.
En diciembre de 1966, se sometió a una operación para extirpar un tumor luego de que se le detectara cáncer de colon. En 1982, fue trasladada a un hospital para extraer, mediante una cirugía, una espina de pescado de su garganta. En 1984, se le quitó un tumor cancerígeno del pecho en una intervención quirúrgica y en 1986, fue hospitalizada durante una noche por una segunda obstrucción gástrica.


La Reina Madre se convirtió en uno de los integrantes más apreciados
de la Familia Real hacia su vejez.
Aquí, en un retrato de Richard Stone, 1986
En 1975, visitó Irán por invitación de Mohamed Reza Pahlevi. El embajador británico y su esposa, Anthony y Sheila Parsons, observaron que los iraníes estaban desconcertados por su costumbre de hablarle a todo el mundo independientemente de su condición o importancia y confiaban en que el séquito del Sha aprendería de la visita a prestar más atención a la gente común. Cuatro años más tarde el Sha fue derrocado. Entre 1976 y 1984, hizo visitas anuales de verano a Francia, que estuvieron entre los 22 viajes privados que realizó a Europa continental entre 1963 y 1992. Antes de la boda de Diana Spencer con su nieto, el príncipe Carlos, y después de la muerte de la princesa, la Reina Madre —conocida por su encanto personal—, fue por mucho el miembro más popular de la Familia Real. Sus sombreros con el ala hacia arriba y con grandes redes, además de sus vestidos con paneles drapeados, se convirtieron en un distintivo de su estilo personal.

Centenario

En sus últimos años, la Reina Madre adquirió popularidad por su larga vida y experiencia. Su nonagésimo cumpleaños, el 4 de agosto de 1990, fue celebrado con un desfile el 27 de junio con la participación de algunas de las 300 organizaciones de las que fue patrona. En 1995, estuvo presente en los actos conmemorativos del 50º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial y además, tuvo dos operaciones: una para eliminar una catarata en su ojo izquierdo y otra para reemplazar su cadera derecha. En 1998, se le efectuó un reemplazo de la cadera izquierda, luego de que se resbalara y cayera durante una visita a los establos de Sandringham.

El 4 de agosto de 2000, la Reina Madre celebró su centenario y recibió una imponente ceremonia. En su residencia oficial, Clarence House, el cartero de la reina le otorgó un telegrama escrito de su hija Isabel, quien tradicionalmente envía cartas a todas aquellas personas que alcanzan un siglo de vida. Luego, la banda de tres regimientos interpretó el popular «Happy Birthday» y se liberaron cinco millones de globos de colores. Al mediodía, se trasladó en un carruaje abierto con su nieto Carlos para saludar a la multitud que se había congregado, de las cuales cerca de 500 personas habían acampado en Green Park para asegurarse un sitio en la celebración, que fue vista a nivel mundial en televisión por 800 millones de televidentes.

Para su 101º cumpleaños, se realizó un desfile del Primer Batallón de la Guardia Galesa y de la banda musical de la Guardia Granadera por el recinto de entrada de Clarence House. Pocos días antes, había padecido un cuadro agudo de anemia, por el que se le debió efectuar una transfusión sanguínea.

En noviembre de 2000, se rompió la clavícula tras una caída, por lo que debió realizar algunos tratamientos para la recuperación en su casa durante Navidad y Año Nuevo. En diciembre de 2001, se fracturó la pelvis; aun así, pudo asistir a la ceremonia en memoria de su marido el 6 de febrero del año siguiente y escuchar de pie el himno nacional. Tan solo tres días después, su hija menor, Margarita, murió de una apoplejía a la edad de 71 años.
El 13 de febrero de 2002, la Reina Madre se cayó y se hirió el brazo en Sandringham House, motivo por el cual se debió dar aviso a una ambulancia y a un médico. A pesar de su caída, insistió en concurrir al funeral de su hija en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. La reina Isabel II y el resto de la familia estaban muy preocupados por la Reina Madre, que debía viajar desde Norfolk. Sin embargo, pidió que se la protegiera de la prensa de manera que no se pudiera tomar ninguna fotografía de ella en silla de ruedas. Desde la muerte de Margarita, el estado de salud de la Reina Madre declinó notablemente.

Fallecimiento


Funeral de Estado de la Reina Madre
La Reina Madre falleció mientras dormía en el Castillo de Windsor a las 15.15 GMT con su hija Isabel a su lado. Desde hacía cuatro meses, padecía una bronquitis producto de un resfriado.
Al momento de su muerte a la edad de 101 años, era el miembro más longevo de la historia de la Familia Real Británica. Este récord fue desplazado el 24 de julio de 2003 por su cuñada, la princesa Alicia, duquesa de Gloucester, quien murió a los 102 años el 29 de octubre de 2004.

Isabel plantó camelias en cada uno de sus jardines y antes de que su ataúd fuera cubierto con la bandera de su estandarte en Windsor para su funeral de Estado en Westminster Hall, un ramo de camelias fueron colocadas en la parte superior del mismo. Más de 200.000 personas presenciaron su funeral en el Palacio de Westminster durante tres días. Los miembros de la Household Cavalry y otras ramas de las fuerzas armadas hicieron guardia en los cuatro extremos del catafalco. En un momento dado, cuatro de sus nietos, el príncipe Carlos, el príncipe Andrés, el príncipe Eduardo y el Vizconde de Linley, montaron guardia a modo de una señal de respeto conocida como la Vigilia de los Príncipes, un honor concedido sólo una vez antes durante el funeral de Estado del rey Jorge V.

En el día de su funeral, el 9 de abril, el Gobernador General de Canadá emitió una proclama en la que pidió a los canadienses honrar su memoria ese día. En Australia, el Gobernador General leyó una nota en un servicio conmemorativo que se llevó a cabo en la Catedral de San Andrés, en Sídney.

Más de un millón de personas en Londres ocuparon la zona externa de la Abadía de Westminster y 37 km. desde el centro de Londres hasta su lugar de descanso final, junto a los restos de su marido y su hija Margarita en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. De acuerdo a sus deseos, la corona que había permanecido encima de su ataúd fue colocada en la Tumba del Soldado Desconocido, un gesto que hizo eco del homenaje que rindió el día de su boda.

Legado

El arquitecto Hugh Casson la definió como una «una ola que choca contra una roca, porque aunque sea dulce, bonita y encantadora, también tiene una veta básica de dureza y tenacidad. [...] cuando una ola se rompe sobre una roca salpica y destella con un brillante juego de espuma y de gotas en el sol, pero por debajo es realmente fuerte, roca dura, fusionada, en su caso, de fuertes principios, coraje físico y sentido del deber».
El actor inglés Peter Ustinov, durante una manifestación de estudiantes en la Universidad de Dundee en 1968, dijo: «Cuando llegamos en solemne procesión, los estudiantes nos arrojaron rollos de papel higiénico. La Reina Madre se detuvo y recogió uno de estos como si alguien lo hubiese extraviado. [Regresándolo a los alumnos dijo:] "¿Es tuyo? ¿Puedes tomarlo?". Y fue su sangre fría y su rechazo absoluto a ser sorprendida, lo que de inmediato silenció a todos los estudiantes. Sabe instintivamente qué hacer en esas ocasiones. No se involucró en el altercado en absoluto, solamente pretendió que lo sucedido fue un descuido por parte de los responsables. La forma en que reaccionó no solo mostró su presencia de ánimo, sino que fue tan encantadora que desarmó así hasta al elemento más rabioso y llevó la paz a las aguas turbulentas».

Era bien conocida por sus ocurrencias mordaces. Cuando oyó que Edwina Mountbatten fue sepultada en el mar, dijo: «A la querida Edwina siempre le gustó salpicar». Acompañada por el escritor gay Sir Noël Coward en una gala, subió una escalera flanqueada por guardias. Cuando se dio cuenta de que los ojos de Coward parpadearon momentáneamente frente a los soldados, le murmuró: «Yo no haría eso si fuera usted, Noël: los cuentan antes de traerlos». Sobre el destino del regalo de un nebuchadnezzar de champán —equivalente a 20 botellas—, aunque su familia no acudió para las fiestas, dijo: «Me lo acabaré yo misma». Su extravagante estilo de vida divertía a los periodistas, sobre todo cuando salió a la luz que tenía un sobregiro de varios millones de libras con el banco Coutts.

Sus hábitos se parodiaban a menudo en la década de 1980, en la serie de televisión Spitting Image, que la mostraba siempre con una copia del Racing Post, un periódico inglés de carreras de caballos. Fue interpretada además por Sylvia Syms en la película The Queen de 2006, que refleja la relación que mantenía la Familia Real con Lady Di y como reaccionó ante su muerte acaecida el 31 de agosto de 1997. Por su parte, Helena Bonham Carter la personificó en el filme El discurso del rey de 2010.
 
La Reina Madre dejó la mayor parte de su herencia a su hija, a excepción de algunos legados a los miembros de su personal. Se estima que su patrimonio rondaba los 50 millones de libras esterlinas —70 millones de dólares— entre pinturas, huevos Fabergé, caballos y joyas. En 1994, ocho años antes de su muerte, presuntamente había establecido varios fideicomisos en beneficio de sus bisnietos. La reina Isabel trasladó varias de las piezas de arte más importantes de su madre a la Royal Collection.

El 24 de febrero de 2009, se dio a conocer una estatua diseñada por Philip Jackson en el Memorial Jorge VI en Londres. La compañía naviera Cunard Line nombró a un barco RMS Queen Elizabeth, a cuya botadura asistió el 27 de septiembre de 1938 y también viajó en él en 1954 con destino a Nueva York.

En marzo de 2011, su gusto musical ecléctico se develó cuando se hicieron públicos detalles de su pequeña colección de discos en el Castillo de Mey. Tenía una predilección por la música ska y los registros incluían a artistas como Montana Slim, Tony Hancock, Edith Piaf, The Goons y Noël Coward. Otras predilecciones musicales comprendían la música folk, reels escoceses y los musicales Oklahoma! y El rey y yo.

Títulos, honores y armas

Títulos

  • 4 agosto 1900 - 16 febrero 1904: La Honorable Elizabeth Bowes-Lyon
  • 16 febrero 1904 - 26 abril 1923: Lady Elizabeth Bowes-Lyon.
  • 26 abril 1923 - 11 diciembre 1936: Su Alteza Real La Duquesa de York, Condesa de Inverness, Baronesa Killarney.
  • 11 diciembre 1936 - 22 octubre 1948: Su Majestad Imperial La Reina, Emperatriz de la India
  • 22 octubre 1948 - 6 febrero 1952: Su Majestad La Reina
  • 6 febrero 1952 - 30 marzo 2002: Su Majestad La Reina Isabel, la Reina Madre.

Honores

Desde 1923 se le otorgaron diversas distinciones, como la Real Orden Familiar, la Real Cruz Roja en 1936, la Legión de Honor en Francia en 1938 o la Orden de la Jarretera en 1936. También recibió la Orden El Sol del Perú en 1960 y más recientemente, la Orden de Nueva Zelanda en 1990 y la de Canadá en 2000. Al momento de su deceso, contaba con más de veinte honores, órdenes, medallas y condecoraciones de muchos países extranjeros, como Rumania, Nepal, el Reino de Yugoslavia y Afganistán.

Armas

El escudo de armas de la Reina Madre está conformado por el Escudo del Reino Unido empalado con las armas de su padre, el conde de Strathmore; este último lleva en el primero y cuarto cuarteles, un león rampante azur en campo de argén, uñado en gules y dentro de un doble orlado flor contra flor; en el segundo y tercer cuarteles tres arcos sobre campo de armiño. El escudo está rematado con la corona imperial y sostenido por el león coronado de Inglaterra y un león oro y faja de gules.



















 
 
La Reina Madre falleció mientras dormía en el Castillo de Windsor a las 15.15 GMT el 30 de marzo de 2002, con su hija Isabel a su lado. Desde hacía cuatro meses, padecía una bronquitis producto de un resfriado. Al momento de su muerte a la edad de 101 años, era el miembro más longevo de la historia de la Familia Real Británica.



Isabel II del Reino Unido

Fuente:

Isabel II del Reino Unido (Elizabeth Alexandra Mary; Londres, 21 de abril de 1926) es la actual monarca británica, y por tanto, reina de dieciséis Estados soberanos conocidos como Reinos de la Mancomunidad de Naciones: el Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Barbados, Bahamas, Granada, Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Tuvalu, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Belice, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nieves. Es la principal figura política de los cincuenta y tres países miembros de la Mancomunidad de Naciones. En su rol específico como monarca del Reino Unido es a su vez la gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra. Su papel político abarca grandes áreas, tiene funciones constitucionales significativas y actúa como foco de la unidad nacional de los británicos y como representante de su nación ante el mundo.
  
Nació en Londres como la hija mayor de los duques de York (más tarde los reyes Jorge VI e Isabel) y fue educada en su casa a cargo de preceptores privados. Su padre ascendió al trono en 1936 tras la abdicación de su hermano Eduardo VIII. Comenzó a llevar a cabo funciones públicas durante la Segunda Guerra Mundial, al servir en el Servicio Territorial Auxiliar, la rama femenina del Ejército Británico de la época. Cuando su padre falleció en 1952, se convirtió en jefa de la Mancomunidad de Naciones y reina de los siete países independientes pertenecientes a la misma: Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Pakistán y Ceilán. La celebración de su coronación en 1953 fue la primera en ser televisada. Entre 1956 y 1992, la mitad de sus reinos, entre ellos Sudáfrica, Pakistán y Ceilán (posteriormente llamado Sri Lanka), obtuvieron su independencia y se convirtieron en repúblicas.

En 1947 contrajo matrimonio con el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, con quien tuvo cuatro hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. En 1992, año que Isabel denominó annus horribilis («año horrible»), Carlos y Andrés se separaron de sus esposas, Ana se divorció y un incendio grave destruyó parte del Castillo de Windsor. Los rumores acerca de la situación matrimonial de Carlos y Diana, princesa de Gales continuaron y ambos se divorciaron en 1996. Al año siguiente, Diana murió en un accidente automovilístico en París y los medios de comunicación criticaron a la familia real por mantenerse en reclusión durante los días previos a su funeral. Es desde 2007 la monarca más longeva en la historia británica al superar a su tatarabuela, la reina Victoria , y es en la actualidad la jefe de Estado más anciana del mundo.

Sus jubileos de plata, oro y diamante fueron celebrados en 1977, 2002 y 2012 respectivamente. En septiembre de 2015, se convirtió en la monarca británica con el mayor período de reinado al superar, por una vez más, a la reina Victoria.

Isabel fue la primera hija del príncipe Alberto, duque de York (más tarde rey Jorge VI) y su esposa Isabel, duquesa de York (más tarde reina Isabel). Su padre era el segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María, y su madre era la hija menor del aristócrata escocés Claude Bowes-Lyon, XIV conde de Strathmore y Kinghorne.
Isabel nació por cesárea a las 2:40 GMT el 21 de abril de 1926 en la casa londinense de su abuelo materno en el número 17 de Bruton Street, Mayfair. Luego, residió brevemente en una vivienda adquirida por sus padres poco después de su nacimiento en el número 145 de Piccadilly en Londres y en la residencia White Lodge en Parque Richmond. El 29 de mayo de 1926, el arzobispo de York, Cosmo Lang, la bautizó bajo la religión anglicana en la capilla privada del Palacio de Buckingham (destruida durante los bombardeos de Londres en la Segunda Guerra Mundial). Fue nombrada «Isabel» en honor a su madre, «Alexandra» por la madre de Jorge V (su bisabuela paterna), que había fallecido seis meses antes, y «Mary» por su abuela paterna.
En la intimidad, era llamada «Lilibet». Jorge V apreció mucho a su nieta y durante su grave enfermedad en 1929, sus visitas periódicas le elevaron el ánimo y le favorecieron en su recuperación, según acreditaron la prensa pública y sus biógrafos posteriores.

La única hermana de Isabel fue la princesa Margarita, nacida en 1930. Ambas fueron educadas en su casa a supervisión de su madre y Marion Crawford, su institutriz llamada informalmente «Crawfie». Las clases se concentraban principalmente en historia, lenguaje, literatura y música. Para consternación de la familia real, Crawford más tarde publicó un libro biográfico sobre los primeros años de Isabel y Margarita titulado The Little Princesses. El libro describe el amor de Isabel por los caballos y los perros, su disciplina y su actitud de responsabilidad. Otros hicieron eco de tales observaciones: Winston Churchill describió a Isabel cuando tenía dos años como «un personaje.

Tiene un aire de autoridad y reflexión sorprendentes para un niño». Su prima Margaret Rhodes la describió como «una niña alegre pero, fundamentalmente, sensible y de buen comportamiento».

Isabel conoció a su futuro esposo, el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, en 1934 y lo volvió a ver en 1937. Después de otra reunión en el Britannia Royal Naval College en julio de 1939, Isabel —de tan solo 13 años— se enamoró de Felipe, hijo de los príncipes Andrés de Grecia y Alicia de Battenberg, y comenzaron a comunicarse por cartas. Se casaron el 20 de noviembre de 1947 en la Abadía de Westminster. Ellos son primos segundos por parte del rey Christian IX de Dinamarca y primos terceros por parte de la reina Victoria. Antes del matrimonio, Felipe renunció a sus títulos griegos y daneses, se convirtió de la ortodoxia griega al anglicanismo y adoptó la denominación de teniente Felipe Mountbatten, tomando el apellido de la familia británica de su madre. Justo antes de la boda, fue designado duque de Edimburgo y recibió el tratamiento de Su Alteza Real.

El matrimonio no estuvo exento de polémicas: Felipe no poseía capacidad financiera, provenía del extranjero (a través de un súbdito británico) y tenía hermanas que se habían casado con nobles alemanes relacionados con los nazis. Marion Crawford escribió: «Algunos de los consejeros del rey no lo creían suficientemente bueno para ella. Era un príncipe sin hogar ni reino...». Si bien la madre de Isabel se opuso inicialmente a la relación, más tarde le dijo al biógrafo Tim Heald que Felipe era un «caballero inglés».

Isabel y Felipe recibieron 2500 regalos de boda provenientes de todo el mundo, aunque Gran Bretaña aún no se había recuperado de la devastación de la guerra. Isabel, incluso, necesitó de cupones de racionamiento para adquirir los materiales para su vestido de casamiento, diseñado por el modisto Norman Hartnell en satén de color marfil y decorado con hilo de plata, bordados de tul y 10 000 perlas blancas importadas directamente de América. Su ramo de orquídeas blancas y de mirto, extraído del arbusto que había plantado la reina Victoria tras su boda, fue depositado en la tumba del soldado desconocido, acto que su madre había realizado también en 1923. Tras la ceremonia religiosa, se ofreció una comida a los invitados en el Palacio de Buckingham.

En la Gran Bretaña de posguerra, no era aceptable que las relaciones alemanas de la familia del duque de Edimburgo fueran invitadas a la boda, incluyéndose a sus tres hermanas. Una de las notables ausencias fue Eduardo, el antiguo rey, que no fue invitado, mientras que su hermana, la princesa María, se ausentó por problemas de salud. Ronald Storrs afirmó que no concurrió en protesta por la exclusión de su hermano.

La ceremonia estuvo oficiada por el arzobispo de Canterbury y el de York. Se contó con la presencia de ocho damas de honor, entre ellas la prima de Isabel, Margaret Rhodes. La boda tuvo más de 2000 invitados y la radio BBC transmitió en vivo la celebración. El primer ministro Winston Churchill definió el festejo como «un toque de color en el duro camino que debemos recorrer». Michael Parker, amigo y secretario privado de Felipe, declaró que «[Felipe] se aburría terriblemente con todas las obligaciones de la realeza, todos esos compromisos formales y apretones de manos... No era lo suyo».

Isabel dio a luz a su primer hijo, el príncipe Carlos, el 14 de noviembre de 1948, menos de un mes después de que Jorge VI emitiera una patente real, la cual permitía a sus hijos utilizar el tratamiento y título de príncipe o princesa. La pareja tuvo una hija en 1950, la princesa Ana.

Después de la boda, la pareja residió en Windlesham Moor cerca del castillo de Windsor, hasta el 4 de julio de 1949 cuando se instalaron en Clarence House, en Londres. Durante repetidas ocasiones entre 1949 y 1951, el duque de Edimburgo fue destinado al protectorado británico de Malta como oficial de la Marina Real. Tanto él como su esposa, vivieron de forma intercalada, durante varios meses, en la aldea maltesa de Gwardamangia, en Villa Gwardamangia y en la casa alquilada del tío de Felipe, lord Mountbatten. Sin embargo, sus hijos permanecieron en el Reino Unido.


 

Felipe de Edimburgo


El príncipe Felipe, duque de Edimburgo, nacido como príncipe Felipe de Grecia y Dinamarc (Corfú, 10 de junio de 1921), es el consorte de la reina Isabel II del Reino Unido. Nació príncipe de Grecia y Dinamarca al ser hijo de Andrés de Grecia y Dinamarca y de Alicia de Battenberg. Ostenta además los títulos de conde de Merioneth, barón Greenwich, caballero de la Orden de la Jarretera, caballero de la Orden del Cardo, gran maestre de la Orden del Imperio Británico y miembro de la Gran Logia Unida de Inglaterra.
                     
En 1947, contrajo matrimonio con la princesa Isabel, hija y heredera del rey Jorge VI del Reino Unido. Antes de su matrimonio, Jorge VI lo nombró duque de Edimburgo, conde de Merioneth y barón Greenwich, otorgándole el tratamiento de Alteza Real. En 1957, Felipe fue nombrado príncipe del Reino Unido por la reina Isabel II.

Aparte de sus deberes reales, el duque de Edimburgo es patrocinador de muchas organizaciones, entre ellas los Premios Duque de Edimburgo y el Fondo Mundial para la Naturaleza. Además es rector de la Universidad de Cambridge y lo fue de la Universidad de Edimburgo (su hija Ana le relevó en este último cargo en 2011). En concreto, se ha dedicado a intentar que la humanidad tome conciencia de su relación con el medio ambiente desde que visitó las islas Sandwich del Sur en 1956. Ha publicado escritos y realizado charlas sobre temas del medio ambiente a lo largo de más de medio siglo.

El duque, quien ha cumplido 95 años mantiene una nutrida agenda protocolaria, aunque ha prometido disminuir sus actividades, ya que según él mismo confirma, comienza a fallarle la memoria. Con motivo de este aniversario, su esposa la reina le concede un título que venía ostentando ella desde 1964 hasta 2011, el de lord gran almirante del Reino Unido, en recompensa a sus seis décadas como consorte junto a ella.

El duque de Edimburgo fue ingresado el viernes 23 de diciembre de 2011 por la tarde de urgencia, tras sentir dolores en el pecho, y tuvo que ser sometido por la noche a una angioplastia para desbloquear una arteria coronaria. La intervención quirúrgica fue un éxito.

Felipe nació el 10 de junio de 1921 en la villa Mon Repos en Corfú, una isla griega del mar Jónico. Su padre fue el príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca, el cuarto hijo del rey Jorge I de Grecia y de la gran duquesa Olga de Rusia (Olga Konstantínova Románova) nieta del Zar Nicolás I de Rusia. Su madre era la princesa Alicia de Battenberg, hija mayor de Luis de Battenberg, primer marqués de Milford Haven y de su esposa, la princesa Victoria de Hesse-Darmstadt, hija mayor del Gran Duque Luis IV de Hesse-Darmstadt y de su primera esposa, la princesa Alicia del Reino Unido (nieta de la Reina Victoria del Reino Unido) y hermana de la última zarina de Rusia Alejandra Fiódorovna Románova.

El príncipe fue bautizado unos días después de su nacimiento en la iglesia de San Jorge, en Corfú. Fue educado en Schloss Salem en Alemania y en Gordonstoun, una escuela situada en el norte de Escocia.

Felipe tuvo cuatro hermanas mayores, cada una de las cuales se casó con un príncipe alemán:
  • Margarita de Grecia y Dinamarca (1905-1981), casada con Godofredo Germán, príncipe de Hohenlohe-Langenburg.
  • Teodora de Grecia y Dinamarca (1906-1969), casada con Bertoldo Federico, margrave de Baden.
  • Cecilia de Grecia y Dinamarca (1911-1937), casada con Jorge Donato, gran duque heredero de Hesse.
  • Sofía de Grecia y Dinamarca (1914-2001), casada primero con el príncipe Cristóbal Ernesto de Hesse-Kassel y después con el príncipe Jorge Guillermo de Hannover.
Tras la primera abolición de la monarquía griega, la familia se exilió en Francia. Cuando Felipe tenía siete años, su familia se mudó al Reino Unido. Fue educado en Inglaterra y Alemania. Asesorado por su tío, lord Louis Mountbatten, solicitó la nacionalidad británica y adoptó el apellido materno (Battenberg -que en alemán significa "de la montaña de Batten"- pero traducido al inglés, Mountbatten) para servir en la Marina Real del Reino Unido, donde alcanzó el grado de teniente, y ascender en su camino al matrimonio.
 
Felipe se graduó de cadete en el Britannia Royal Naval College en 1939, y durante la Segunda Guerra Mundial pelearía en el bando británico mientras que sus cuñados, Cristóbal de Hesse-Kassel y Bertoldo de Badén, lo harían en el bando alemán.
En 1940, fue comisionado guardiamarina y en octubre de ese año era enviado al océano Índico con la Flota del Mediterráneo. Participó en las batallas de Creta y de cabo Capatan, por las que recibió la Cruz Griega del Valor.

En 1939, la Familia Real británica visitó el Britannia Royal Naval College y Felipe se encargó de escoltar a las princesas Isabel y Margarita, quienes eran sus primas lejanas. Después del encuentro, Felipe e Isabel -de trece años- empezaron a comunicarse por cartas hasta que, en 1946, Felipe le pidió a Jorge VI la mano de su hija.

Títulos, tratamientos y condecoraciones

  • 10 de junio de 1921–18 de marzo de 1947: Su Alteza Real el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca.
  • 18 de marzo de 1947–20 de noviembre de 1947: Teniente Felipe Mountbatten.
  • 19 de noviembre–20 de noviembre de 1947: Su Alteza Real sir Felipe Mountbatten.
  • 20 de noviembre de 1947–22 de febrero de 1957: Su Alteza Real el duque de Edimburgo.
  • 22 de febrero de 1957–presente: Su Alteza Real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo.
Sus títulos y tratamientos completos son Su Alteza Real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, conde de Merioneth, barón Greenwich, real caballero de la Nobilísima Orden de la Jarretera, caballero extraordinario de la Antiquísima y Nobilísima Orden del Cardo, miembro de la Orden de Mérito, gran maestre y primer y principal caballero Gran Cruz de la Excelentísima Orden del Imperio Británico, caballero de la Orden de Australia, miembro adicional de la Orden de Nueva Zelanda, compañero extraordinario de la Orden del Servicio de la Reina, real jefe de la Orden de Logohu, compañero extraordinario de la Orden de Canadá, comendador extraordinario de la Orden de Mérito Militar, condecoración de las Fuerzas Canadienses, lord del Honorabilísmo Consejo Privado de Su Majestad, consejero privado del Consejo Privado de la Reina para Canadá, ayudante de campo personal de Su Majestad, lord gran almirante del Reino Unido.

Además de sus títulos y condecoraciones británicas, el duque de Edimburgo posee otras cincuenta condecoraciones de países extranjeros (24 europeas, 11 americanas, 10 asiáticas y 5 africanas) y cincuenta y cuatro cargos militares honoríficos en el Reino Unido y en los países de la Commonwealth.









Margarita del Reino Unido


La princesa Margarita, condesa de Snowdon, (Margarita Rosa Windsor, nacida el 21 de agosto de 1930 – 9 de febrero de 2002) era la hija menor de los reyes Jorge VI e Isabel y hermana de la reina Isabel II.

Nació como Su Alteza Real la princesa Margarita de York el 21 de agosto de 1930 en el Castillo de Glamis en Escocia, que fue el lugar donde vivió su madre durante su infancia y parte de su juventud. Su padre era el príncipe Alberto, duque de York, segundo hijo del rey Jorge V y de la reina María. Su madre era Isabel, duquesa de York (anteriormente lady Elizabeth Bowes-Lyon), la hija del XIV conde de Strathmore y Kinghorne. Como nieta del soberano en línea paterna, Margarita gozaba del tratamiento de Su Alteza Real desde su nacimiento.  

Fue bautizada en la Capilla privada del Palacio de Buckingham el 30 de octubre de 1930 por Cosmo Lang, arzobispo de Canterbury, y sus padrinos fueron su tío Eduardo, príncipe de Gales (el futuro rey Eduardo VIII), la prima de su padre la princesa Ingrid de Suecia, su tía abuela la princesa Victoria, su tía materna lady Rose Leveson-Gower y su tío materno David Bowes-Lyon.

La princesa Margarita fue educada junto con su hermana, la princesa Isabel, por su institutriz, Marion Crawford. En 1936 su tío el rey Eduardo VIII abdicó al trono, y su padre ascendió como Jorge VI. Margarita fue entonces conocida como Su Alteza Real la princesa Margarita. Ella asistió a la coronación de sus padres en 1937. Margarita fue desde este punto, segunda en la línea de sucesión al trono Británico, hasta el nacimiento de su sobrino el príncipe Carlos en 1948.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Margarita permaneció en el Castillo de Windsor, a las afueras de Londres. El 6 de febrero de 1952, su padre murió, convirtiéndose así su hermana mayor en la Reina Isabel II.

Matrimonio y familia

Después de algunos intereses románticos, incluyendo el futuro primer ministro Canadiense John Turner, el 16 de mayo de 1960, Margarita se casó con el fotógrafo Antony Armstrong-Jones, hijo de Ronald Armstrong-Jones y su primera esposa, Anne Messel, en la Abadía de Westminster.
La ceremonia de matrimonio, puede ser considerada como la primera boda real "moderna" gracias a la amplia disponibilidad de la televisión en el Reino Unido.
En 1961, al esposo de la princesa se le otorgó el título de conde de Snowdon; por ello Margarita obtuvo formalmente el título de Su Alteza Real la princesa Margarita, condesa de Snowdon.
Tuvieron dos hijos:
  • David Armstrong-Jones, Vizconde Linley, 1961.
    • Charles Patrick Inigo Armstrong-Jones y Stanhope, 1999.
    • Margarita Elizabeth Rose Alleyne Armstrong-Jones y Stanhope, 2002.
  • Lady Sarah Armstrong-Jones, 1964.
    • Samuel David Benedict Chatto y Armstrong-Jones, 1996.
    • Arthur Robert Nathaniel Chatto y Armstrong-Jones, 1999.

Fallecimiento

La princesa Margarita, condesa de Snowdon, falleció el 9 de febrero de 2002, víctima de un accidente vascular cerebral a los 71 años de edad. Sus funerales coincidieron exactamente con el quincuagésimo aniversario del entierro de su padre el rey Jorge VI, en la misma capilla de San Jorge del castillo de Windsor, el 15 de febrero de 1952. La reina madre Isabel falleció el 30 de marzo de 2002 a causa de una bronquitis que la aquejaba.

Títulos

  • 21 de agosto de 1930 - 11 de diciembre de 1936: Su Alteza Real la princesa Margarita de York.
  • 11 de diciembre de 1936 - 6 de mayo de 1960: Su Alteza Real la princesa Margarita.
  • 6 de octubre de 1961 - 9 de febrero de 2002: Su Alteza Real la princesa Margarita, condesa de Snowdon.

Patronazgo

  • Presidenta del Ballet Real.

Distinciones honoríficas

  • GeorgeVICoronationRibbon.png Medalla de la Coronación de Jorge VI (Reino Unido, 12/05/1937).
  • ImperialOrderCrownIndiaRibbon.gif Dama compañera de la Imperial Orden de la Corona de la India (Imperio Británico, 12/06/1947).
  • NLD Order of the Dutch Lion - Grand Cross BAR.png Dama gran cruz de la Orden del León Holandés (Reino de los Países Bajos, 1948).
  • UK Queen EII Coronation Medal ribbon.svg Medalla Conmemorativa de la Coronación de Isabel II (Reino Unido, 02/06/1953).
  • UK Royal Victorian Order ribbon.svg Dama gran cruz de la Real Orden Victoriana (Reino Unido, 1953).
  • Order of the Brilliant Star of Zanzibar - ribbon bar.gif Dama de primera clase de la Orden de la Estrella Brillante de Zanzíbar (Zanzíbar, 1956).
  • Order of St John (UK) ribbon.png Dama gran cruz de la Venerable Orden de San Juan (Reino Unido, 1956).
  • BEL Kroonorde Grootkruis BAR.svg Dama gran cruz de la Orden de la Corona (Reino de Bélgica, 1960).
  • JPN Hokan-sho 1Class BAR.svg Dama gran cordón de la Orden de la Preciosa Corona (Imperio de Japón, 1971).
  • QEII Silver Jubilee Medal ribbon.png Medalla Conmemorativa del Jubileo de Plata de la Reina Isabel II (Reino Unido, 11/06/1977).
  • Royal Victorian Chain Ribbon.gif Real Cadena Victoriana (Reino Unido, 1990).
  • Royal Family Order of King George V - ribbon bar.png Miembro de la Real Orden Familiar del Rey Jorge V (Reino Unido).
  • FamilyOrderGeorgeVI-ribbon.jpg Miembro de la Real Orden Familiar del Rey Jorge VI (Reino Unido).
  • GBR Family Order Elizabeth II BAR.png Miembro de la Real Orden Familiar de la Reina Isabel II (Reino Unido).

 

Antony Armstrong-Jones


Antony Charles Robert Armstrong-Jones, primer conde de Snowdon GCVO (n. 7 de marzo de 1930 -13 de enero de 2017) es un fotógrafo y cineasta inglés, que estuvo casado con la princesa Margarita, hija menor del rey Jorge VI y hermana menor de la reina Isabel II. Fue creado conde de Snowdon y vizconde Linley de Nymans en el condado de Sussex el 6 de octubre 1961, debido a la preocupación que causaba la perspectiva de que una princesa británica diera a luz a un niño sin título. Desarrolló una reconocida carrera en la fotografía y algunos de sus retratos se encuentran en la colección de la National Portrail Gallery. A pesar de que su carrera puede haber sido opacada por los escándalos, se le considera «uno de los grandes fotógrafos británicos». Se le conoce profesionalmente y se le acredita simplemente como Snowdon.
                     
Fue el único hijo del matrimonio del abogado Ronald Owen Lloyd Armstrong-Jones y su primera esposa, Anne Messel, más tarde condesa de Rosse. Su bisabuelo materno fue el caricaturista de la revista Punch, Linley Sambourne y su tío el diseñador teatral Oliver Messel. Sus padres se separaron cuando aún era niño. Contrajó la polio durante la adolescencia, que le dejó como secuela una pierna más corta. En los seis meses que estuvo recuperándose en el Liverpool Royal Infirmary, las únicas visitas familiares que recibió fueron las de su hermana Susan.

Fue educado en Eton y Cambridge, donde estudió arquitectura. Durante su estancia en Cambridge, fue timonel del bote ganador de la carrera de 1950. Después de dos años de estudios universitarios dejó la escuela y se embarcó en una carrera como fotógrafo de moda, diseño y teatro. Cuando su carrera como retratista comenzó a florecer, se volvió conocido por sus estudios reales, entre los que estaban los retratos oficiales de la reina Isabel II y el duque de Edimburgo en su gira por Canadá de 1957.

En la década de 1960 se convirtió en el asesor artístico de la revista de The Sunday Times, ya para la década de 1970 se había ganado la reputación de ser uno de los fotógrafos más respetados de Gran Bretaña. Aunque su obra abarca desde la fotografía de moda hasta las imágenes documentales de la vida interior de la ciudad y los enfermos mentales, es más conocido por sus retratos de personajes notables del mundo (la National Portrait Gallery cuenta con más de 100 retratos Snowdon en su colección), muchos de ellos publicados en Vogue, Vanity Fair y la revista de The Daily Telegraph.

 Sus temas han incluido Barbara Cartland, Laurence Olivier, Anthony Blunt y J. R. R. Tolkien. En 2000, Snowdon presentó una exposición retrospectiva en la National Portrait Gallery, Photographs by Snowdon: A Retrospective, que más tarde viajó al Yale Center for British Art ubicado en New Haven, Connecticut. Más de 180 de sus fotografías se exhibieron en una exposición que honra lo que los museos llaman «una carrera redonda con bordes afilados».

Codiseñó junto a Frank Newby y Cedric Price, el aviario del Zoológico de Londres. También tuvo un papel importante en el diseño de los arreglos para la investidura de su sobrino el príncipe Carlos como príncipe de Gales en 1969. Según John Walsh escribió en el diario británico The Independent: «Los chismes y escándalos a veces han ocluido el hecho de que Snowdon es uno de los grandes fotógrafos británicos».

Títulos y honores

El 6 de octubre de 1961, Antony Armstrong-Jones fue creado conde de Snowdon y vizconde Linley de Nymans. El 16 de noviembre de 1999, lord Snowdon fue creado barón Armstrong-Jones de Nymans en el condado de West Sussex, un título no heredable y vitalicio de nobleza, para que pudiera mantener su escaño en la Cámara de los Lores, después de que fueron excluidos aquellos que ostentaban un título hereditario.
Fue nombrado caballero gran cruz de la Real Orden Victoriana el 7 de julio de 1969.
Fuente:

Muere el fotógrafo Lord Snowdon, excuñado de la reina Isabel II - Fuente:


























La princesa Margarita, condesa de Snowdon, falleció el 9 de febrero de 2002, víctima de un accidente vascular cerebral a los 71 años de edad. Sus funerales coincidieron exactamente con el quincuagésimo aniversario del entierro de su padre el rey Jorge VI, en la misma capilla de San Jorge del castillo de Windsor, el 15 de febrero de 1952. La reina madre Isabel falleció el 30 de marzo de 2002 a causa de una bronquitis que la aquejaba.












                                                 Funeral Of King George VI (1952)

No hay comentarios:

Publicar un comentario