foto

foto

Translate

domingo, 18 de septiembre de 2016

Alberto I de Bélgica


Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha y Hohenzollern-Sigmaringen (en francés: Albert Léopold Clément Marie Meinrad de Saxe-Cobourg et Gotha) (Bruselas, 8 de abril de 1875 - Marche-les-Dames, Bélgica, 17 de febrero de 1934), tercer rey de los belgas. Hijo de Felipe, conde de Flandes. En 1900 se casó con la duquesa Isabel Gabriela en Baviera (1876-1965) y tuvo con ella tres hijos. Heredó el trono de su tío, Leopoldo II el 17 de diciembre de 1909. Su abuelo, Leopoldo I, había sido el primer rey de los belgas, y su tía, la primera princesa de Bélgica, era la Emperatriz Carlota de México. Jefe supremo del ejército belga, tomó el control personalmente de las tropas de su país al estallar la Primera Guerra Mundial y llegó a estar al frente de las operaciones en la batalla del Yser (Bélgica) que tuvo lugar entre el 16 y el 31 de octubre de 1914.

                                    
Lo casaron el 2 de octubre de 1900 con la duquesa Isabel Gabriela Valeria María en Baviera.
Isabel se llamó Reina Isabel de los Belgas. Hija de Carlos Teodoro, duque de Baviera, y de su esposa, la Infanta María José de Portugal, nació en Possenhofen, Reino de Baviera, el 25 de julio de 1876, y murió el 23 de noviembre de 1965.
  • María José Carlota Sofía Amelia Enriqueta Gabriela, princesa de Bélgica, nació en Ostende el 4 de agosto de 1906. La casaron en Roma, Italia el 8 de enero de 1930 con el príncipe Humberto Nicolás Tomasso Giovanni Maria, príncipe de Piamonte, que nació el 15 de septiembre de 1904, y murió el 18 de marzo de 1983 en Ginebra, Suiza. Él llegó a ser el rey Humberto II de Italia el 9 de mayo de 1946. María José murió el 27 de enero de 2001.

Reinado

Con la muerte de su hermano mayor, el príncipe Balduino en 1891 (soltero de 22 años), Alberto pasó a ser el tercero en la línea directa de sucesión al trono, y convirtiéndose en Conde de Flandes (y presunto heredero al trono belga), tras la muerte de su padre en 1905. Después de la muerte de su tío el rey Leopoldo II de 1909, Alberto lo sucedió al trono.

Al principio de la Primera Guerra Mundial, Alberto resistió al avance alemán y lo sostuvo el tiempo suficiente para que Gran Bretaña y Francia se prepararan para la batalla del Marne (del 6 al 9 de septiembre de 1914). Es famosa su respuesta al pedido del gobierno alemán de permitir el tránsito a sus tropas utilizando el territorio de Bélgica como un "camino hacia el frente", respondiendo Alberto I “regla I de una nación, no a un camino!”. Alberto condujo a su ejército en la batalla del Yser y al final de la guerra nuevamente dentro de su propio territorio. Alberto entró en Bruselas como un héroe en noviembre de 1918.

Luego de la primera guerra mundial, el apellido de la familia fue cambiado en 1920 de llamarse “De Sajonia-Coburgo-Gotha” a “De Bélgica”, y sus títulos Sajones fueron renunciados, debido al fuerte sentimiento anti alemán. Tal como ocurrió en el Reino Unido donde Jorge V cambió su apellido alemán por uno británico.

En 1935, el prominente autor belga Emile Cammaerts publicó una biografía extensamente aclamada de rey Alberto I.

Muerte

Murió a consecuencia de las lesiones sufridas en una caída mientras escalaba una montaña en Marche-les-Dames, las Ardenas, (Bélgica) en 1934. Le sucedió su hijo Leopoldo III. Fue enterrado en el panteón real de la iglesia de Laeken (Bruselas).

Condecoraciones

  • Order of the Golden Fleece Rib.gif Orden del Toisón de Oro
  • Ord.Aquilanera.png Orden del Águila Negra
  • POL Order Orła Białego BAR.svg Orden del Águila Blanca
  • RUS Order św. Anny (baretka).svg Orden de Santa Ana
  • St.AndrewOrder.png Orden de San Andrés
  • 60x15transparent spacer.svg Suprema Orden de la Santísima Anunciación
  • Cavaliere SSML BAR.svg Orden de los Santos Mauricio y Lázaro






Isabel Gabriela de Baviera



Isabel Gabriela de Baviera, Reina consorte de los belgas (Possenhofen, 25 de julio de 1876 - Bruselas, 23 de noviembre de 1965), era hija del Duque Carlos Teodoro en Baviera (1839-1909), miembro de una rama menor de la familia real bávara y hermano de la famosa Sissi; y de la infanta María José de Portugal (1857-1943), hija del destronado Miguel I. Se casó en Múnich el 2 de octubre de 1900 con el Príncipe Alberto de Bélgica, futuro Alberto I de Bélgica.
                                    
Isabel se crio en un ambiente liberal y anticlerical, donde su padre, a quien la guerra de 1870 había hecho despreciar la vida militar, había abandonado el ejército para comenzar estudios de Medicina. Apasionado de la oftalmología, instala una clínica en Possenhofen, que mantiene con su dinero y donde él mismo opera a pacientes, asistido por una enfermera que es su propia mujer. Aquí aprenderá Isabel la profesión de enfermera.

Aunque nacida en Alemania, la reina toma partido por los Aliados y por la independencia de Bélgica desde el inicio de la Primera Guerra Mundial, y dice que entre su familia y ella hay "un telón de hierro que ha caído para siempre". Tras poner a salvo a sus hijos en Inglaterra, vuelve para estar con su marido, compartiendo durante cuatro años su vida espartana y peligrosa en el frente de La Panne.

 La Reina enfermera organiza hospitales de campaña, alienta a los médicos, cura a los heridos cuando hace falta y crea, para elevar la moral de las tropas, la Orquesta Sinfónica del ejército en campaña.
Tras la guerra hace una gran labor con los huérfanos, los heridos, los mutilados, y emprenderá otras tareas que no le impedirán dedicarse al resurgimiento de la vida cultural belga. Ella también era una artista -escultora y violinista de talento-, amante de la música, creará el concurso musical Reina Isabel, de renombre internacional. Todo le apasiona: los viajes, la ciencia, la egiptología (el 13 de febrero de 1923, junto con Lord George Herbert de Carnarvon y Howard Carter entra en la tumba nunca penetrada de Tutankhamón), las obras de Tagore y el yoga, el canto de los pájaros -sobre el que publica una obra científica- y, sobre todo, las relaciones humanas. Sus encuentros con personajes tan dispares como Einstein, Colette, Pau Casals, Romain Rolland, Dom Columba Marmion, Verhaeren, Loti y otros, acabarán por convertirse en amistades con las que mantiene frecuente correspondencia.

Tras la muerte de Leopoldo III y de su nuera, la princesa Astrid de Suecia, la Segunda Guerra Mundial supone una nueva prueba para Isabel, más cuando algunos políticos franceses la acusan de pro-nazi.

Al acabar la guerra, la reina acrecentará sus obras de caridad, sociales y médicas, que recibirán un inmenso apoyo. Pero con el paso de los años, el lado bávaro de Isabel, excéntrico y anticonformista, se acentuará contradiciendo sus causas con sus ideas izquierdistas, sus convicciones pacifistas, sus viajes a la Unión Soviética y China, y su declarada simpatía por Kruchev, Fidel Castro e incluso Lenin. A pesar de ello, su octogésimo cumpleaños es celebrado en medio del regocijo popular.
Isabel murió de un infarto en el castillo de Stuyvenberg, donde vivía desde 1951.
Fue distinguida como Justo entre las naciones.

Distinciones honoríficas

  • Grand Crest Ordre de Leopold.png Dama gran cordón de la Orden de Leopoldo (Reino de Bélgica).
  • Order of Queen Maria Luisa (Spain) - ribbon bar.png Dama de la Orden de las Damas Nobles de la Reina María Luisa (Reino de España).
  • POL Order Orła Białego BAR.svg Dama de la Orden del Águila Blanca (República de Polonia).
  • Golden Rose MNMA Cl2351 n1.jpg Rosa de Oro de la Cristiandad (Ciudad del Vaticano, 1926).









 
 





 


Leopoldo III de Bélgica

Enlace aquí:

Leopoldo de Sajonia-Coburgo-Gotha y Wittelsbach (Léopold Philippe Charles Albert Meinrad Hubertus Marie Miguel de Saxe-Cobourg et Gotha) (Bruselas, 3 de noviembre de 1901 – Woluwe-Saint-Lambert, 25 de septiembre de 1983) fue el cuarto rey de los belgas, entre 1934 y 1951, año en que abdicó en su hijo Balduino I de Bélgica. Su reinado estuvo marcado por la invasión de Bélgica por la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial, a la que Leopoldo apenas ofreció resistencia; la oposición que esto le granjeó en el público sería finalmente causa de su abdicación el 16 de julio de 1951.
                              
Leopoldo nació como príncipe de Sajonia-Coburgo y duque de Sajonia. Se convierte en príncipe heredero en 1909, a la muerte de su tío abuelo Leopoldo II de Bélgica, tomando el título de duque de Brabante en calidad de próximo sucesor del trono belga.

Fue hijo del rey Alberto I y de Isabel Gabriela de Baviera. Fue hermano de María José de Bélgica, quien estuvo casada con Humberto II de Saboya y fue la última reina de Italia. Se enrola en la Primera Guerra Mundial cuando tiene tan solo 14 años, siendo el voluntario más joven del ejército belga, combatiendo contra los alemanes como cabo en el 12° Regimiento belga, mientras su padre dirige al ejército en condición de jefe supremo de las fuerzas armadas.

Al terminar el conflicto estudió en el colegio de Eton en Gran Bretaña, viajando después por el mundo (Estados Unidos, Brasil, Congo, y tras su boda, Ceilán, Indonesia). Es nombrado subteniente del ejército en 1922, tras haber pasado por la escuela militar; y recibe clases de los más grandes: el historiador Henri Pirenne para historia, el barón Mariel-Henri Jaspar y el ingeniero Georges Emile Léonard Theunis para ciencias políticas y el cardenal Mercier para filosofía y religión, así como el escribano Herman Teirlinck.

El 10 de noviembre de 1926 contrae matrimonio con la princesa Astrid de Suecia (1905-1935), quien se convirtió en una princesa sumamente popular entre la población belga debido a su extrema sencillez y carisma personal.

Reinado y Segunda Guerra Mundial

Convertido en rey a la muerte en accidente de su padre el 23 de febrero de 1934, Leopoldo III sufrió al año siguiente un accidente automovilístico en Suiza, falleciendo su esposa en el acto tras apenas dieciocho meses de reinado. La repentina muerte de Astrid de Suecia conmovió a grandes capas de la población belga, debido a la elevada popularidad de la joven reina y su destacado rol en paliar los efectos del Crack del 29 en Bélgica.

De este modo, Leopoldo III comienza un reinado que se presenta difícil a causa de la crisis económica que perjudica a toda Europa tras el Crack del 29, el ascenso de la extrema derecha en la propia Bélgica y las tensiones internacionales generadas por el expansionismo del III Reich.

El 10 de mayo de 1940 la Wehrmacht alemana invadió el territorio de Bélgica, precipitando al país en la Segunda Guerra Mundial. Como jefe supremo del ejército belga, Leopoldo III dirigió las tropas en la resistencia contra la invasión del Tercer Reich, pero capituló tras una breve campaña de 18 días en vista de la superioridad alemana sin obtener suficiente ayuda de Gran Bretaña y Francia (véase Batalla del río Lys). Cuando el gobierno belga presidido por Hubert Pierlot huye de Bruselas, le pide al Rey que marche a Londres para dirigir una resistencia desde el exilio (como ya habían hecho los monarcas de Holanda y Noruega). A pesar de ello, Leopoldo III consulta con juristas belgas y aparentemente se convence de que una rendición sólo le afectaría en su condición de líder supremo del ejército, pero no como jefe del Estado belga. Leopoldo III acepta la rendición el 28 de mayo.

Leopoldo III y su entorno consideran que este acto es un auténtico sacrificio, pues el monarca compartía la suerte de sus soldados y su pueblo, pero la prensa francesa y británica lo tacha de "rey traidor" contra su gobierno. El gobierno belga refugiado en Londres evitó realizar tales calificaciones hacia su Rey, pero se temía que la permanencia de Leopoldo III en territorio bajo ocupación enemiga fuese pretexto para instalar en Bélgica un gobierno con nazis locales, considerando una traición que el monarca aceptase algún día ejercer sus poderes bajo el control de un ocupante extranjero. A la vez el gobierno belga en el exilio quedó debilitado por mantener una opinión diferente a la del Jefe de Estado de Bélgica, prisionero del enemigo.

Apresado prácticamente en arresto domiciliario en el castillo de Laeken, Leopoldo III evitaba tomar iniciativas políticas públicas que pudieran ser consideradas como colaboracionistas. El 19 de noviembre de 1941 se entrevistó con Hitler en Berchtesgaden para discutir la posición de Bélgica después de la guerra y para defender la causa de los prisioneros belgas aún retenidos en Alemania, pero que después será duramente reprochada en vista de que Hitler pretende la nazificación del país y su sujeción absoluta al III Reich, en un proyecto nazi europeo donde no hay espacio para la soberanía nacional belga. Aun así se invoca que la gestión personal del Rey ante Hitler logra la liberación de 50. 000 soldados prisioneros y una mejora en el abastecimiento de alimentos para la población civil belga.

El 7 de septiembre de 1941, Leopoldo III contrajo matrimonio con Lilian Baels (1916-2002), una joven de 24 años hija de un destacado político conservador de Valonia, pero la noticia de esta boda recién se comunicó al público belga el 7 de diciembre. Leopoldo acordó que Lilian Baels no sería proclamada reina de Bélgica, sino Princesa de Rhéty, y los hijos que tuvieran quedaron excluidos de la sucesión de la corona. Se arguyó en defensa del Rey que dicho matrimonio sería postergado hasta la liberación de Bélgica, pero Lilian Baels ya estaba encinta y era preciso adelantar la boda. La popularidad de Leopoldo III se redujo entre la población por el hecho de realizar tan importante acontecimiento en plena ocupación enemiga, con la hija de un político conservador, y por el aún no borrado recuerdo de la difunta reina Astrid.

La opinión pública al inicio de la ocupación tendía a apoyar al Rey frente al gobierno en el exilio, pero la conducta opresiva del III Reich, la explotación económica alemana sobre Bélgica, el fortalecimiento de la Resistencia nativa y los propios acontecimientos de la guerra causaron que tal sentimiento se inviertese grandemente, cuestionándose si Leopoldo III había procedido con acierto al rendirse ante los nazis en vez de dirigir la resistencia desde el exterior, como hacían el rey Haakon VII de Noruega o la reina Guillermina de los Países Bajos.

En junio de 1944, tras el comienzo del desembarco de Normandía el rey Leopoldo y su familia son trasladados por las autoridades nazis a una fortaleza en Alemania por orden expresa de Hitler y de Himmler. Primero fueron recluidos en Sajonia y desde febrero de 1945 en Austria. De este cautiverio lo liberaría el ejército de Estados Unidos en abril de 1945.

Matrimonios y descendencia

Sus hijos son:
Con Astrid de Suecia:
Con Lilian Baels:
Asimismo, en 1940, tuvo una hija ilegítima, Ingebord Verdun, con Liselotte Landbeck, campeona de patinaje artístico austriaca, casada con el también patinador belga Robert Verdun. Liselotte fue contratada por el propio rey Leopoldo para enseñar a patinar a sus tres hijos mayores y, tras el nacimiento de su hija, se divorció mudándose a Suecia y contrayendo otro matrimonio en este país. Esta hija vive en EE.UU. y, hasta los años 90, no supo quién era su verdadero padre, a pesar de que lo sospechaba desde antes.




Astrid de Suecia



Astrid de Suecia (Astrid Sofia Louisa Thyra de Suecia) nació el 17 de noviembre de 1905 en Estocolmo y falleció en Schwyz (Suiza) el 29 de agosto de 1935 a consecuencia de un accidente automovilístico. Fue reina consorte de Leopoldo III de Bélgica (desde 1934). Hija del Príncipe Carlos de Suecia (hijo de Óscar II) y la princesa Ingeborg de Dinamarca (hija de Federico VIII de Dinamarca).
                           
La hija más joven del príncipe Carlos, duque de Västergötland y la Princesa Ingeborg de Dinamarca, Astrid nació el 17 de noviembre de 1905 en el Palacio Arvfurstens de Estocolmo. Sus padrinos fueron el rey Oscar II de Suecia (su abuelo paterno) y el rey Federico VIII de Dinamarca (su abuelo materno). Tenía dos hermanas, Marta y Margarita, y un hermano, Carlos. Su hermana Marta se convirtió en consorte del entonces príncipe heredero de Noruega,, el futuro Olaf V, pero no llegó a convertirse en reina.

Astrid se educó en un ambiente muy liberal. Sus padres querían criar a sus hijos como burgueses, no como miembros de la realeza. Así aprendió a hornear, cocinar y cuidar a los niños. La princesa incluso asistió a un curso de puericultura en la universidad femenina de Uppsala.

Ávida lectora y deportista, Astrid solía ir con sus hermanas a hospitales para visitar a los enfermos. Ella, personalmente, preferiría hablar con los niños enfermos.

Con su belleza y sencillez, Astrid conquista a los belgas. En 1935, en el momento más agudo de la crisis económica organiza una colecta de fondos y de objetos de primera necesidad para un comité de ayuda a los desempleados.

Tras un corto reinado de dieciocho meses, muere la reina de los belgas en un accidente automovilístico, cuando su marido y ella deciden hacer una excursión. Astrid coge un mapa de carreteras y pregunta algo a su marido, que está conduciendo y que se inclina sobre el mapa... En un segundo de distracción, el coche salta por el parapeto que flanquea la carretera, desciende en picado por una pendiente y se estrella contra un árbol, contra el que Astrid se fractura el cráneo al salir despedida del coche. Muere en el acto.
En los funerales, Leopoldo se niega a subir a la carroza, y herido sigue a pie y en solitario el féretro de Astrid hasta la cripta real en Laeken.

Tuvieron tres hijos:

Distinciones honoríficas

  • Grand Crest Ordre de Leopold.png Dama Gran Cordón de la Orden de Leopoldo (Reino de Bélgica).








 
 

Lilian Baels



Lilian Baels (Highbury, Londres, 28 de noviembre de 1916 - Waterloo, 7 de junio de 2002) fue la segunda esposa del Rey Leopoldo III de Bélgica, siendo conocida como Princesa de Réthy.
                   
Mary Lilian Henriette Lucie Josephine Ghislaine Baels nació en Highbury, Londres, hija de Henri Louis Baels (1878-1951), un político conservador belga natural de Ostende y su esposa, Anne Marie de Visscher (1882-1950), los cuales vivían en Gran Bretaña durante la Primera Guerra Mundial.

Lilian tenía siete hermanos: Elza, Susanne, Ludwina, Walter, Hermann, Henry y Lydia Baels.
Lilian se educó en Ostende, Bruselas y Londres. Además, se interesó por el esquí, la natación, el golf, la caza y la literatura.

En 1946, a los 20 años fue presentada al rey Jorge VI y a la reina Isabel en el Palacio de Buckingham.
Desde 1931 Lilian y su familia coincidieron con el rey Leopoldo III en revistas militares y actos públicos hasta que en 1937, el rey, viudo de Astrid de Suecia, comenzó a invitarlos a partidos de golf y fiestas de jardín frecuentados por la familia real.

Al producirse la invasión alemana a Bélgica durante la Segunda Guerra Mundial, Lilian y su madre sirvieron en la Cruz Roja transportando heridos en coche a Brujas. No obstante, tras un accidente en coche de su padre, el gobernador Baels, y el empeoramiento de la situación en Bélgica, su madre las envió a ella y sus hermanas a Francia. Su padre, internado en un hospital de Poitiers, fue acusado de abandonar su cargo y huir a Francia. Sin embargo, en una audiencia con el Rey, el gobernador, acompañado de Lilian, explicó las causas de su salida de Bélgica por lo que se le reivindicó. Al regresar a Francia se ocuparon del cuidado de los refugiados belgas en Anglet, aunque posteriormente el gobernador fue acusado de cooperar con los nazis.

Descendencia

El matrimonio tuvo los siguientes hijos:








Carlos de Bélgica



Carlos de Bélgica, Conde de Flandes, (Bruselas, 10 de octubre de 1903 - Ostende, 1 de junio de 1983). Llamado Carlos Teodoro Enrique Meinrado de Sajonia-Coburgo-Gotha, era el segundo hijo del Rey Alberto I de Bélgica y de la Duquesa Isabel Gabriela de Baviera. Hermano menor de Leopoldo III, fue un héroe de la II Guerra Mundial, además de ser Príncipe Regente de Bélgica entre 1944 y 1950.                

Fue nombrado conde de Flandes en 1910. Permaneció en Inglaterra durante toda la Primera Guerra Mundial. Residió en el castillo Hackwood, la bella propiedad de lord Curzon en Hampshire, hasta que se decidieron a internarle en Wixenford, un centro educativo de renombre ubicado en el condado de Berkshie.

Desde 1917, ingresó en el Royal Naval College de Osbourne; completó su formación para convertirse en un oficial de la Royal Navy en la academia de Dartmouth y, en 1926, consiguió su título de subteniente tras pasar con buenas calificaciones sus exámenes en Greenwich. Esos años de formación británica hicieron del conde de Flandes un notable anglófilo. Siempre fue un anglófilo, lo cual explica su propia posición durante la época de la II Guerra Mundial. Finalmente retorno a Bélgica para continuar su formación en la Real Escuela Militar de Bruselas.

II Guerra Mundial y Regencia

Carlos fue arrestado junto con su hermano Leopoldo tras la capitulación del 28 de mayo de 1940. Era conocido como el General Du Boc durante la Segunda Guerra Mundial con el fin de ocultar su identidad por razones de seguridad, en tanto el gobierno en el exilio trató fallidamente de mantener contacto con Carlos, cuya simpatía por los Aliados era públicamente conocida. Debido a esta consistente posición, el Príncipe fue nombrado Regente de Bélgica cuando la ocupación alemana terminó en 1944. El papel de su hermano Leopoldo III, durante la Segunda Guerra Mundial, así el matrimonio de éste con Lilian Baels fueron las razones para que impidieran el regreso de Leopoldo al trono, por lo cual el gobierno belga prefirió instalar una "Regencia" al mando de Carlos. La Regencia estaba dominada por los acontecimientos derivados de la ocupación alemana y la controversia en torno a Leopoldo III.

Este período tuvo un impacto importante sobre los acontecimientos sucedidos en décadas posteriores pues fueron tomadas importantes decisiones económicas y políticas. Bélgica logró reactivar la economía nacional con la ayuda de Estados Unidos a través del plan Marshall, mientras el sector de la construcción se vio estimulado por las subvenciones del gobierno reparando edificios dañados y construyendo viviendas sociales. El sector financiero fue esterilizado a través de la "Operación Gutt" por el cual los beneficios obtenidos ilegalmente durante la guerra fueron atacados. Las mujeres obtuvieron el derecho a votar en las elecciones parlamentarias de 1948. Durante el "Periodo de la Regencia" se creó el Benelux, Bélgica se convirtió en miembro de la ONU y firmó el tratado de la OTAN. En 1950, la Regencia terminó cuando Leopoldo III pudo volver al trono mediante un plebiscito.

Retiro de la actividad pública y últimos años de vida

El Príncipe Carlos se retiró de la vida pública, fijando su residencia en Ostende, Bélgica y participando en actividades artísticas. Fue Caballero de la Gran Cruz de la Orden de la Torre y la Espada. El Príncipe Carlos de Bélgica murió el 1 de junio de 1983 en Ostende, a los 79 años de edad. Su cuerpo fue sepultado en la Iglesia de Nuestra Señora de Laeken, en Bruselas.

Vida privada y posible matrimonio

Se cree que el Príncipe Carlos, Conde de Flandes, se casó en una ceremonia religiosa en París, Francia, el 14 de septiembre de 1977 con Louise Marie Jacqueline Peyrebrune, matrimonio que siempre ha sido mencionado en todas las ediciones del Almanaque de Gotha.
Fuente:


Se cree que el príncipe Carlos , conde de Flandes se casaron en una ceremonia religiosa en París el 14 de septiembre 1977 Louise Marie Jacqueline Peyrebrune , anteriormente la señora Georges Schaack (nacido el 16 de febrero de 1921, en ​​La Réole), un matrimonio que siempre ha sido mencionado en cada nueva edición del Almanaque de Gotha. However L' Allemagne Dynastique on Volume VII, page 385,
Sin embargo L'Allemagne Dynastique en el Volumen VII, página 385, pone en duda esta afirmación, afirmando en cambio que no sólo realizó un matrimonio civil no ocurre sino también ni uno religioso (que no podría llevarse a cabo antes de que un matrimonio civil de acuerdo con la ley francesa), ni es tal matrimonio religioso inscrito en los registros parroquiales de Saint-Pierre-de-Montrouge, solamente una simple bendición privada ocho meses después de que se registró la muerte de su marido dada por el Padre Marcelino Carrera: "la unión bendición privada delante de Dios Carlos Teodoro Conde de Flandes y Louise Marie Jacqueline Peyrebrune se le dio a San Pedro, en el altar del Sagrado corazón el 14 de septiembre de 1977. el consentimiento mutuo fue recibido por su humilde hermano en Cristo (P. Carrera) en presencia del P. Keller y testigos (condesa Annie Bergeret y de Mme. Marie Jeannette Aurelie Menahes). La declaración también está firmado por los participantes y testigos ".

 Esto fue confirmado por la correspondencia privada de Jacqueline Peyrebrune .
Publicó sus memorias en dos libros: "El amor en la sombra - El jardín secreto del príncipe Carlos de Bélgica" (Ediciones Tarmeye, 1991) y "Carnets Intimes" (Ediciones Tarmeye, 1993).
Fuente:







María José de Bélgica



María José de Bélgica (Ostende, 4 de agosto de 1906 – Ginebra, 27 de enero de 2001) fue Reina consorte de Italia, nacida Princesa de Bélgica, hija del Rey Alberto I de Bélgica y la Duquesa Isabel Gabriela de Baviera y hermana del también Rey Leopoldo III.
                 
En 1930 contrae su matrimonio con el Príncipe heredero de Italia, Humberto (luego Rey de Italia con el nombre de Humberto II) en Roma, tuvo cuatro hijos.
Fue una enérgica opositora del fascism italiano liderado por Benito Mussolini. Por la abdicación de su suegro, el Rey Víctor Manuel III ocurrido en 1946, se convierte en la reina de los italianos junto a su marido Humberto II. Sin embargo su reinado fue efímero puesto que duró sólo 33 días debido al plebiscito en que el pueblo italiano optó por la república que reemplazó a la monarquía por culpa de Víctor Manuel III por su debilidad e ineptitud frente al líder fascista Mussolini, quien abusó de su confianza. Abandonó Italia con la familia real para ir de exilio a Portugal, luego a Suiza. María José fue conocida como la Reina de Mayo, debido a la brevedad de su reinado como consorte.

Poco tiempo antes de su muerte, el parlamento italiano aprobó el decreto en que permite a la última reina regresar definitivamente a Italia, pero ella no aceptó esa invitación formulada por el Primer Ministro de Italia alegando que no ingresaría a ese país si no se cambiaba la ley de la Constitución Política que prohibía el retorno de los varones descendientes del último rey al territorio italiano. Ella aseguraba que sólo podría volver permitiendo también a su único hijo varón Víctor Manuel de Saboya, Príncipe de Nápoles, deseo que no se cumplió ya que María José falleció el 27 de enero de 2001 en Ginebra, Suiza.
Fue sepultada en la Abadía de Sainte-Marie-d'Hautecombe, en la Saboya francesa junto a su esposo, Humberto II.

Distinciones honoríficas

  • Commendatore SSML Regno BAR.svg Comendadora de la Orden de los Santos Mauricio y Lázaro (Reino de Italia).
  • Royal Order of Saints Olga and Sophia ribbon.png Dama Gran Cruz de la Orden de las Santas Olga y Sofía (Reino de Grecia, 13/05/1962).
  • Ordre de la Croix étoilée autro-hongrois.jpg Dama de la Orden de la Cruz Estrellada (Imperio Austrohúngaro).
  • SMOM-gc.svg Dama gran cruz de honor y devoción de la Orden de Malta.
  • Sacro Militare Ordine Costantiniano di San Giorgio.png Dama gran cruz de justicia de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge.

Descendencia

Tuvo 4 hijos:



Humberto II de Italia



Humberto II de Italia (en italiano: Umberto II; Castillo de Racconigi, 15 de septiembre de 1904
- Ginebra, 1983) fue el último rey del Reino de Italia tras la abdicación de su padre Víctor Manuel III, por un período de 33 días, lo que le llevó a ser conocido como el «Rey de mayo» (Re di Maggio).
                  
Nacido Umberto Nicola Tommaso Gennaro Maria di Savoia-Carignano, príncipe di Piemonte, fue el tercero de los hijos del matrimonio habido entre Víctor Manuel III (1869–1947) y Jelena Petrović-Njegoš (1873–1953), hija del rey Nicolás I de Montenegro. Como heredero al trono italiano, utilizó el título de príncipe del Piamonte.

El 19 de noviembre de 1923 fue nombrado caballero de Insigne Orden del Toisón de Oro por el rey Alfonso XIII de España.

En este carácter realizó numerosas giras diplomáticas representando a la Corona Italiana, siendo las más recordada, su viaje a América del Sur en 1924, oportunidad en que visitó Brasil, Argentina y Chile. Allí tuvo recepciones apoteóticas por parte de las colonias de inmigrantes italianos establecidos en las ciudades de San Pablo y Buenos Aires; para luego cruzar la cordillera de los Andes y arribar a Santiago de Chile.
En 1929 sufrió un atentado en Bélgica.
En 1930 contrajo matrimonio con la princesa María José de Bélgica (1906–2001), hija del rey Alberto I.

A raíz de la liberación de Roma por los aliados en 1944 se convirtió en «lugarteniente del Reino de Italia» asumiendo las funciones de jefe de Estado por la situación comprometida en la que se encontraba su padre, dado su papel en el asalto al poder por parte de Benito Mussolini. Finalmente, Víctor Manuel III tuvo que abdicar en favor de su hijo Humberto el 9 de mayo de 1946. Renunció al título de rey de Albania, reclamado por su padre después de la invasión italiana de este país, pidiendo perdón personalmente al rey Zog I por la usurpación de su trono.

Humberto II sólo pudo reinar durante 33 días, hasta el 12 de junio, ya que tuvo que aceptar los resultados del plebiscito celebrado el 2 de junio de 1946 en el que, oficialmente por dos millones de votos, pero bajo sospecha por parte de sectores monárquicos de manipulación del resultado, los italianos optaron por la República como forma de estado. La Santa Sede estaba tan convencida del resultado fraudulento de la consulta que se negó a recibir a los presidentes de la República Italiana durante más de quince años.

Humberto de Saboya partió hacia el exilio y fijó su residencia habitual en Cascais, Portugal, con el nombre de Villa Itálica. Años después, se estableció en Ginebra, Suiza, desde donde solicitó una y otra vez al gobierno italiano que le permitiera regresar a Italia por razones humanitarias. Para ello contó con el apoyo solidario del rey de España, Juan Carlos I, precisamente nacido en Roma. Sin embargo, para que ello fuera posible, se necesitaba una reforma de la constitución de la República, lo que tenía la tenaz oposición, entre otras fuerzas, de la bancada comunista.

Humberto II murió en Suiza el 18 de marzo de 1983 sin ver cumplido su deseo de pisar suelo patrio. Fue sepultado en la Abadía de Sainte-Marie-d'Hautecombe, en la localidad de Saint-Pierre-de-Curtille, Saboya. Su testamento incluía la donación al papa del Santo Sudario de Turín y la petición de ser enterrado con el sello real de los Saboya, petición que se tomó como un signo inequívoco de que consideraba que con él quedaba caducada la dinastía de los monarcas de Italia.









No hay comentarios:

Publicar un comentario