foto

foto

Translate

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Gustavo V de Suecia


Gustavo V (Oscar Gustaf Adolf; palacio de Drottningholm, 16 de junio de 1858-palacio de Drottningholm, 29 de octubre de 1950) fue rey de Suecia desde 1907 hasta su muerte en 1950. Fue el hijo mayor de los reyes Óscar II y Sofía. Se casó el 20 de septiembre de 1881 con la princesa Victoria de Baden.

Gustavo V se convirtió en príncipe heredero de Suecia y Noruega en 1872. Fue rey de Suecia desde 1907 (Noruega se separó en 1905) y sería el último monarca con poder efectivo en el gobierno, cediendo ante los cambios constitucionales que fijaban una monarquía parlamentaria. No obstante, se involucró constantemente en la política interna y externa, confrontándose en más de una ocasión con el gobierno parlamentario, ante el adverso escenario que experimentó Suecia en las dos guerras mundiales. Con 43 años en el poder, su gobierno fue el más largo de un monarca en la historia de Suecia (Magnus Eriksson permaneció 45 años, 12 de los cuales no tomó parte activa en el gobierno, dada su minoría de edad). Era de carácter conservador y mantuvo cierta política de acercamiento diplomático a Alemania y a algunos líderes nazis.
                         
El príncipe Óscar Gustavo Adolfo nació un 16 de junio de 1858 en el palacio de Drottningholm, siendo hijo de los entonces duques de Östergötland los príncipes Óscar y Sofía. Fue bautizado en la iglesia del castillo de Estocolmo el 12 de julio, y le fue otorgado el título de duque de Värmland.

En octubre de 1869 comenzó su educación primaria junto con sus dos hermanos menores en el colegio Beskowska, en Estocolmo. La familia estableció su residencia en el palacio del Príncipe Heredero y los veranos los solía pasar en el castillo Sofiero, en donde se unía el duque Óscar. En sus primeros años, el príncipe Gustavo fue de constitución débil, pero su constante educación física lo convertiría en un hombre alto, esbelto, atlético y longevo.

Príncipe heredero

A partir del 18 de septiembre de 1872, cuando falleció el rey Carlos XV y el duque Óscar se convirtió en el nuevo monarca, Gustavo fue nombrado príncipe heredero de los reinos de Suecia y Noruega. Desde entonces la familia se mudó al Palacio Real de Estocolmo y Gustavo abandonó el colegio de su infancia para llevar una educación particular en el palacio.

En 1877 comenzó su educación superior en la Universidad de Upsala y ese mismo año se encargó por primera vez del gobierno durante un viaje de su padre. En la universidad estudió latín, economía nacional, historia nórdica, historia del arte, derecho procesal y ciencia política. Al mismo tiempo llevaba su educación militar en Suecia y en Noruega. A los diecisiete años era subteniente, y en 1898 alcanzó el rango de general.

Adquirió relevancia internacional cuando en su papel de príncipe heredero organizó la Exposición de Estocolmo de 1897. Participó políticamente en los turbulentos años siguientes: para solucionar el conflicto parlamentario de 1887 entre liberales y conservadores que abarcaba discusiones sobre el derecho al sufragio universal y la tensión de las relaciones con Noruega tras su separación.


Cuatro generaciones Bernadotte: atrás, el príncipe heredero Gustavo (izquierda)
y su hijo el príncipe Gustavo Adolfo (futuro rey Gustavo VI Adolfo);
al centro, el rey Óscar II con el pequeño príncipe Gustavo Adolfo.
El príncipe fue el primer presidente de la Asociación Central Sueca para el fomento del deporte, fundada en 1897 y antecesora de la actual Real Federación Deportiva Sueca. La Asociación organizó los juegos nórdicos por primera vez en 1901 y construyó el Estadio Olímpico de Estocolmo para los Juegos Olímpicos de 1912, el cual sería inaugurado por el propio Gustavo, ya convertido en rey.
Mantuvo una activa vida social y diplomática. Junto con su padre el rey Óscar, se pronunció a favor de la unión y solidaridad entre los reinos nórdicos y jugó un papel importante en el fortalecimiento de relaciones con el Reino Unido.

En 1878 Gustavo inició un viaje al extranjero que duraría un año. En 1879 obtuvo en título de Doctor en Derecho Civil por la Universidad de Oxford y visitó a varias familias reales. En ese viaje conoció a su futura cónyuge Victoria de Baden. La petición de mano y el compromiso matrimonial ocurieron en marzo de 1881.

El 20 de septiembre de 1881 se celebró la boda con la princesa Victoria en la iglesia del castillo de Karlsruhe. Los príncipes herederos tendrían tres hijos:
  1. Gustavo Adolfo (1882-1973), duque de Escania y rey de Suecia.
  2. Guillermo (1884-1965), duque de Södermanland.
  3. Éric (1889-1918), duque de Västmanland.
Los príncipes realizaron varios viajes a partir de 1890, entre ellos uno a Egipto. En 1898 enfermó la princesa Victoria y por motivos de salud tuvo que viajar frecuentemente a Roma.

Rey de Suecia

El 8 de diciembre de 1907 Gustavo V sucedió a su padre como rey de Suecia. Por iniciativa propia decidió que el monarca sueco ya no debía ser coronado. Por ley, el rey estaba impedido para intervenir en política, sin embargo, Gustavo decidió enfrentarse al primer ministro Karl Staff, de formación liberal. El rey se opuso, en concordancia con las clases altas del país y un sector considerable de campesinos, a la política pacifista de Staff que trataba de impedir el armamentismo de Suecia frente a una inevitable guerra en Europa. La marcha campesina de 1914 en favor del rey y el discurso político de Gustavo V en esa ocasión provocó la dimisión de Staff en protesta por la intromisión ilegal del monarca en la vida política.

Primera guerra mundial

El 18 de diciembre de 1914 Gustavo V organizó el encuentro de los tres reinos en Malmö, junto con los demás gobiernos nórdicos, donde se pronunció a favor de la solidaridad nórdica frente a las potencias europeas y de la política de neutralidad en la primera guerra mundial. Así Gustavo V trataba de poner fin a los rumores que hablaban de un acercamiento con Alemania. Entre 1911 y 1914, los reyes Gustavo y Victoria habían apoyado la alianza militar con Alemania.
En los años de la guerra en Europa, Suecia fue sacudida por duros acontecimientos, entre ellos la hambruna en el campo, el brote de una epidemia de gripe española y el hundimiento de un buque sueco a manos de los alemanes en 1916.
En 1918 falleció el hijo menor del rey, el príncipe Erik, víctima de la epidemia.

Período de entreguerras

La salud de la reina Victoria empeoró por ese entonces, y tuvo que permanecer un tiempo más prolongado en el extranjero, y Roma y Baden-Baden se convertirían en su segundo hogar. La reina falleció en Villa Svezia, su casa en Roma el 4 de abril de 1930.

Después de la guerra mundial, Gustavo V se dedicó a su política báltica, que incluía la incorporación de las islas Åland a Suecia. Se opuso en cierta medida a las sanciones económicas que se fijaron a Alemania en el tratado de Versalles, y expresó en más de una ocasión su preocupación por los brotes comunistas en Europa. En el parlamento, la izquierda amenazó con cambios a la constitución y en 1918 el rey tuvo que aceptar el parlamentarismo, que debilitó considerablemente la monarquía sueca.
Al iniciar la década de 1930, Suecia se vio afectada por la crisis económica mundial.

En 1931, Adolf Hitler y Goebbels fueron invitados a exponer conferencias en Estocolmo, invitados por el líder nacionalsocialista sueco Birger Furugård. El permiso fue denegado por el gobierno sueco.
Con la invención de la radio, Gustavo V se convirtió en el primer monarca sueco en hablar directamente a sus súbditos, y de hecho utilizó este medio con frecuencia, como el discurso del 27 de octubre de 1936, el día de los países nórdicos, donde llamó a la unidad entre los escandinavos. En 1937 Adolf Hitler prohibió a los alemanes aceptar los premios Nobel, situación que evidenció las malas relaciones entre ambos países, que Suecia trató de distender dada su inferioridad militar.
 
Tanto el rey como el príncipe heredero participaron en reuniones con líderes de la Alemania nazi. Aunque se ha tratado de vincular estos hechos con presuntas simpatías nazis del rey, otras versiones interponen los motivos diplomáticos. En otros asuntos de política exterior, en los que se involucraba de manera constante, se entrevistó con Hitler en Berlín en 1933, al que le habría demandado suavizar su política persecutoria hacia los judíos. A petición de Franklin Delano Roosevelt, en 1938 participó en negociaciones a fin de asegurar la paz con el gobierno alemán.

Segunda guerra mundial

Al estallar la Segunda guerra mundial en 1939, el 3 de septiembre de ese año el gobierno de Suecia, encabezado por Per Albin Hansson, adoptó formalmente una política de neutralidad, decisión que fue calificada de "sensata" por el ministro alemán del exterior Joachim von Ribbentrop en 1940. El rey Gustavo se alineó a esta decisión, y convocó a los gobiernos de los cuatro estados nórdicos (esta vez incluida Finlandia) a una reunión el 18 de octubre de 1939. En esa reunión, Gustavo convocó a una posición neutral conjunta y a la colaboración económica y humanitaria entre los países nórdicos. Cuando Noruega se vio involucrada en el conflicto, Gustavo V abogó por la ayuda a ese país, en aras del compromiso adquirido en la reunión de 1939. Esta posición puso al rey en una situación de confrontación parcial con el primer ministro.

El rey Gustavo recibió con desagrado la presión que ejerció Alemania sobre el rey Haakon VII de Noruega para que éste abdicara. El mismo año de 1940, el gobierno alemán exigió derecho de libre tránsito de sus tropas por territorio sueco. El 17 de junio, Gustavo V envió un telegrama a Hitler, en el que le demandaba "moderación" en cuanto a las exigencias de dimisión a Haakon VII. El rey apeló a su consanguinidad con la familia real noruega.

De acuerdo al primer ministro Per Albin Hansson, el rey lo presionó para que aceptara el paso de tropas alemanas por el norte de Suecia rumbo a Finlandia e incluso amenazó con deponer la corona si no accedía a las peticiones nazis, pues ello implicaría un conflicto con Alemania. Tanto el rey como el príncipe heredero Gustavo Adolfo se pronunciaron posteriormente a favor del tránsito de tropas aliadas en Suecia, lo que fue rechazado por el gobierno parlamentario. El 8 de julio, el ministro Hansson decidió permitir el tránsito de tropas alemanas, argumentando que el permiso no implicaba la entrada en el conflicto. Sin embargo, esa circunstancia, que trató de mantenerse en secreto, puso en tela de juicio la neutralidad de Suecia en la guerra.

Haciendo uso de su talento diplomático, el rey se ofreció en agosto de 1940 como mediador en posibles negociaciones de paz entre el Reino Unido y Alemania. En su cumpleaños 85, en 1943, ofreció un discurso en que daba su visión acerca de su función en la política; según él, en casos normales un monarca constitucional debía mantenerse neutral en los aspectos políticos, pero en casos especiales, como en una guerra, estaba obligado a ayudar a su país frente a las adversidades.

Posguerra

Después de la guerra, el rey comenzó a viajar constantemente a Niza, en la Riviera francesa, donde permanecía por largos períodos. En 1948 festejó sus 90 años con una grandiosa celebración. En ese tiempo fue evidente la disminución física del monarca, y en la apertura del parlamento de 1950 el trono lució vacío

La mañana del 29 de octubre de 1950, Gustavo V falleció en el palacio de Drottninglhom, a causa de una bronquitis que se complicó. El 9 de septiembre tuvo lugar el entierro en la iglesia de Riddarholmen, en Estocolmo. Culminó así su largo reinado de 43 años.

Vida privada

Fue un secreto oficial que el rey era homosexual y en su vejez no se molestó en ocultarlo. Una supuesta relación homosexual con Kurt Haijby desató el escándalo Haijby, durante el cual se demostró que la corona había pagado grandes sumas de dinero a éste para mantener su silencio, y que se había presionado a Haijby dos veces para dejar el país, a EEUU y a Alemania, y que se le ingresó injustificadamente en un psiquiátrico. El rey no fue consciente probablemente de estos manejos o al menos no estuvo implicado directamente. Pero el escándalo se desató en el comienzo de los años 1950 cuando lo publicó Vilhelm Moberg.

Gustavo V fue un destacado jugador de tenis, deporte donde utilizaba en seudónimo Mr. G. Alcanzó renombre internacional y su nombre fue incluido en el Salón Internacional de la Fama del tenis en 1980. En ese tiempo, el tenis era un deporte de escaso prestigio en Suecia, pero la participación del rey hizo que aumentara su popularidad. Gustavo aprendió el deporte durante una visita a Inglaterra en 1876 y tras su regreso a Suecia fundó el primer club en su país. En sus viajes a la Riviera francesa, fue visto jugando en múltiples ocasiones. Durante la segunda guerra mundial, intercedió ante Hitler para obtener mejor trato hacia los campeones Jean Borotta y Gottfried von Cramm, prisioneros por los alemanes.
Nombrado miembro de la Insigne Orden del Toisón de Oro el 30 de junio de 1881.
Fuente:










Victoria de Baden


Victoria de Baden (Karlsruhe, 7 de agosto de 1862 - Roma, 4 de abril de 1930), reina de Suecia, esposa de Gustavo V. Fue la segunda de los hijos del Gran Duque Federico I de Baden y de la princesa Luisa de Prusia, hija a su vez del káiser Guillermo I de Alemania.

La princesa fue dada en matrimonio por un acuerdo entre las familias reales de Suecia y Baden con el entonces príncipe Gustavo, heredero de Suecia y Noruega. El casamiento se efectuó el 20 de septiembre de 1881 en Karlsruhe. Era bisnieta de los reyes suecos Gustavo IV Adolfo y Federica Dorotea Guillermina. A través de esa misma rama, Victoria descendía del rey Gustavo Vasa.

Victoria llegó a Estocolmo a finales de septiembre de 1881 como princesa heredera de Suecia y Noruega. Estaba orgullosa de su origen alemán y de su educación prusiana; poseía un fuerte temperamento. No faltaron algunas tensiones entre la nueva princesa y la familia real sueca. En la coyuntura donde la monarquía sueca perdía poder político y su cuñado renunciaba a sus derechos dinásticos por casarse con una plebeya, Victoria opinaba que la dignidad real era otorgada por Dios y ningún poder mundano podía arrebatarla o renunciar a ella.
                       
El 8 de diciembre de 1907 falleció su suegro el rey Óscar II y Gustavo y Victoria accedieron al trono sueco (Noruega se había separado en 1905).

La reina Victoria fue impopular entre un importante sector del los suecos, por su abierta política a favor de Alemania, sobre todo durante la Primera Guerra Mundial. Se habló de que la reina ejercía una fuerte influencia en la política exterior de su marido, y que sus pretensiones eran promover una eventual alianza militar entre Suecia y Alemania. Realizó viajes a su tierra natal en plena guerra, lo que fue criticado por la prensa de Suecia, argumentando que la reina se sentía más alemana que sueca. Tras la revolución de 1918, Victoria abandonó Alemania.
 
Sin embargo, se le reconoce la fortaleza de su personalidad, que le permitió soportar las más adversas situaciones. Su salud se hallaba quebrantada desde su juventud, en parte por un deficiente tratamiento médico que había recibido en ese tiempo. Padecía de bronquitis, y el clima frío de Suecia la obligaba a realizar continuos viajes a Italia, que sin embargo tuvo que suspender en más de una ocasión para cumplir con sus compromisos institucionales. Sus embarazos fueron de alto riesgo, y durante ellos fue sometida a tratamientos con medicamentos bastante perniciosos, como el mercurio. Su hijo menor, el príncipe Éric, sufrió una débil salud durante toda su vida, quizás debido al tratamiento que su madre recibió durante el embarazo, y falleció de gripe española en edad temprana en 1918.

Era una mujer con un gran talento artístico, aficionada a la pintura, a la fotografía y al piano. Durante sus viajes a Egipto y a Italia, produjo una extensa obra pictórica y fotográfica. Su trabajo fotográfico fue de gran calidad, y experimentó todas las técnicas de su tiempo. Desde su infancia tuvo una excelente educación musical, y fue una gran pianista; interpretaba completa El Anillo del Nibelungo de Richard Wagner sin necesidad de leer las notas.

También dedicó una parte de su vida a obras de beneficencia en Suecia, Alemania e Italia.
Además de Roma, vivió en Baden-Baden y Mainau. A finales de la década de 1920 su salud empeoró y tuvo que permanecer en Italia todo el tiempo. La última vez que estuvo en Suecia fue con motivo del 70 aniversario de su esposo en 1928.
Falleció dos años después, en Villa Svezia (Villa Suecia), su hogar en Roma, el 4 de abril de 1930, a la edad de 67 años.

Distinciones honoríficas

  • Seraphimerorden ribbon.svg Dama de la Orden de los Serafines (28/04/1908).
  • Order of Queen Maria Luisa (Spain) - ribbon bar.png Dama de la Orden de las Damas Nobles de la Reina María Luisa.




 





 


Gustavo VI Adolfo de Suecia


Gustavo VI Adolfo (Oskar Fredrik Wilhelm Olaf Gustaf Adolf; Estocolmo, 11 de noviembre de 1882 - Helsingborg, 15 de septiembre de 1973) fue rey de Suecia desde 1950 hasta 1973. Hijo mayor de Gustavo V y de Victoria de Baden. Se casó en 1905 con Margarita de Connaught y en 1923 con Luisa Mountbatten.

Gustavo VI Adolfo se convirtió en rey en una época donde la institución monárquica había perdido casi todo papel en la vida política de Suecia. Fue su popularidad lo que permitió que la monarquía se mantuviese como una forma de representación histórica y cultural.
                    
Gustavo Adolfo nació el 11 de noviembre de 1882, hijo de Gustavo y Victoria, entonces príncipes herederos de Suecia y Noruega. A su nacimiento se le otorgó el título de duque de Escania. Parte de su infancia la pasaba en el castillo de la isla de Mainau, la residencia de sus abuelos maternos en Alemania, o en la residencia de su abuela paterna, la reina Sofía, en el Palacio de Ulriksdal.

En 1902 ingresó a sus estudios superiores en la Universidad de Upsala, donde además de los estudios que recibía típicamente un príncipe -historia, economía, arte—, se interesó de manera especial en la arqueología. En los tiempos de la universidad, el príncipe participó en el descubrimiento de un yacimiento arqueológico de la edad de bronce, cercano a Upsala, hoy resguardado por el Museo Histórico Nacional de Suecia.

A principios de 1905, Gustavo Adolfo se encontraba en El Cairo, donde conoció a Margarita de Connaught, la hija mayor del duque de Connaugth, en ocasión de la celebración del aniversario del jedive Abbas de Egipto. Cuatro semanas después se comprometió con Margarita y en junio del mismo año la pareja se casó en el Castillo de Windsor. Como regalo de bodas, los príncipes recibieron el Castillo de Sofiero de manos del rey Óscar II de Suecia. Del matrimonio nacieron cinco hijos.

El 31 de enero de 1910, siendo Duque de Escania, fue nombrado caballero de la Insigne Orden del Toisón de Oro por el rey Alfonso XIII de España.

La princesa Margarita enfermó y falleció en el verano de 1920. En los años de su viudez, el príncipe Gustavo Adolfo emprendió varios viajes al extranjero. En 1923, en Inglaterra, conoció a la que sería su segunda esposa, Luisa Mountbatten, hija del marqués de Milford Haven y bisnieta de la reina Victoria del Reino Unido. Con Luisa se comprometió el 1 de julio de 1923 y contrajo matrimonio el 3 de noviembre del mismo año en Londres.

Reinado

Después de la muerte del rey Gustavo V el 29 de octubre de 1950, Gustavo Adolfo adquirió el título de monarca de Suecia. Fue el primer rey sueco desde la llamada Era de la Libertad (1719-1772) sin poder político.

Gustavo VI Adolfo gozó de buena reputación durante su reinado. Era un hombre sencillo que rechazaba la solemnidad y le gustaba pasear por las calles como cualquier ciudadano, además de sus inclinaciones culturales muy claras. Su popularidad hizo que la opinión pública se inclinara por mantener la monarquía en Suecia, aunque de modo nominal. La nueva constitución, sin embargo, no vería la luz sino hasta 1975, después de la muerte del monarca, cuando se le retiraron a la institución monárquica la mayor parte de sus poderes en el marco del estado democrático.

Gustavo VI Adolfo fue conocido por ser un entusiasta aficionado en diversos campos del conocimiento. Viajaba regularmente a Italia para tomar parte en excavaciones de investigación arqueológica. También participó en expediciones a Grecia y China. Fue aceptado como miembro honorífico de la Academia Británica en 1953. Realizó un viaje diplomático a Estados Unidos en 1927. Visitó a los residentes suecos en Estonia en 1931. Fue presidente de la Real Federación Deportiva Sueca y fundó en Instituto Sueco en Roma. Durante su reinado se efectuó la recuperación del navío de guerra Vasa, en el cual mostró un gran interés.

En 1972 vio convertirse en reina de Dinamarca a su nieta Margarita II. Cuando contaba con 90 años, el rey enfermó seriamente en agosto de 1973. Su salud se encontraba bastante minada como resultado de varias afecciones: neumonía, úlcera gástrica, fibrilación auricular e insuficiencia renal.
Falleció el 15 de septiembre de 1973 en el hospital de Helsingborg, rodeado de sus familiares más cercanos. La fecha de fallecimiento del rey coincidió con una época turbulenta en Suecia, en la que se incluye el robo de Norrmalmstorg y el fin de las campañas políticas rumbo a las elecciones parlamentarias. Fue sucedido por su nieto de 27 años, el príncipe Carlos XVI Gustavo.

Intereses

Desde su adolescencia Gustavo Adolfo participó en investigaciones arqueológicas. Ya en la edad adulta, la arqueología sería la disciplina donde destacaría de modo más evidente. Participó en expediciones arqueológicas en Suecia, Egipto, Italia, Grecia y China. De manera autodidacta, fue un gran estudiante de historia, arte chino y arquitectura. Otros intereses eran la botánica y la jardinería. En el palacio Sofiero, su residencia de verano, cultivó flores del género Rhododendron, de las que sería un gran coleccionista. Le gustaba la vida al aire libre, practicaba tenis y golf, y tuvo una cabaña en Laponia donde practicaba la pesca.

Familia

De su matrimonio en 1905 con Margarita de Connaught nacieron cinco hijos:
  1. Gustavo Adolfo (1906-1947), duque de Västerbotten.
  2. Sigvard (1907-2002), duque de Uppland hasta 1934; conde Bernadotte de Wisborg a partir de 1950.
  3. Ingrid (1910-2000), reina de Dinamarca desde 1947, consorte de Federico IX.
  4. Bertil (1912-1997), duque de Halland.
  5. Carlos Juan (1916-2012), duque de Dalecarlia hasta 1946; conde Bernadotte de Wisborg desde 1951 hasta 2012.
Casado por segunda ocasión, esta vez con Luisa Mountbatten en 1923 quien se convirtió en reina consorte. La pareja no tuvo hijos.
De Gustavo VI Adolfo descienden el rey Carlos XVI Gustavo, hijo del príncipe Gustavo Adolfo —fallecido trágicamente en 1947— y la reina Margarita II de Dinamarca, hija de la princesa Ingrid.




Margarita de Connaught


Margarita de Connaught (Margaret Victoria Charlotte Augusta Norah; Bagshot Park, Inglaterra, 15 de enero de 1882 - Estocolmo, 1 de mayo de 1920) fue princesa heredera de Suecia y duquesa de Escania como primera esposa del futuro rey Gustavo VI Adolfo.

Era la hija mayor de príncipe Arturo, duque de Connaught y Strathearn, tercer hijo de la reina Victoria del Reino Unido; y de la princesa Luisa Margarita de Prusia. Apodada Daisy en el entorno familiar y conocido en Suecia como Margareta, falleció antes de la subida al trono de su marido.
Margarita era la abuela del rey Carlos XVI Gustavo de Suecia, la reina Margarita II de Dinamarca y de la reina Ana María de los helenos.
                  
La princesa nació en Bagshot Park, como hija de del Príncipe Arturo, Duque de Connaught y Strathearn y de la princesa Luisa Margarita de Prusia. Era nieta de la reina Victoria I del Reino Unido y sobrina nieta del káiser Guillermo I de Alemania.
Fue bautizada en la capilla privada del Castillo de Windsor el 11 de marzo de 1882 y sus padrinos fueron la reina Victoria, el káiser Guillermo I de Alemania, la princesa Victoria, el príncipe de Gales, y sus abuelos maternos, el príncipe Federico Carlos de Prusia y la princesa María Ana de Anhalt-Dessau.

Fue conocida en la familia real británica como Su Alteza Real la Princesa Margarita de Connaught y era llamada popularmente Daisy.

En 1905, junto a su hermana Patricia de Connaught, inició un viaje por Portugal, donde fueron pretendidas por Luis Felipe y Manuel de Braganza; España, donde hubo expectativas de su hermana con Alfonso XIII; Egipto; y Sudán. En El Cairo, conoció al entonces príncipe de Suecia Gustavo Adolfo (futuro Gustavo VI Adolfo de Suecia). Después de unos meses de noviazgo, la boda se celebró en junio en el Castillo de Windsor, en Berkshire. Margarita fue a partir de entonces duquesa de Scania.

Los príncipes recibieron el Castillo de Sofiero como regalo de bodas. Margarita, amante de la jardinería, se encargó de transformar y cuidar con esmero los jardines del palacio. Era también una apasionada del arte, y practicaba la pintura y la fotografía.

En 1920, cuando la princesa estaba embarazada de su sexto hijo, adquirió una infección maligna tras ser operada del maxilar, y repentinamente falleció, el 1 de mayo de 1920, un acontecimiento que conmocionó a Suecia. Margarita tenía 38 años.

Los funerales se realizaron en la Catedral de Estocolmo, pero en 1922 sus restos fueron trasladados al cementerio real de Haga, en las afueras de Estocolmo, el sitio que ella y Gustavo Adolfo habían elegido para ser sepultados. Margarita fue la primera en ser enterrada allí.

Títulos, tratamientos y distinciones

  • 15 de enero de 1882 – 15 de junio de 1905: Su Alteza Real la princesa Margarita de Connaught
  • 15 de junio de 1905 – 8 de diciembre de 1907: Su Alteza Real la duquesa de Escania
  • 8 de diciembre de 1907 – 1 de mayo de 1920: Su Alteza Real la Princesa Heredera de Suecia, duquesa de Escania







 
 

Casado por segunda ocasión, esta vez con Luisa Mountbatten en 1923 quien se convirtió en reina consorte. La pareja no tuvo hijos.

Luisa Mountbatten


Luisa Mountbatten (Louise Alexandra Marie Irene Mountbatten; Heiligenberg, 13 de julio de 1889 - Estocolmo, 7 de marzo de 1965) fue esposa del rey Gustavo VI Adolfo y por lo tanto reina consorte de Suecia desde 1950 hasta su muerte en 1965. Fue princesa de Battenberg, hija del príncipe Luis de Battenberg y de su esposa, la princesa Victoria de Hesse-Darmstadt. Era bisnieta de la reina Victoria del Reino Unido.
                          
Luisa creció en Inglaterra. En su infancia y juventud fue llamada "Su Alteza Serenísima Princesa Luisa de Battenberg". Su padre, marqués de Milford Haven, renunció a sus títulos alemanes en 1917 y cambió el nombre de la familia de Battenberg a Mountbatten (una traducción literal al inglés), una rama de la Casa de Windsor (anteriormente Sajonia-Coburgo-Gotha). El título que la princesa empleaba públicamente era Lady Luisa Mountbatten. Era hermana de la princesa Alicia de Battenberg, princesa de Grecia y madre del príncipe Felipe de Edimburgo.

En 1914, Luisa y su madre iniciaron un viaje a Rusia en el que visitaron a la familia imperial; sin embargo, al estallar la Primera Guerra Mundial su padre les pidió que regresaran y su madre dejó sus joyas en custodia de la emperatriz. Durante la guerra Luisa participó en labores de enfermería en Francia entre 1915 y 1917, en el Hospital Inglés de Nevers. Por esa labor recibió la condecoración militar de la Real Cruz Roja.

En 1909 recibió una propuesta de matrimonio del rey Manuel II de Portugal, y, a pesar de la aprobación su tío Eduardo VII, lo rechazó. Ese mismo año se comprometió secretamente con el príncipe Cristóbal de Grecia, pero ambos rompieron el compromiso por razones financieras. Diez años después Cristóbal se casó con una rica viuda norteamericana (Anastasia de Grecia) y en 1929 con la princesa Francisca de Orleans.

Durante la guerra Luisa se volvió a comprometer secretamente, esta vez con Alexander Stuart-Hill, un artista afincado en París. Tras comunicárselo a sus padres la pareja decidió casarse después de la guerra, pero el padre de Luisa le explicó de las tendencias homosexuales del artista por lo que el futuro matrimonio se hizo imposible.

En 1923, el príncipe heredero Gustavo Adolfo de Suecia, viudo de su tía Margarita de Connaught, realizó una visita a Londres en la que se enamoró de Luisa. A pesar de que Luisa alguna vez dijo que nunca se casaría con un rey o un viudo aceptó comprometerse. Sin embargo, la Ley de Sucesión sueca estipulaba que si un príncipe sueco se casaba con o sin el conocimiento y consentimiento del rey con una plebeya sueca o la hija de un plebeyo extranjero perdía su derecho a la Corona. Al hacerse público el compromiso se inició el debate sobre si Luisa era constitucionalmente elegible para convertirse en la futura reina de Suecia por lo que el Ministerio de Relaciones Exteriores sueco declaró que su padre "no pertenecía a una familia soberana o a una familia que, de acuerdo a la práctica internacional, no sería igual a la otra" y anunció que el gobierno sueco había pedido una explicación al gobierno británico sobre la "posición de Lady Luisa Mountbatten". Posteriormente, el ministerio sueco anunció que tras investigaciones de determinó que el compromiso estaba en cumplimiento de las leyes de sucesión.

El 27 de octubre de 1923, los embajadores británico y sueco firmaron el "Tratado entre Gran Bretaña y Suecia sobre el matrimonio de Lady Luisa Mountbatten con Su Alteza Real el príncipe Gustavo Adolfo, príncipe heredero de Suecia" que estipulaban que el matrimonio se celebraría en Londres debidamente legalizado, que los arreglos financieros de la pareja se expresarían en un contrato matrimonial y que las ratificaciones de los dos países se intercambiarían en Estocolmo.

El 3 de noviembre de 1923 en el Palacio de St. James se casó con el príncipe heredero de Suecia, Gustavo Adolfo, duque de Escania (futuro Gustavo VI Adolfo).

Durante la Guerra de Invierno en Finlandia, varios niños finlandeses llegaron a Suecia en busca de refugio. Luisa arregló el Palacio de Ulriksdal para que sirviese como casa de algunos niños. Ahí la princesa en persona convivió con los niños y participó en los juegos infantiles. Después de la guerra y el regreso de los niños a su patria, la reina mantuvo contacto con varios de ellos e inclusive los visitó en Helsinki.

El matrimonio no pudo tener hijos. La única hija que tuvo la reina murió al nacer. Luisa amaba a los niños, y fue muy cariñosa con los nietos de su esposo. Mantuvo una muy buena relación con sus hijastros, en especial con la princesa Ingrid y el príncipe Carlos Juan.

La reina Luisa fue muy popular entre los ciudadanos suecos por su carácter sencillo y su sentido del humor. Tenía ciertas costumbres excéntricas, como llevar a sus perros escondidos en su ropa cuando viajaba al extranjero, lo que provocaba problemas en la revisión. Era muy nerviosa, y atravesaba las calles con tal descuido, que una vez estuvo a punto de ser atropellada por un autobús en Londres. Ella misma decía que cargaba en su bolso de mano una tarjeta con la leyenda "Soy la reina de Suecia", para que en el caso de tener un accidente supieran quién era.

Al igual que su marido, la reina pasaba por las calles de Estocolmo y realizaba compras repentinas en el barrio antiguo de la ciudad, codeándose con los ciudadanos. Ella y el rey salían del Palacio Real a recorrer las calles, sin la presencia de ningún guardaespaldas o alguna persona de la corte.
Falleció en Estocolmo en 1965. Su cuerpo se halla sepultado junto al de su marido en el cementerio real de Haga, en las afueras de la capital de Suecia.

Títulos y tratamientos

  • 13 de Julio de 1889 – 14 de Julio de 1917: Su Alteza Serenísima la princesa Luisa de Battenberg
  • 14 de Julio de 1917 – 7 de Noviembre de 1917: Señorita Luisa Mountbatten
  • 7 de Noviembre de 1917 – 3 de Noviembre de 1923: Lady Luisa Mountbatten
  • 3 de Noviembre de 1923 – 29 de Octubre de 1950: Su Alteza Real la princesa heredera de Suecia, duquesa de Escania
  • 29 de Octubre de 1950 – 7 de Marzo de 1965: Su Majestad la reina de Suecia

Distinciones honoríficas

Distinciones honoríficas suecas

  • Seraphimerorden ribbon.svg Dama de la Orden de los Serafines (29/10/1950).
  • SWE Royal Order of the Sword - Commander Grand Cross BAR.png Comandante gran cruz de la Orden de la Espada.
  • SWE Royal Order of the Polar Star (1748-1975) - Commander Grand Cross BAR.png Comandante gran cruz de la Orden de la Estrella Polar.

Distinciones honoríficas extranjeras

  • AUT Honour for Services to the Republic of Austria - 1st Class BAR.png Gran estrella de la Orden al Mérito de la República de Austria (República de Austria, 1960).
  • Royal Red Cross (UK) ribbon.png Dama de la Real Cruz Roja (Reino Unido).
  • Ruban de la Médaille de la Reconnaissance française 1stClass.png Medalla de Oro del Reconocimiento (República Francesa).







Guillermo de Suecia


Guillermo de Suecia (Carl Wilhelm Ludvig) (Palacio de Tullgarn, 17 de junio de 1884 - Castillo de Stenhammer, 5 de junio de 1965), príncipe de Suecia y Noruega, duque de Södermanland. Era el segundo de los hijos de Gustavo V y de Victoria de Baden.
                             
En su juventud, recibió instrucción dentro de la armada sueca. Heredó de sus padres el gusto por los viajes y trabajaría durante su vida adulta en numerosas expediciones científicas, etnográficas, arqueológicas y de caza. Visitó Siam, África y Centroamérica. Colaboró en numerosos filmes documentales y cultivó poemas, novelas y relatos de sus viajes.

Se casó el 3 de mayo de 1908 en San Petersburgo con la Gran Duquesa María Pávlovna de Rusia, con la que tendría un solo hijo, Lennart. El matrimonio no funcionó, y se disolvió en 1914.

Viviría hasta su muerte en el Castillo de Stenhammar, en la ciudad de Flen. Durante casi treinta años vivió en unión libre con la francesa Jeanne Leocadie Tramcourt, divorciada del escultor Christian Eriksson. Ella fallecería trágicamente en un accidente automovilístico en 1952.




María Pávlovna Románova


María Pávlovna, conocida como "María Pávlovna la Joven" (en ruso, Мария Павловна) (San Petersburgo, Rusia, 18 de abril de 1890 - Mainau, Alemania, 13 de diciembre de 1958), fue Gran Duquesa de Rusia, hija del Gran Duque Pablo Aleksándrovich de Rusia y de su primera esposa la Gran Duquesa Alejandra Georgievna, nacida princesa de Grecia. Fue también princesa de Suecia, por su matrimonio con el príncipe Guillermo de Suecia. Ella por lo general fue llamada Marie, la versión francesa de su nombre.
                 
La madre de María murió poco después de dar a luz al hermano de María, el gran duque Dmitri Pávlovich Románov, cuando la pequeña María aún no tenía dos años de edad. Su padre estaba afligido en el funeral y tuvo que ser contenido por su hermano, el Gran Duque Sergio Aleksándrovich Románov, cuando la tapa del ataúd de Alejandra se cerró. Sergio dio al prematuro Dimitri los baños prescritos por los médicos, lo envolvió en algodón y lo mantuvo en una cuna llena de botellas de agua caliente para mantener la temperatura regulada.Estoy disfrutando elevar a Dimitri,escribió Sergio en su diario. La pequeña María tocó a Sergio en el hombro y lo llamó tío lindo en inglés. Ella es tan linda, escribió Sergio. Después de que Pablo se recuperó, alejó a los dos hijos de él, pero pasaron las Navidades y más tarde algunos días de vacaciones de verano con sus hijos, Sergio y su esposa la gran duquesa Isabel Fiódorovna.

Hasta que tenía seis años, María no hablaba una palabra en ruso porque todas sus institutrices hablaban inglés. Más tarde tuvo otra institutriz, mademoiselle Hélène que le enseñó francés y permaneció con ella hasta su matrimonio.

En 1902 su padre se casó con Olga Valerianovna Paléi, como el matrimonio fue desaprobado por Nicolás II, fue exiliado. María y Dimitri estaban molestos por la pérdida de su padre y escribieron a la emperatriz María Fiódorovna Románova una carta pidiéndole que persuadiera al zar Nicolás II de revertir su decisión. Estamos tan triste y tan afligidos de que nuestro querido Papá no pueda volver, María de doce años de edad y Dimitri de once años, escribieron a la emperatriz viuda.
 María y Dimitri fueron puestos bajo la custodia de Sergio e Isabel. Hacia Dimitri y hacia mi el mostró una sensibilidad casi femenina, escribió María en sus memorias. A pesar de que se nos exigía, como en toda su casa o siguiente, exacta e inmediata obediencia... En su manera él nos amó profundamente. Le gustaba tenernos cerca de él, y nos dio una buena parte de su tiempo. Pero siempre estaba celoso de nosotros. Si hubiera sabido todo el rigor de nuestra devoción a nuestro padre le habría enloquecido . María tenía una relación algo tensa con su tía, que era la única madre que había conocido realmente. María escribió en sus memorias que su tía era un poco fría con ella durante su infancia. La adolescente María estaba llena de vida y muy alegre, dijo la hermana de su madre, la Gran Duquesa María Georgievna de Rusia, pero tiende a ser obstinada y egoísta, y bastante difícil de tratar.

Asesinato de su tío

En 1905 su tío Sergio fue asesinado por una bomba durante la Revolución de 1905. El atacante se había abstenido de un ataque anterior porque vio que la Gran Duquesa Isabel, junto con María de quince años de edad y su hermano menor Dimitri estaban en el carro y no quería matar a mujeres y niños. Un segundo ataque unos días más tarde logró matar a Sergio. Isabel y los adolescentes, al oír la bomba, salieron corriendo y vieron el cuerpo destrozado de Sergio en la nieve. María describió la escena más tarde en sus memorias:
Mi tía estaba de rodillas junto a la cama. Su brillante vestido brilló grotescamente en medio de las prendas humildes que la rodeaban. No me atreví a mirarla. Su rostro estaba pálido, sus facciones terribles en su rigidez afectada. No lloró, pero la expresión de sus ojos causaron una impresión en mí que nunca olvidaré mientras viva. Apoyada en el brazo del gobernador de la ciudad, mi tía se acercó a la puerta lentamente, y cuando ella nos percibió estiró los brazos hacia nosotros. Nos encontramos con ella. Él los amó, los amó, repetía sin cesar, al presionar nuestras cabezas contra ella. Me di cuenta de que bajo el brazo derecho, la manga de su vestido azul jovial estaba manchada de sangre. Había sangre en la mano, también, y debajo de las uñas de los dedos, en la que se aferró con fuerza las medallas que mi tío siempre llevaba en una cadena en el cuello.
Después del asesinato, los dos niños estaban emocionalmente perturbados, sobre todo Dimitri. Dimitri estaba aterrorizado de ser enviado a vivir con su padre, escribió Isabel. Dmitri simplemente sollozaba y se aferraba a mí, escribió. Su intenso miedo era la idea de tener que dejarme. Decidió que debe velar por mí pues su tío no lo hará más y se aferró a mí hasta el punto de que la llegada de su padre era una angustia más que un placer, el miedo intenso que se lo llevaría. Isabel habló con los niños y admitió que había sido injusta con ellos. El zar hizo a Isabel su tutora y le dio a Pablo el derecho de visitar Rusia de vez en cuando, a pesar de no vivir allí. Pablo no quería alejar a los niños de Isabel, de acuerdo con el diario del Gran Duque Constantino Konstantinovich de Rusia.

Matrimonio y descendencia

Casó en primeras nupcias en San Petersburgo en 1908 con el Príncipe Guillermo de Suecia (1884-1965), al que dio un hijo, el príncipe Lennart de Suecia, nacido en 1910, pero la unión fracasó y terminó siendo anulada por la Iglesia Ortodoxa en 1914.

Durante la Primera Guerra Mundial sirvió como enfermera militar. En 1917 contrajo segundas nupcias en Pávlovsk con el Príncipe Sergio Mijáilovich Putiatin (1893-1966), con el que tuvo un hijo, el Príncipe Román Sergeievich Putiatin, nacido en 1918. La persecución desatada contra los Románov por el régimen soviético la obligaron a abandonar Petrogrado con su esposo y huir a Ucrania. De allí se trasladó a Rumanía, donde falleció su pequeño hijo, y finalmente a Europa Occidental. Su segundo matrimonio también terminó en divorcio. Murió en Alemania en 1958.











Erik de Västmanland


Erik Gustavo Luis Alberto (Erik Gustav Ludvig Albert) (Estocolmo, 20 de abril de 1889 - Ibídem, 20 de septiembre de 1918), príncipe de Suecia y Noruega, duque de Västmanland. Hijo del rey Gustavo V y de la reina consorte Victoria de Baden.    
        
Erik nació en el Palacio Real de Estocolmo, siendo el tercer hijo de los príncipes herederos Gustavo y Victoria, cuando Suecia y Noruega se encontraban unidas bajo un mismo monarca. Probablemente fruto de un complicado embarazo, en el que su madre tuvo que ser sometida a una fuerte medicación, la salud del príncipe fue bastante débil durante toda su vida: padecía epilepsia y retraso mental. Por esas razones, pocas veces aparecía en público. Falleció en el Palacio de Drottningholm a los 29 años, víctima de una epidemia de gripe española.

Los tres hijos del rey Gustavo V de Suecia y el cónyuge, la reina Victoria, nacida princesa de Baden:
príncipe Gustaf Adolf, más tarde rey Gustavo VI Adolfo de Suecia,
el príncipe Guillermo, duque de Södermanland y pequeño príncipe Erik, Duque de Vastmanland.1890s.



 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario