foto

foto

Translate

jueves, 22 de septiembre de 2016

  Fernando I de Rumania


Fernando I de Rumanía (Sigmaringen, Prusia, 24 de agosto de 1865 - Sinaia, Rumanía, 20 de julio de 1927) fue rey de Rumanía entre 1914 y 1927.

Nacido en Sigmaringen, en el suroeste de la actual Alemania, el príncipe romano-católico Fernando de Hohenzollern-Sigmaringen era el hijo segundogénito del príncipe alemán Leopoldo de Hohenzollern-Sigmaringen y de la infanta Antonia de Portugal (1845-1913), hija de la reina María II y su consorte Fernando de Sajonia-Coburgo-Koháry, con antepasados oriundos del noreste del Reino de Hungría (en la actual Eslovaquia).
                 
Debido a que su padre y hermano mayor renunciaron a sus respectivos derechos al trono rumano, el joven Fernando se convirtió en heredero al trono de su tío Carlos I de Rumanía, en noviembre de 1888 puesto que éste no tenía descendencia. El gobierno rumano no le pidió la conversión al cristianismo ortodoxo, religión mayoritaria en Rumanía, pero se exigió que sus futuros hijos fuesen educados en la fe ortodoxa, que entonces era la religión oficial de aquel país.

El primo de la madre de Fernando, Fernando I de Bulgaria, también de la rama Sajonia-Coburgo-Koháry, había ocupado el trono búlgaro desde 1889 y en el futuro se convertiría en el principal oponente del reino de Rumania. El emperador Francisco José I, monarca del Imperio austrohúngaro, y, por lo tanto, señor de Transilvania, provincia con mayoría de población rumana, era el primo de la abuela de Fernando.

En 1893 Fernando se casó con la princesa María de Edimburgo (1875-1938), hija del príncipe Alfredo, duque de Edimburgo y de la gran duquesa María Aleksándrovna de Rusia. La princesa María era la nieta paterna de la reina Victoria I del Reino Unido y el príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, y por vía materna del zar Alejandro II de Rusia y su esposa, la princesa María de Hesse-Darmstadt. El emperador de la Rusia vecina, el zar Nicolás II era pues su primo carnal.


La pareja tuvo seis hijos en total, aunque se comentó que la reina cometió adulterio con el príncipe Barbu Ştirbey, nieto de un antiguo príncipe de Valaquia, fallecido en 1869, y antepasado de la princesa consorte María de Liechtenstein. El rey Fernando, no queriendo dar pie a un escándalo, siempre aceptó a los dos retoños como sus propios hijos. Fueron sus hijos:

Rey de Rumanía

Fernando sucedió a su tío Carol I como rey de Rumanía el 10 de octubre de 1914, meses después del estallido de la Primera Guerra Mundial, si bien Rumanía no participó inicialmente en la contienda. Fernando reinaría hasta su muerte el 20 de julio de 1927.

Primera guerra mundial

Aunque era miembro de la familia imperial Hohenzollern, dinastía reinante en Alemania, Fernando decidió la entrada de Rumania en la primera guerra mundial de parte de la Triple Entente, en contra de las Potencias Centrales, el 27 de agosto de 1916. El 3 de agosto de 1914 Rumanía había rechazado la petición de Alemania y Austria-Hungría de entrar en la guerra por el tratado que les unía. Poco después (18 de septiembre de 1914), firmaba un tratado secreto con Rusia en el que se le reconocía el derecho a anexionarse Transilvania a cambio de mantenerse neutral. El rey ganó de esta manera el apodo "el Leal", ya que respetó el juramiento que presentó frente al Parlamento de Rumanía en 1914 :
«Reinaré como buen rumano

También como consecuencia de esta "traición" a sus raíces alemanas, el Káiser Guillermo II decidió borrar su nombre del registro de la Casa de Hohenzollern, y ordenó su excomunión por el Papa Benedicto XV.
 
A pesar de las dificultades que supuso la entrada en la guerra, con Dobruja y Valaquia ocupadas por los Potencias Centrales, Rumanía siguió luchando y en 1917 paró el avance alemán en Moldavia. Cuando los bolcheviques firmaron la paz en 1918, Rumanía se vio rodeada por los enemigos y forzada a firmar el Tratado de Bucarest en 1918 (7 de mayo de 1918). Sin embargo, Fernando se negó a firmar el tratado. Cuando el avance aliado en el frente de Tesalónica obligó a Bulgaria a abandonar la guerra, Fernando ordenó la removilización del ejército rumano y Rumanía continuó la guerra de parte de la Triple Entente.

El resultado de la participación en la guerra para Rumanía fue la unión votada en Basarabia, Bucovina y Transilvania con el Reino de Rumanía, en 1918. Fernando llegó a ser el rey de un estado rumano crecido después de 1918-1920, con la victoria de la Triple Entente frente a las Potencias Centrales, con una guerra entre Rumanía y la República Soviética Húngara, que no quería aceptar la nueva situación en Europa, y con la guerra civil de Rusia. Fernando fue coronado rey de Rumanía con gran pompa el 15 de octubre de 1922, en la ciudad histórica Alba Iulia, en Transilvania.

Reinado tras la guerra

La política interna durante su reinado estuvo dominada por el Partido Nacional Liberal, liderado por los hermanos Ion y Vintilă Brătianu. La unión con Transilvania supuso un beneficio electoral para la oposición, cuyos principales representantes se unieron entre enero de 1925 y octubre de 1926 para formar el Partido Nacional de los Campesinos (Partidul Naţional-Ţărănesc).

Fernando falleció en 1927, y fue sucedido en el trono por su nieto Miguel I, bajo una regencia. La regencia estaba formada por tres miembros, de los cuales uno era el segundo hijo de Fernando, el príncipe Nicolás.

Distinciones honoríficas

Distinciones honoríficas rumanas

  • Star of Romania Ribbon.PNG Soberano Gran maestre de la Orden de la Estrella de Rumanía (10-10-1914).
  • Ro1ocr.gif Soberano Gran maestre de la Orden de la Corona (10-10-1914).
  • OrderofCarolI.ribbon.gif Soberano Gran maestre de la Orden de Carol I (10-10-1914).
  • Order of Faithful Service (Romania) - ribbon bar.gif Soberano Gran maestre de la Orden del Fiel Servicio (10-10-1914).
  • Ord.MichaeltheBrave-ribbon.jpg Soberano Gran maestre (y fundador) de la Orden de Miguel el Bravo (26-09-1916).
  • Carol I Jubilee Medal (1906).gif Medalla Conmemorativa del Jubileo de Rubí del Rey Carlos I (22-05-1906).

Distinciones honoríficas extranjeras

  • Order of the Most Holy Annunciation BAR.svg Caballero de la Suprema Orden de la Santísima Anunciación (Reino de Italia, 1893).
  • Cavaliere di gran Croce Regno SSML BAR.svg Caballero gran cruz de la Orden de los Santos Mauricio y Lázaro (Reino de Italia, 1893).
  • Cavaliere di Gran Croce OCI Kingdom BAR.svg Caballero gran cruz de la Orden de la Corona de Italia (Reino de Italia, 1893).
  • Order of the Garter UK ribbon.png Caballero de la Orden de la Jarretera (Reino Unido).
  • Legion Honneur GC ribbon.svg Caballero gran cruz de la Orden de la Legión de Honor (República Francesa).
  • Ord.Aquilanera.png Caballero de la Orden del Águila Negra (Reino de Prusia).
  • POL Virtuti Militari Wielki BAR.svg Caballero gran cruz de la Orden de la Virtud Militar (República de Polonia).
  • Order of the Karađorđe's Star with Swords rib.png Caballero gran cruz de la Orden de la Estrella de Karađorđević [Clase Militar] (Reino de Yugoslavia).

 

María de Sajonia-Coburgo-Gotha


María de Edimburgo (Kent, 29 de octubre de 1875 - Sinaia, 18 de julio de 1938) fue el segundo hijo y primera hija del príncipe Alfredo, duque de Edimburgo y de la Gran Duquesa María Aleksándrovna de Rusia, por lo tanto era nieta de la reina Victoria del Reino Unido y del zar Alejandro II de Rusia. También fue la última reina consorte de Rumanía, como esposa del rey Fernando I.

Nacida en el seno de la Familia Real Británica, María vivió sus primeros años entre Kent, Malta y la ciudad de Coburgo. Después de rechazar una propuesta de matrimonio de su primo, el futuro Jorge V del Reino Unido, se casó con el príncipe Fernando, heredero del rey Carlos I de Rumanía en 1892. En el largo período en que ocupó la posición de consorte del príncipe heredero (entre 1893 y 1914), María se convirtió en un personaje muy popular entre el pueblo rumano. La fama que de ella controlaba a su débil marido llevó a un periódico canadiense a afirmar que "pocos consortes reales ejercieron mayor influencia que la reina María, durante el reinado de su marido". Tal influencia habría sido decisivo para que Fernando I declarase la guerra a Alemania en 1916.
                         
Durante la Primera Guerra Mundial, Bucarest fue ocupada por las tropas enemigas y la familia real tuvo que refugiarse en Moldavia. Allí, María y sus hijas sirvieron como enfermeras, cuidando de los soldados heridos o afectados por el cólera. En 1919, después del conflicto, Maria asistió a la Conferencia de Paz de París, donde hizo campaña por el reconocimiento internacional de la Gran Rumanía.

Como reina, ella era muy popular, tanto en Rumania como en el extranjero, llegando a ser recibida con gran entusiasmo durante un viaje oficial a los Estados Unidos en 1926. Con la muerte de Fernando I en 1927, ella se negó a formar parte del consejo de regencia durante la minoría de su nieto, Miguel I. En 1930, su hijo mayor, que habían renunciado a sus derechos al trono en 1925, depuso al joven rey y asumió el trono como Carlos II. Desde entonces, trató de hacer caer la popularidad de su madre. Lejos de la escena política, María se fue a vivir a su casa, cerca del Mar Negro. Diagnosticada con una cirrosis, murió en el Castillo de Pelişor en el año 1938.

Con la transición a una República Socialista, la monarquía fue injuriada por los funcionarios comunistas. Varias biografías de la familia real describen a María ya sea como una borracha o como una mujer promiscua, en referencia a presuntas orgías que había supuestamente organizado antes y durante la guerra. En los años anteriores a la Revolución rumana de 1989, la popularidad de María se recuperó y se puso como modelo de patriotismo a la población. María es recordada principalmente por su trabajo como enfermera, pero también es conocida por sus obras escritas, incluyendo su autobiografía aclamada por la crítica.

María nació en casa de sus padres en Eastwell Park, Kent, el 29 de octubre de 1875, a las 10:30 horas, en presencia de su padre. Su natalicio fue conmemorado con 21 disparos de cañón desde la Torre de Londres. Fue el segundo hijo y primera chica del príncipe Alfredo, duque de Edimburgo y de la gran duquesa María Aleksándrovna de Rusia. Se le dio el nombre de Maria Alexandra Victoria en honor a su madre y abuelos, pero entre familia era llamada Missy. El duque de Edimburgo escribió que su hija "promete ser tan saludable como su hermano y da todas las indicaciones de tener pulmones plenamente desarrollados, que mostró incluso antes de venir al mundo". Como nieta del monarca británico por línea masculina, recibió el tratamiento de Su Alteza Real la princesa María de Edimburgo desde su nacimiento.

María fue bautizada en la capilla privada del Castillo de Windsor, el 15 de diciembre de 1875 y fue oficiada por Arthur Stanley y Gerald Wellesley, decano de Windsor. La ceremonia fue "de carácter estrictamente privado", ya que se llevó a cabo el día después del aniversario de la muerte del príncipe Alberto. Missy tuvo como padrinos a la emperatriz María Aleksándrovna de Rusia (su abuela materna, representada en el acto por la reina Victoria), la princesa de Gales (su tía paterna), la duquesa de Sajonia-Coburgo-Gotha (su tía abuela, representada por la princesa princesa Elena de Schleswig-Holstein), el zarévich de Rusia (su tío materno, representado por el conde Pyotr Andréyevich Shuvalov) y el duque de Connaught y Strathearn (su tío paterno, representado por el duque de Albany).

Educación

María creció en Eastwell Park, la residencia campestre que su madre prefería a Clarence House, la residencia oficial en Londres. Su padre estuvo ausente de las vidas de sus hijos por su deber en la Marina Real a tal punto que María solo reconocía su color de cabello por los retratos.
En 1886, cuando tenía seis años, su padre fue nombrado comandante de la escuadra naval del Mediterráneo y la familia se mudó al Palacio de San Antonio, en Malta. Allí se enamoró del capitán del barco de su padre, Maurice Bourke, a quien llamaba "mi capitán querido".
En 1889, la familia dejó Malta para trasladarse a Coburgo, Alemania, ya que su padre se había convertido en heredero de su tío Ernesto II al Ducado de Sajonia-Coburgo-Gotha. En Coburgo, su germanófila madre la puso a cargo de una institutriz alemana y la confirmó en la fe luterana, a pesar de que María era anglicana.

En 1892, su primo Jorge de Gales (futuro Jorge V), quien se había convertido en el segundo en la línea al Trono británico, se enamoró de ella. A pesar de la aprobación a un posible compromiso de la reina Victoria, el príncipe de Gales y el duque de Edimburgo, las madres de ambos se opusieron. La madre de María desaprobaba la idea de un matrimonio entre primos hermanos por su fe ortodoxa y consideraba de un rango inferior al suyo a la princesa de Gales, la madre de Jorge. Esta última, hija del rey de Dinamarca, consideraba dañino el sentimiento pro-alemán de la familia de María ya que habían sido los alemanes quienes desataron la guerra con Dinamarca por los ducados de Schleswig y Holstein.

Por ese tiempo, el rey Carlos I de Rumania buscaba una candidata adecuada para su sobrino, el príncipe heredero Fernando, y así asegurar una sucesión que garantizara el futuro de la Casa de Hohenzollern-Sigmaringen. A pesar de la tensión política entre Rusia y Rumania, fue la duquesa de Edimburgo quien sugirió un encuentro entre María y Fernando, quienes se conocieron en una cena de gala y poco después se comprometieron.

El 10 de enero de 1893, María y Fernando se casaron en el Castillo de Sigmaringen en tres ceremonias: una civil, una anglicana y una católica (religión de los Hohenzollern) . La pareja pasó unos días en el castillo bávaro de Krauchenwies y un viaje, interrumpido por una breve visita a Viena.

Princesa de gran belleza, en su infancia y juventud vivió entre Inglaterra, Malta y Coburgo, y era llamada "Missy". Era María de carácter moderno, inteligente y abierto. Su valentía y sus virtudes le acarrarían una inmensa popularidad y sería un gran símbolo para su patria de acogida.

Desde el comienzo de su matrimonio la relación entre ella y el príncipe Fernando fue difícil; sin embargo, años más tarde le diría a su marido: "Es una pena que tuviéramos que perder tantos años de nuestra juventud solo para aprender a vivir juntos". Gradualmente, la relación de la pareja se basó en una amistad cordial al punto de que María llegó a decir: "(somos) los mejores socios, los más leales compañeros, aunque nuestras vidas se entrelacen solo en determinadas materias".

Su vida en la corte rumana tuvo que atravesar por un largo camino de adaptación. Ella escribió: "No he sido traída a Rumania para ser adorada y mimada... he venido para ser parte de la maquinaria que el rey Carlos había levantado. He sido importada para ser regulada, educada, cortada y entrenada de acuerdo con la concepción de las cosas del gran hombre". Su tía Victoria, emperatriz viuda de Alemania, le escribió a su hija la princesa heredera de Grecia: "Missy de Rumanía es más digna de compasión que tú. El rey es un gran tirano en su familia y ha aplastado la independencia en Fernando, para que nadie se preocupe por él. Y su hermosa, talentosa y pequeña esposa, me temo, se consiga líos y como una mariposa, en lugar de cernirse sobre las flores queme sus alas yendo más cera del fuego". Sin embargo, fácilmente aprendió el rumano y siguió el consejo de su madre vistiéndose cuidadosamente y mostrando respeto por el ritual ortodoxo.

En 1896, la pareja se mudó al palacio Cotroceni y, al año siguiente, Fernando enfermo gravemente de fiebre tifoidea. Durante días, estuvo delirando y, a pesar de los mayores esfuerzos de su médico, estuvo a punto de perecer. Sin embargo, Fernando se sobrepuso y la pareja se retiró temporalmente al castillo de Peles para la recuperación del príncipe. Durante la convalecencia de su esposo, María pasó la mayor parte de su tiempo con sus hijos Carlos e Isabel y en el invierno de 1897-1898 pasó la temporada en la Riviera francesa con la Familia Imperial rusa.

Durante ese tiempo María comenzó una relación con Gheorghe Cantacuzène, un militar miembro de una familia principesca rumana. Sin embargo, cuando llegó a hacerse pública la relación terminó. En 1897, María se trasladó a Coburgo, donde supuestamente dio a luz a un niño que habría muerto o enviado a un orfanato. En los siguientes años, la princesa fue vinculada sentimentalmente al gran duque Borís Vladímirovich Románov, Waldorf Astor, el príncipe Barbu Ştirbey y Joe Boyle. Fue un rumor extendido de que su segunda hija María era en realidad hija de Cantacuzène y que las dos últimas Elena y Mircea los eran de Ştirbey.

Reina en 1914 a la muerte del rey Carlos I de Rumanía, María fue una soberana muy popular entre sus súbditos, apoyando a la Entente en la Gran Guerra y escribiendo el libro Mi país (1915-1919) que es una susceptible descripción de Rumania. Durante la contienda bélica desplegó gran actividad ayudando a los heridos.

Debido a la negativa de Fernando de firmar el Tratado de Bucarest y la actitud hostil de Rumanía hacia las Potencias centrales, el rey aseguró un lugar entre los vencedores en la Conferencia de Paz de París. La delegación rumana estaba encabezada por el primer ministro Brătianu, quien entró en abierto conflicto con Georges Clemenceau, por lo que abandonó París junto a su delegación. Entonces, el embajador Saint-Aulaire con la esperanza de resolver la situación, sugirió la participación de María en lugar de Brătianu.

María llegó a París el 06 de marzo de 1919 e inmediatamente se hizo popular entre los franceses por su participación en la guerra. Al conocerse, Clemenceau le dijo abruptamente: "No me gusta su primer ministro", a lo que ella respondió: "Tal vez me encuentre a mí más agradable". Poco después, el presidente Raymond Poincaré manifestó que notaba una actitud distinta de Clemenceau respecto de Rumanía. Tras una semana en París, María se trasladó a Londres por invitación de Jorge V alojándose en el palacio de Buckingham y tratando como diferentes figuras políticas como Lord Curzon, Winston Churchill y Walford Astor. A su regreso a París, la multitud se le acercaba con la intención de conocer a la "exótica" reina de Rumanía

En 1922 fue coronada junto a su esposo en una solemne ceremonia oriental en la ciudad de Alba Iulia, tras un aumento de territorio en el país (anexión de Transilvania y Besarabia). En 1927 enviudó de su marido Fernando I y su nieto Miguel subió al trono, pues su padre, el príncipe Carlos, había sido deslegitimado tras su matrimonio con una plebeya rumana (Zizi Lambrino). En marzo de 1929, María visitó España

Tras derrocar a Miguel, Carlos (nuevo rey Carlos II) se dedicó a perseguir infamemente a su madre, envidioso de su popularidad. En el verano de 1937, María cayó enferma y su médico personal le diagnosticó cáncer pancreático, aunque el diagnóstico oficial fue cirrosis, aunque ella jamás consumió alcohol. Para 1938, su salud era tan delicada que optaron por internarla en un sanatorio de Italia. Consciente de su estado terminal, pidió que se le regresara a Rumanía. Su hijo se negó a llevarla en avión y a pesar de que Hitler le ofreció un avión médico, prefirió volver a su país natal en tren. Una vez ahí, se alojó en el Castillo Pelișor, ubicado en la ciudad de Sinaia.

La reina María, siempre bondadosa, optimista y religiosa, entró en estado de coma y murió enferma de cáncer el 18 de julio de 1938 a las 17:38, en el Castillo Pelișor, Sinaia a los 63 años. Esto dejó una gran tristeza en su familia y el pueblo. Escribió unas interesantes Memorias y fomentó el bienestar y el progreso de Rumanía. Dos días después, su cuerpo fue transportado a Bucarest y colocado en el salón blanco del palacio Cotroceni. Luego, fue enterrada en el monasterio Curtea de Argeș, pero su corazón, según sus deseos, fue colocado en un pequeño cofre de oro que fue enterrado en su capilla Stella Maris, donde estuvo hasta que el sur de Dobrudja fue cedido a Bulgaria, cuando fue movido al Castillo de Bran.

Títulos, tratamientos, distinciones y armas

Títulos y tratamientos

  • 29 de octubre de 1875 – 10 de enero de 1893: Su Alteza Real la princesa María de Edimburgo, princesa de Sajonia-Coburgo-Gotha, duquesa de Sajonia.
  • 10 de enero de 1893 – 10 de octubre de 1914: Su Alteza Real la Princesa Heredera de Rumanía.
  • 10 de octubre de 1914 – 20 de julio de 1927: Su Majestad la Reina de Rumanía.
  • 20 de julio de 1927 – 18 de julio 1938: Su Majestad la reina María de Rumanía.

Distinciones honoríficas

Rumanas
  • Ro1ocr.gif Dama gran cruz de la Orden de la Corona de Rumanía.
  • OrderofCarolI.ribbon.gif Dama gran cruz de la Orden de Carol I.
  • Carol I Jubilee Medal (1906).gif Medalla Conmemorativa del Jubileo de Rubí del Rey Carlos I (22/05/1906).
Extranjeras
  • Royal Order of Victoria and Albert - ribbon bar.gif Dama de la Real Orden de Victoria y Alberto (Reino Unido).
  • Order of Queen Maria Luisa (Spain) - ribbon bar.png Dama de la Orden de las Damas Nobles de la Reina María Luisa (Reino de España).
  • Royal Red Cross (UK) ribbon.png Dama de la Real Cruz Roja (Reino Unido).
  • SRB Orden Belog Orla BAR.svg Dama gran cruz de la Orden del Águila Blanca (Reino de Serbia).
  • Ord.St.Sava-ribbon.jpg Dama gran cruz de la Orden de San Sava (Reino de Serbia).
  • ImperialOrderCrownIndiaRibbon.gif Dama de la Imperial Orden de la Corona de la India (Imperio Británico).
  • Order of St John (UK) ribbon.png Dama gran cruz de la Venerable Orden de San Juan (Reino Unido).
  • Medaille militaire ribbon.svg Medalla Militar (República Francesa).
  • Fuente:
  •  





















 





Carlos II de Rumanía


Carlos II de Rumanía (en rumano: Carol al II-lea al României; Sinaia, Rumania, 3 de octubre de 1893 - Estoril, Portugal, 4 de abril de 1953), rey de Rumanía, hijo de Fernando I y María de Sajonia-Coburgo-Gotha.

Carlos fue el primer monarca rumano nacido en Rumanía, ya que los tres anteriores nacieron en el extranjero. Una vez que su tío, el rey Carlos I de Rumania murió, le sucedió Fernando I y Carlos se encuentra a los 21 años como heredero al trono. Durante la Primera Guerra Mundial contrajo matrimonio morganático en secreto en la ciudad de Odesa, con una rumana llamada Zizi Lambrino, hija de un mayor del ejército, que le dio un hijo, Carlos de Hohenzollern, pero esta boda fue anulada, y en 1921 casó con la princesa Elena de Grecia, hija del rey Constantino I.
             
De este matrimonio nació un único hijo, Miguel I, pero la unión fracasó, y Carlos II renunció a sus derechos dinásticos. En 1930 logró apoderarse del trono. Su gobierno, en el que su amante Magda Lupescu tuvo un papel decisivo, fue represivo y corrupto.

Cursó estudios militares en Potsdam antes del estallido de la Primera Guerra Mundial. Durante su estancia en Alemania adquirió admiración por la fuerza y eficacia del ejército alemán, que mantuvo durante su reinado.

En 1918, durante la estancia de la corte en Iaşi tras la desastrosa campaña del otoño de 1916 que obligó al gobierno a evacuar la capital, estableció relaciones con una plebeya, Zizi Lambrino, con la que contrajo matrimonio en la catedral de Odesa, en contra del parecer de sus padres y del gobierno. Tras el regreso de la pareja a Rumanía el gobierno presentó la validez del matrimonio ante el Tribunal Supremo, que lo invalidó antes de un año, para disgusto de Carlos. Carlos fue enviado como exilio interior Bistriţa donde conoció a su futura amante y posterior esposa, Magda Lupescu, por entonces esposa de un oficial del ejército. Más tarde se le envió a un viaje por todo el mundo para intentar que olvidase a su primera esposa. A su regreso de este, en Suiza, conoció a la que se convertiría en su segunda consorte, Elena de Grecia, princesa de la casa real griega y su prima segunda.

En marzo de 1921 casó con Elena en la Catedral Metropolitana de Atenas, pero el matrimonio fracasó. El fogoso Carlos y la recatada Elena resultaron incompatibles. En diciembre de 1925 se fugó con Magda Lupescu, hija de un comerciante judío y renunció al trono. El 28 de diciembre de 1925 se anunció su renuncia a sus derechos de sucesión en favor de su hijo Miguel, acción que la oposición del PNŢ no respaldó, rumoreándose que el dirigente liberal y primer ministro, Ionel Brătianu, antagonista de Carlos, había forzado al rey a excluir a aquel de la sucesión.

Carlos vivió cómodamente en el exilio entre Londres, París y los lugares turísticos de moda.
Durante estos años se forjó una fama de disoluto y mujeriego, personaje habitual de la Prensa rosa.

 Algunos elementos se fijaron en él como posible fundamento de un nuevo sistema político en Rumanía, ajeno a la democracia, mientras que los liberales en el poder se le opusieron.

Carácter

Tras haberse labrado en su juventud una fama de conquistador y vividor, en su madurez se mostró como un político astuto, desplazando a los partidos tradicionales del poder, aunque sin demostrar ser un estadista de valía. Con una inclinación notable hacia el ejercicio del poder y unas vagas ideas políticas, no contaba con ideas económicas sólidas propias, sino que se apoyó en los industriales que fueron ganando poder a lo largo de su reinado.

El 3 de septiembre de 1940 los legionarios se sublevaron en Bucarest, Braşov y Constanza. Triunfante en las provincias, el levantamiento fracasó en la capital, pero desencadenó grandes manifestaciones.

 El rey se vio obligado a acudir al general Antonescu que, aunque crítico con el monarca, era el único que podía asegurarle el control del ejército, necesario para mantenerse en poder. Antonescu le concedió su apoyo a la vez que exigió su abdicación. El 6 de septiembre de 1940 el rey cedió y partió al exilio junto a su amante en un tren cargado de objetos de valor. Su hijo Miguel I fue nombrado sucesor.

En el momento de su abdicación Carlos era uno de los principales industriales del país, con acciones en 40 empresas y bancos rumanos y en algunos alemanes, como AEG o el Deutsche Bank.

Él y Magda Lupescu se casaron en Río de Janeiro el 13 de junio de 1947.
Murió en el exilio en Portugal en 1953.

En febrero de 2003, próximo a cumplirse el quincuagésimo aniversario de su muerte en el exilio, los restos del rey Carlos II, padre de Miguel I, fueron repatriados de Portugal y enterrados en el monasterio ortodoxo de Curtea de Argeș.


 

Durante la Primera Guerra Mundial contrajo matrimonio morganático en secreto en la ciudad de Odesa, con una rumana llamada Zizi Lambrino, hija de un mayor del ejército, que le dio un hijo, Carlos de Hohenzollern, pero esta boda fue anulada.

Juana María Lambrino


Joanna Marie Valentina Lambrino (n. 3 de octubre de 1898 en Roman, Rumania - † 11 de marzo de 1953 en París, Francia), Zizi Lambrino, fue la primera esposa de Carlos II, rey de Rumania; tuvieron un hijo.

Nació en Rumania el 3 de octubre de 1896, siendo su nombre real Joanna Marie Valentina Lambrino. era hija de un mayor del ejército, Constantin Lambrino, y de Euphrosine Alcaz.
En 1918, durante la Primera Guerra Mundial la corte se desplaza a Iaşi, alejándose del conflicto, allí se conocen y se enamoran Zizi y el heredero.
                    
Fue amante del príncipe heredero Carlos de Hohenzollern-Sigmaringen, luego Carlos II, Rey de Rumania. La familia real se opondrá al enlace con una plebeya; pero desertando el Príncipe Carol del ejército cruza la frontera rusa y se casan en la Catedral de Odessa (Ucrania) el 31 de agosto de 1918 en un matrimonio morganático

El Rey Fernando I de Rumanía furioso lo confinó por 75 días en Bistriţa, haciendo que la Corte Suprema anulase el matrimonio declarándolo ilegal en 1919. El Primer Ministro le acusó prácticamente de traición. En rebeldía el príncipe Carol llegó a firmar documentos de abdicación.

El 8 de agosto de 1920 nacería un hijo de esa unión, Mircea Gregor Carol Hohenzollern (también llamado Carol Hohenzollern o Carol Lambrino). Pero Carol contraerá segundas nupcias el 10 de marzo de 1921 en un matrimonio de Estado.

Carlos II y el gobierno rumano continuarían sosteniendo la manutención de Zizi y su hijo en el exilio francés.
Fallece en París el 11 de marzo de 1953.

Cuestión sucesoria

A consecuencia de una reclamación de un nieto de Carlos y Zizi, Paul Philippe Hohenzollern, hijo del primer matrimonio de Carlos Lambrino, con Helene Nagavitzine (hija de Paul Nagavitzine y de Marguerite Brissot), la Corte Rumana declaró en 1996 legal el matrimonio anulado, por lo que se creó un problema en la sucesión dinástica.

Así que, si el matrimonio anterior no se extinguió nunca, el segundo matrimonio de Carlosl II con la princesa Elena de Grecia no sería válido, sembrándose una duda sobre su otro hijo y sucesor el Rey Miguel I de Rumania.

Sin embargo, esta cuestión sucesoria no parecería muy sólida en cuanto que Carlos, cuando accedió al trono, no rectificó la nulidad en ningún momento legitimando a este primer hijo.

 


 

Carlos Hohenzollern


El príncipe Carlos Hohenzollern (Bucarest, Rumanía, 8 de agosto de 1920Londres, Inglaterra, 27 de enero de 2006), también conocido como Mircea Grigore Carol al României (en español, Mircea Gregorio Carlos de Rumanía) o como Carlos Lambrino (de acuerdo con su certificado de nacimiento original), fue el único hijo del rey Carlos II de Rumanía y de su primera esposa Juana María Lambrino.               

Matrimonio y descendencia

Carlos contrajo matrimonio en tres oportunidades. Primero contrajo matrimonio con Helene Henriette Nagavitzine (n. 26 de mayo de 1925, en Paris) el 22 de marzo de 1948 en Paris, Francia. Fruto de este matrimonio, que terminó en divorcio en 1958, nació un hijo:
Luego volvió a casarse, el 20 de diciembre de 1960, en Paris, esta vez con la ciudadana norteamericana Thelma Jeanne Williams (Nashville, Tennessee, 15 de noviembre de 1930 - Rutland, Vermont, 5 de junio de 1988). El matrimonio terminó en divorcio en 1977, pero antes tuvieron hijo:
Contrajo nupcias por tercera vez con Antonia Colville (1939-2007), el 27 de junio de 1984 en Fulham, Inglaterra.


 

             En 1921 casó con la princesa Elena de Grecia, hija del rey Constantino I.

Elena de Grecia


Elena de Grecia (Atenas, 2 de mayo de 1896 - Lausana, 28 de noviembre de 1982) fue princesa de Grecia y Dinamarca, y princesa heredera de Rumanía por matrimonio. Recibió el título de reina madre durante el mandato de su hijo Miguel.

Elena nació en Atenas en 1896, siendo sus padres el duque de Esparta y su esposa, la princesa Sofía de Prusia. En el momento de su nacimiento reinaba en Grecia su abuelo, Jorge I de Grecia. Tuvo tres hermanos llamados Jorge (1890-1947), Alejandro (1893-1920) y Pablo (1901-1964), todos reyes de Grecia, y dos hermanas llamadas Irene (1904-1974), luego duquesa de Aosta y reina de Croacia, y Catalina (1913-2007), luego Lady Brandram.
                        
Elena era pues la nieta de Jorge I de Grecia y su esposa, la gran duquesa Olga de Rusia por parte paterna, y por vía materna lo era del káiser Federico III de Alemania y Victoria, princesa Real del Reino Unido. Estaba pues emparentada con la mayor parte de las familias reales de Europa.

Vida en el exilio

En 1910 salió de Grecia exiliada junto con sus padres y hermanos como resultado de un complot militar para poner en el trono de Grecia a su padre y quitar a su abuelo el rey Jorge I de Grecia. La familia pasó el verano en el castillo de Friedrichshof, propiedad de su tía materna Margarita, landgravina de Hesse. El invierno lo pasaron en un hotel en Fráncfort del Meno hasta que regresaron a Atenas. Su abuelo el rey fue asesinado por un demente en Tesalónica en 1913.

En 1917 Elena y su familia de nuevo partieron hacia el exilio por negarse su padre a apoyar a los Aliados en la Primera Guerra Mundial. Tras permanecer una temporada en Sankt Moritz se trasladó a Zúrich, donde la familia real griega era observada de cerca por las autoridades; se vieron obligados a permanecer en la zona germanófona de Suiza, donde sus sirvientes británicos y franceses fueron despedidos.

Matrimonio

En 1919, todavía en el exilio, Elena conoció en la ciudad cantonal de Lucerna al que había de convertirse en su marido, el príncipe heredero Carlos de Rumanía, primo segundo suyo. Carlos acababa de divorciarse de su primera esposa, Zizi Lambrino, por no contar esta unión con la autorización del rey de Rumanía. Elena acompañó a Carlos a Rumanía por celebrarse en aquellos tiempos la boda entre la hermana de él, Isabel, con el hermano de ella, el futuro Jorge II de Grecia.

En 1920 Carlos y Elena se prometieron. Ese mismo año el padre de Elena pudo regresar al trono griego y Elena pudo volver a Atenas.

En 1921 Elena y Carlos contrajeron matrimonio en la Catedral Metropolitana de Atenas (la primera boda de una princesa de Grecia que tuvo lugar en Atenas). La pareja pasó la luna de miel en Tatoi y más tarde partieron en barco hacia Bucarest. Se instalaron en el Palacio de Cotroceni, aunque pasaron la mayor parte de su tiempo en el Castillo de Peleş, en Sinaia.

Vida conyugal y divorcio

El matrimonio, que inicialmente fue feliz, pronto empezó a hacer aguas. Fruto de esta desafortunada unión nació el futuro Miguel I de Rumania, único hijo de la pareja, nacido en 1921 y depuesto en 1947.

En 1925 Carlos empezó un romance con Magda Lupescu, y ese mismo año renunció a sus derechos al trono rumano, quedando así su hijo Miguel como heredero. Elena permaneció en Rumanía al cuidado de su hijo, y se divorció de su cruel esposo en 1928; tras ser regente en nombre de su hijo entre 1927 y 1930, tuvo que soportar el gobierno despótico de su exmarido, que en 1930 había regresado a Rumanía y reclamado el trono. Carlos fue rey hasta 1940, año en el que volvió a abdicar.

 En 1947, al ser derrocado su hijo, Elena huyó al exilio.

Elena estuvo siempre muy unida a su hermano el rey Pablo I de Grecia, siendo, por tanto, tía carnal de la reina Sofía de España. Mujer culta y con inquietudes artísticas, Elena de Grecia hablaba seis idiomas y era una interesante pintora.

Permaneció en Bucarest durante la Segunda Guerra Mundial, auxiliando a los refugiados judíos, por lo cual fue reconocida como «Justo entre las Naciones» en 1993.
Falleció en la ciudad suiza de Lausana a la edad de 86 años.

Títulos, tratamientos y distinciones honoríficas

Títulos nobiliarios

  • 2 de mayo de 1896 – 10 de marzo de 1921: Su Alteza Real la princesa Elena de Grecia y Dinamarca
  • 10 de marzo de 1921 – 4 de enero de 1926: Su Alteza Real la Princesa Heredera de Rumanía
  • 4 de enero de 1926 – 8 de septiembre de 1940: Su Alteza Real la Princesa Madre de Rumanía
  • 8 de septiembre de 1940 – 28 de noviembre de 1982: Su Majestad la Reina Madre de Rumanía

Distinciones honoríficas

Distinciones honoríficas griegas
  • Royal Order of Saints Olga and Sophia ribbon.png Dama Gran Cruz de la Orden de las Santas Olga y Sofía.
Distinciones honoríficas rumanas
  • OrderofCarolI.ribbon.gif Dama Gran Cruz de la Orden de Carol I.
  • Ro1ocr.gif Dama Gran Cruz de la Orden de la Corona.
  • Ribbon for Romanian Military Virtue (non wartime).png Medalla Rumana a la Virtud Militar.











Tumba de Elena de Grecia, en el Cementerio de Bois-de-Vaux, en Lausana.

 

Magda Lupescu


La relación del rey Carlos II de Rumanía (1893-1953) con Magda Lupescu (1896 ó 1899-1977), de treinta años de duración, se cuenta entre los romances reales más apasionados del siglo XX, quizás junto a aquel del rey Eduardo VII de Inglaterra y Wallis Simpson. Al igual que el caso del Soberano inglés, Carlos II de Rumanía decidió renunciar al trono para defender el romance con su amada. La azarosa vida de esta pareja ocupa estas líneas.
           
Tras la marcha de su mujer y su hijo, el príncipe Carlos se quedó solo en Palacio. Sería en este periodo de separación en el que el futuro Rey conocería a la mujer de su vida, Magda Lupescu, una misteriosa y bella mujer de la sociedad rumana. Magda había nacido en 1896 o 1899 —en su biografía hay incontables enigmas— en Moldavia. Probablemente originaria de una familia judía, Magda Lupescu había sido educada en un convento católico de Bucarest en donde había aprendido a hablar perfectamente el francés y el alemán. No solo era conocida por su belleza mayúscula — tez nívea, cabello pelirrojo, ojos verdes y de formas elegantes —, sino también por su atractiva personalidad y su fino sentido del humor. Durante la Primera Guerra Mundial la Lupescu se había casado con un oficial del ejército llamado Ion Tampeanu, pero nunca había dejado de tener aventuras y de llevar una lujosa vida en los círculos más selectos de Bucarest. Cuatro años después del matrimonio, Tampeanu, profundamente infeliz por la vida disoluta de su esposa, decidía abandonarla.

El príncipe Carlos y Magda Lupescu se conocieron en un baile benéfico. El flechazo fue instantáneo—las crónicas cuentan que Magda se pasó toda la velada mirando fijamente a Carlos, hasta que éste le devolvió la mirada—. Durante dos años el príncipe Carlos mantuvo en secreto el romance, si bien dejó de interesarse por su esposa y por su hijo, ciego como estaba de pasión por su amante. Finalmente el Príncipe se reunió con sus padres y les anunció su relación con Magda. Comenzó así una crisis de estado. Su padre, Fernando, rogó a su hijo que terminara la relación con su amante, recibiendo tan solo una rotunda negativa. Finalmente se le puso en la disyuntiva de elegir entre su legítima esposa y su amante, perdiendo en este último caso todos los derechos dinásticos. El Príncipe no dudó y el 28 de diciembre de 1925 renunciaba al trono rumano pasando a llamarse Carlos Caraiman y condenado al exilio permanente. Su hijo Miguel, pasaba a convertirse en el Heredero de la Corona rumana.
 
El Príncipe y Magda se trasladaron inicialmente a París, en concreto a un modesto apartamento a las afueras de la capital gala, donde llevaron una vida discreta de paseos y reuniones con amigos. En 1927, sin embargo, el rey Fernando de Rumania fallecía y el hijo del príncipe Carlos, Miguel, le sucedía en el trono. El Príncipe comenzó a gestar un golpe de estado contra su hijo para recuperar el poder en Rumanía. Finalmente el 7 de junio de 1930 y con la ayuda del primer ministro Iuliu Maniu (1873-1953), el Príncipe se hacía con la corona rumana pasando a ser Carlos II de Rumania. Daría así comienzo el reinado de Carlos II, que se extendería por un periodo de diez años. Magda no se convertiría en Reina, sino que se mantendría en un prudente segundo plano, aunque siempre apoyando a su marido en sus decisiones.
 
En 1940, el rey Carlos decidió congraciarse con la Alemania nazi nombrando un primer ministro filogermánico y antisemita llamado Ion Antonescu (1882-1946). Éste, lejos de aceptar la autoridad del Monarca, le obligó a abdicar en su hijo Miguel, quien ya tenía dieciocho años. Carlos y su inseparable Magda huyeron de Rumania, primero a Yugoslavia y después a Portugal, pero el miedo a que la guerra los alcanzara los hizo cruzar el océano para instalarse primero en Cuba y más tarde en México. Magda, incapaz de aguantar la altitud de las tierras aztecas, fue la razón de que la pareja se trasladara a vivir a Río de Janeiro, donde la pareja contraería finalmente matrimonio civil en un hotel. Magda pasaba a ser Princesa de Rumanía.
 
Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial la pareja regresó a Europa para instalarse de nuevo en Portugal, donde la pareja se casaría por la iglesia y llevaría una vida tranquila y retirada de las cuitas políticas de Rumanía. En 1953 Carlos II de Rumanía moría de un ataque al corazón en tierras lusas. Magda fue incapaz de recuperarse de la pérdida de su marido y pasó la última parte de su vida en un casi total aislamiento. En 1977 Magda Lupescu fallecía. Los restos del Rey y la Princesa descansan hoy en día en el Monasterio de Curtea de Arges, donde están depositados los restos mortales de los miembros de la Casa Real rumana.
 



 






Isabel de Rumania


Isabel de Rumanía (Sinaia -  Rumanía, 12 de octubre de 1894 - Cannes, Francia, 14 de noviembre de 1956) fue reina consorte de Grecia, esposa de Jorge II. Hija de los reyes de Rumanía, Fernando I y María.

Isabel nació en el castillo Peleş en 1894 como hija del rey Fernando de Rumania y de la princesa María de Sajonia-Coburgo-Gotha. Familiarmente era llamada Lizzy. Su padre, hijo menor del príncipe de Hohenzollern, se había convertido en rey de Rumania al suceder a su tío en el trono, mientras que su madre, hija del duque de Edimburgo, era nieta de la reina Victoria.
                   
De acuerdo con la Constitución rumana, Isabel fue bautizada según el rito de la Iglesia Ortodoxa Griega; sin embargo, la Santa Sede reaccionó ante el bautizo de la hija de un miembro de la casa católica de Hohenzollern-Sigmaringen y excomulgaron a su padre.

Isabel fue educada en casa por tutores ingleses, siendo sus estudios favoritos literatura, piano, canto, pintura y botánica.

Durante la Primera Guerra Mundial, como su madre y hermana, colaboró como enfermera en los hospitales de Moldavia, la única región de Rumania que no había sido ocupada por los invasores. Terminada la guerra, en 1919, la princesa fue enviada a París para perfeccionar sus estudios de pintura y música por un año.

La princesa Isabel estaba extremadamente unida a su abuela materna la gran duquesa María Alexándrovna, con quien pasaba largas temporadas en Suiza. En mayo de 1912, la gran duquesa comenzó a hacer planes para un matrimonio conveniente para su nieta y le escribió a su hija:
¡Ella tendrá 18 el siguiente otoño!. Debe permanecer fuera durante este tiempo, de lo contrario, realmente nunca se acostumbrará a recibir, hablar y comportarse como una persona madura, y esto es indispensable para una princesa.
Además, la duquesa admitía que su nieta debía ser observada:
No dejes que Elisabeta coquetee demasiado con los jóvenes rumanos, patriota como es ella, podría fácilmente enamorarse de alguien y entonces tú tendrías que hacer frente a la mère à boire. Las princesas jóvenes de nuestro tiempo tienen voluntades propias y se hacen obstinadas. Pero siempre regreso a la misma conclusión: Elisabeta debe salir pronto dans le vrai grand monde.
Su abuela sugirió primero un matrimonio con el príncipe heredero Jorge de Grecia, idea que pronto adoptó la madre de Jorge, Sofía de Prusia, quien en noviembre de 1919 le escribió a la reina María:
La encontramos adorable, simpática y encantadora. En nuestro querido hijo Georgie ha causado una profunda impresión. Estamos ansiosos de saber si Nando y tú tendrían alguna objeción a un matrimonio entre los dos jóvenes, quienes parecen tener un profundo sentimiento el uno por el otro.
La reina le escribió a su madre:
Elisabeta debería casarse, la guerra ha puesto a las princesas en desventaja y aquí tiene su oportunidad de tener a alguien de su clase, su religión y que está sinceramente atraído por ella, no un matrimonio político arreglado.
El 27 de febrero de 1921 se casó en Bucarest con su primo segundo, el príncipe heredero de Grecia, Jorge. Un mes después, su hermano Carlos, príncipe heredero de Rumanía, se casó en Atenas con Elena  la hermana de Jorge.

En 1920, Isabel había tenido un affair previo a su matrimonio con el entonces alto comisionado británico en Constantinopla Frank Rattigan, de quien resultó embarazada. El bebé nunca nació.

En 1922, tras la abdicación de su padre, Jorge se convirtió en rey de Grecia con el nombre de Jorge II.

En 1923 los republicanos ganaron las elecciones en Grecia. El nuevo gobierno pidió a los reyes que abandonasen el país por tres meses, para que el parlamento decidiera libremente sobre el futuro constitucional del país. El rey aceptó y ambos esposos se marcharon a vivir al palacio real de Bucarest. Tres meses después, en 1924, se proclamó la República en Grecia. Jorge II se marchó a Inglaterra, quedando en Bucarest su esposa.


Jorge II con Isabel, nacida princesa de Rumanía
En 1935, ambos se divorciaron, perdiendo Isabel su título de reina de Grecia, convirtiéndose en la primera dama de Rumanía, donde ya reinaba su hermano Carlos II, pues éste también se había divorciado.

Tras el ascenso del fascismo al gobierno, Carlos II fue forzado a abdicar en su hijo Miguel en 1940.

La princesa Isabel pasó entonces a conspirar con los comunistas contra el nuevo rey. En 1944 el rey Miguel expulsó a los fascistas del gobierno. Pero, Isabel continuó conspirando contra él con los comunistas. Acabada la Segunda Guerra Mundial, los comunistas alcanzaron el gobierno y la monarquía fue sustituida por una República Popular en 1947. Tras ser obligada a ceder todas sus propiedades al Estado, en 1948 Isabel fue expulsada del país. Falleció en Cannes en 1956.

Se asegura que una de sus frases favoritas era:
He cometido todos los vicios posibles en mi vida excepto el asesinato, y no voy a esperar a morirme sin haberlo hecho.

Distinciones honoríficas

Distinciones honoríficas rumanas

  • Ro1ocr.gif Dama Gran Cruz de la Orden de la Corona de Rumanía.

Distinciones honoríficas extranjeras

  • Order of Honour for Science and Art Rib.png Decoración de Honor por la Ciencia y las Artes (Imperio Austrohúngaro).

 

Jorge II de Grecia


Nació en Tatoi, propiedad perteneciente a la Corona situada cerca de Atenas. Contrajo matrimonio con la princesa Isabel de Rumania en 1921, su prima segunda. Ascendió al trono por primera vez en 1922, después de que el ejército obligara a su padre a abdicar por la derrota griega en la guerra greco-turca. La monarquía se encontraba en una posición precaria, pero fue aún más desacreditada después del fallido golpe de Estado que unos oficiales monárquicos intentaron llevar a cabo en octubre de 1923. Se pidió a Jorge que se alejara de Grecia tres meses, para que el Parlamento pudiera debatir sobre la permanencia de la monarquía. Aunque Jorge se negara a abdicar, se exilió a Rumanía con su esposa y fue oficialmente depuesto el 25 de marzo de 1924, fecha de la proclamación de la República. Sus bienes fueron confiscados y se le quitó la nacionalidad griega.
                      

Mientras su mujer permanecía en Bucarest, Jorge pasaba cada vez más tiempo en Inglaterra o visitando a su madre que residía en Florencia. En 1932, se traladó definitivamente a Inglaterra y se divorció de Isabel en 1935. No tuvieron hijos.

Regreso a Grecia

En las elecciones del 31 de marzo de 1946, los partidos monárquicos se hicieron con la mayoría de los escaños en el Parlamento, y en el referendum del 1 de septiembre del mismo año, 69 % de los griegos aprobaron el regreso del Rey. El censo electoral había sido revisado bajo supervisión de los Aliados y los comunistas se abstuvieron. Pero la participación registrada fue del 90 %. Estos resultados reactivaron la guerra civil.

Cuando Jorge regresó a Atenas el 26 de septiembre, encontró un país al borde del colapso económico y dominado por una grave inestabilidad política. Falleció de arteriosclerosis el 1 de abril de 1947, después de que fuera encontrado inconsciente en su habitación del palacio real de Atenas.
Le sucedió en el trono su hermano Pablo I. Se cuenta que debido a sus numerosos periodos de exilio, habría comentado que "la mejor herramienta para un Rey de Grecia es una maleta."



 
 

María de Rumanía


María de Rumanía (en serbio: Марија Карађорђевић, Marija Karađorđević; Gotha, 6 de enero de 1900 - Londres, 22 de junio de 1961) fue la reina consorte del rey Alejandro I de Yugoslavia. Ella era por derecho propio princesa de Rumanía.
      
Nació en Gotha, Imperio alemán, durante el reinado de su abuelo materno, Alfredo, Duque de Sajonia-Coburgo-Gotha, y su tío abuelo el rey Carlos I de Rumania. Era conocida como "Mignon" en la familia, para distinguirla de su madre. Su madre era la reina María de Rumanía, hija del príncipe Alfredo I de Sajonia-Coburgo-Gotha, duque de Edimburgo, hijo de la reina Victoria del Reino Unido. Su bisabuelo materno era el zar Alejandro II de Rusia.
El padre de María era el rey Fernando I de Rumanía. A través de su rama paterna también era una bisnieta de la reina María II de Portugal. Ella tuvo tres hermanos y dos hermanas: Carlos, futuro rey de Rumanía (Carlos II), Nicolás, príncipe de Rumania; Isabel, princesa de Rumanía y futura reina consorte de Grecia; Elena, princesa de Rumania y futura archiduquesa de Austria (línea Gran Ducado de Toscana), y otro hermano, Mircea, quien murió a los tres años de edad.
      
Durante la Primera Guerra Mundial, trabajó como dama enfermera de la Cruz Roja, al igual que su madre.

Matrimonio e hijos

La Familia Real de Rumanía solía pasar el verano y los periodos de vacaciones en el castillo de Peleş, cerca de la ciudad de Sinaia. Con ocasión de la Navidad de 1921, se alojaron ayer los soberanos rumanos, pero también el rey de los Serbios, de los Croatas y de los Eslovenos, Alejandro I de Yugoslavia. María y Alejandro se enamoraron rápidamente y el día del cumpleaños de ella tuvo lugar la petición de mano, casándose en la Catedral de San Miguel de Belgrado el 8 de junio de 1922. Este evento tuvo una gran importancia política en las relaciones internacionales de la época. Testigo de la novia fue el Duque de York, en representación de la Corona británica, con la que estaba emparentada María.
El matrimonio tuvo tres hijos:
Mientras Pedro recibió el nombre de su abuelo paterno, un nombre típico de la dinastía de los Karadordevic y muy utilizado por el pueblo serbio, al príncipe Tomislav se le dio un nombre croata y a Andrés uno esloveno, para subrayar la unidad de Yugoslavia y la consideración de la familia real hacia todo el pueblo del reino.

Tras el asesinato del rey Alejandro I de Yugoslavia en Marsella en 1934, a manos de un revolucionario búlgaro afiliado a una organización separatista Macedonia, su hijo mayor llegó a ser Pedro II de Yugoslavia, el último rey de Yugoslavia. Al ser todavía menor de edad en ese momento, María siguió haciéndose cargo de la educación de su hijo y protegiendo sus derechos hereditarios durante la regencia de príncipe Pablo. Con la mayoría de edad de su hijo primogénito, se le le dio el título de Reina Madre de Yugoslavia en 1941. Para entonces ella ya se había trasladado en 1939 a una granja en Bedfordshire (Inglaterra) y vivió una vida relativamente normal sin extravagancias. María tuvo una buena educación. Hablaba varios idiomas con fluidez y disfrutaba de la pintura y la escultura. También condujo su coche ella misma, lo que era muy inusual para la realeza de la época.
Murió en el exilio en Londres el 22 de junio de 1961, y estuvo enterrada en el Mausoleo Real de Frogmore, que linda con el Castillo de Windsor.

El 26 de mayo de 2013 sus restos mortales son trasladados al mausoleo de la familia real en Belgrado, situado en la cripta de la Iglesia de San Jorge en Oplenac, donde reposan sus antepasados.

Trabajo humanitario

La reina María era popular y respetada por el pueblo serbio público, y todavía está muy bien vista en la región. Era considerada como una esposa y madre ideal, de acuerdo con los ideales contemporáneos serbios, y se describía como una persona humilde. Estaba comprometida en varios proyectos sociales. A los ojos de los serbios, sigue siendo uno de los grandes mecenas humanitarias de Serbia.
Colaboró activamente con la Cruz Roja durante la Segunda Guerra Mundial.
Algunas calles se nombran en su memoria, como "Marije Ulica Kraljice" o "Calle de la Reina María", y numerosas escuelas y otras organizaciones que aún llevan su nombre.

Distinciones honoríficas

Rumanas
  • OrderofCarolI.ribbon.gif Dama Gran Cruz de la Orden de Carol I.
  • Ro1ocr.gif Dama Gran Cruz de la Orden de la Corona de Rumanía.
Yugoslavas
  • Order of the Karađorđe's Star rib.png Dama Gran Cruz de la Orden de la Estrella de Karađorđević (08/06/1922).
  • Ord.St.Sava-ribbon.jpg Dama Gran Cruz de la Orden de San Sava.
Extranjeras
  • Legion Honneur GC ribbon.svg Dama Gran Cruz de la Orden de la Legión de Honor (República Francesa, 1959).

 

Alejandro I de Yugoslavia


Alejandro I de Yugoslavia, también conocido como Alejandro el Unificador (en serbio: Kralj Aleksandar I Karađorđević, en cirílico: Краљ Александар I Карађорђевић; 17 de diciembre de 1888 – 9 de octubre de 1934), perteneciente a la Casa Real de Karađorđević, fue rey de los Serbios, Croatas y Eslovenos (1921–1929) y también el primer rey de Yugoslavia (1929–1934).

Alejandro fue una persona valiente, de carácter sencillo, maneras afables y vida familiar tranquila.
          
Tras una educación marcada por lo militar y sus duras experiencias durante la Primera Guerra Mundial en la que acompañó a las tropas serbias, durante la década de 1920 desarrolló una marcada inclinación por el ejercicio personal del poder, un disgusto por las instituciones elegidas y un rechazo a las críticas, que se acentuó durante el último periodo de su reinado, su dictadura (1929-1934).

Intentó lograr la unificación efectiva de Yugoslavia por la fuerza, tras haber contemplado la incapacidad del régimen parlamentario para acabar con las disputas y llevar a cabo políticas de reforma que se consideraban necesarias. Se le acusó, sin embargo, de haber agravado las sucesivas crisis políticas por su tendencia a enfrentar a las diversas formaciones políticas. Su intento de unificación forzada fracasó, dejando sin resolver los graves problemas políticos que acuciaban al país.

Alejandro Karađorđević nació en Cetinje, Principado de Montenegro, en diciembre de 1888. Su abuelo Alejandro, que fue príncipe de Serbia entre 1842 y 1858, había sido expulsado del trono y exiliado. Su padre Pedro, pretendiente al trono, fue voluntario en el ejército francés, combatiendo con distinción en 1870 y, desde 1876, luchando junto a los rebeldes bosnios y ayudando de esta manera al desencadenamiento de la guerra y la participación de sus dinastías rivales serbia y montenegrina. Tras la guerra residió en Ginebra y se casó con Zorka de Montenegro, hija del monarca montenegrino y futura madre de Alejandro.

Alejandro, el menor de los hijos varones, pasó su niñez en Montenegro y estudió en Ginebra. En 1910 casi muere de tifus y desde entonces presentó problemas estomacales. Tras el asesinato de Alejandro I de Serbia en 1903, su padre, ya viudo, ascendió al trono de Serbia.

El príncipe Alejandro no era el heredero al trono, pero el carácter inestable de su hermano mayor Đorđe (Jorge), motivó que se plantearan serias dudas acerca de la conveniencia de que subiera al trono. En marzo de 1909, Đorđe pateó a un sirviente hasta causarle la muerte e inmediatamente fue obligado a ceder sus derechos al trono a su hermano Alejandro (28 de marzo de 1909).

Durante la Primera Guerra de los Balcanes, el príncipe Alejandro mandó nominalmente el I Ejército en las victorias de Kumanokovo, Bitola, y luego, en la Segunda Guerra de los Balcanes, luchó bajo el mando del Mariscal de Campo Radomir Putnik en la decisiva Batalla de Bregalnica. Compartió la derrota serbia junto con el ejército, negándose a ser evacuado por los italianos antes de que las tropas serbias pasasen a Corfú y acompañándolas a través de la larga retirada invernal a través de Albania.

Regencia: Primera Guerra Mundial

El 24 de junio de 1914, el rey Pedro I de Serbia decidió nombrar Regente al Príncipe Alejandro I, alegando su mala salud. Esto ocurrió cuatro días antes de que el Archiduque Francisco Fernando, heredero al trono austrohúngaro fuera asesinado en Sarajevo, lo que constituyó el detonante de la I Guerra Mundial.

El Regente Alejandro fue comandante de las fuerzas armadas reales yugoslavas durante la I Guerra Mundial, y aunque entre 1914 y 1915 sus tropas lograron repeler a las fuerzas austrohúngaras, eventualmente fueron derrotadas y tuvieron que retirarse a Corfú, cruzando Albania. Luego el Ejército Real Yugoslavo se reagrupó y participó en la ofensiva aliada desde Macedonia en 1918. Esta derrota austrohúngara significó el fin de la guerra en los Balcanes.

Durante la guerra, en 1916, expresó por primera vez oficialmente la idea de la formación de un nuevo estado que agrupase a gran parte de los eslavos del sur, la futura Yugoslavia, que su primer ministro Nikola Pasic no veía con buenos ojos. Asimismo llegó al acuerdo con el presidente del Comité Yugoslavo, Ante Trumbić que se plasmaría en la Declaración de Corfú, base teórica de la futura unión.

A finales de 1918 la asamblea provisional montenegrina le reconoció como su soberano, llevándose así a cabo la unión del Reino de Montenegro con Serbia. Poco después y ante el alarmante avance de las tropas italianas en el Adriático, el 1 de diciembre de 1918, siguiendo un acuerdo previo, representantes del Estado de los Eslovenos, Croatas y Serbios se presentaron ante el regente Alejandro y solicitaron la unificación del Reino de Serbia y del mencionado estado, antes bajo control austrohúngaro. El Regente Alejandro aceptó y nació el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos. La delegación no presentó condiciones a su solicitud de anexión, aunque éstas sí existían en la Declaración de Corfú. Esta situación, que favoreció las tendencias centralistas serbias de Pasic y sus partidarios y que se plasmaron en la Constitución de Vidovdan de 1921, en parte gracias a la abstención de la oposición croata dirigida por Stjepan Radić. La oposición entre esta postura centralista y la federalista de los croatas, eslovenos y serbios de la antigua Austria-Hungría marcó el reinado de Alejandro.

Reinado

El 16 de agosto de 1921, el rey Pedro I murió, y Alejandro se convirtió en Rey de los Serbios, Croatas y Eslovenos. El 8 de junio de 1922 se casó con la Princesa María de Rumanía, hija de Fernando I y de María de Edimburgo. De este matrimonio nacieron tres hijos, siendo el primero el príncipe heredero Pedro, le siguieron el príncipe Tomislav y el príncipe Andrés.

En sus primeros años de gobierno Alejandro quedó en un segundo plano, oscurecido por el poder de Pasić. El rey desempeñó un papel fundamental a partir de la muerte de este en 1927. Enfrentando a las diferentes facciones, el rey tendió a favorecer a sus fieles por encima de los demás políticos,rodeándose de figuras más leales al trono que verdaderamente capaces.

Alejandro se fue convenciendo de la imposibilidad de mantener el régimen parlamentario, cada vez más claramente insatisfactorio para resolver los graves problemas del país, aunque sus propias acciones no favorecían el funcionamiento correcto del sistema político.

La dictadura

Política interior

El 20 de junio de 1928, el parlamentario croata Stjepan Radić recibió un disparo en el Parlamento por parte del parlamentario radical serbio Puniša Račić, que además mató a otros dos representantes croatas. Radić murió varias semanas después a causa de las heridas y su muerte causó conmoción en Croacia, donde el movimiento de separación de Serbia cobró fuerza. Alejandro, a diferencia del gobierno, percibió la gravedad del atentado trató de calmar la tensión, acudiendo a visitar a Radić y comprometiéndose a educar al hijo de su sobrino, muerto también en el parlamento. Se negó, empero, a prescindir de ministros que los croatas consideraban implicados en las muertes y sus concesiones a aquellos fueron insuficientes.

Tras un último intento de concordia con el esloveno Anton Korošec al frente del gobierno, el 6 de enero de 1929, el Rey Alejandro I abolió la Constitución, inhabilitó al Parlamento y empezó a acumular poderes dictatoriales. El 3 de octubre convirtió al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos en el Reino de Yugoslavia, y modificó la organización territorial del Reino (3 de julio de 1930).

Ya antes del asesinato el rey estaba convencido de lo inadecuado del sistema democrático como método de gobierno del país, aunque sus tácticas de gobierno tampoco favoreciesen la estabilidad,apoyándose en militares sin ideas políticas y políticos más fieles que capaces.

Los primeros meses del gobierno real, sin embargo, estuvieron marcados por el rigor y la aplicación de reformas muy necesarias para el país (creación del Banco Agrario, obras públicas, unificación legislativa, renovación del funcionariado y de los mandos del ejército, etc).

En julio de 1930 se reorganizó el estado creándose nueve divisiones administrativas basadas en la geografía, aboliéndose las divisiones históricas. Los antiguos partidos políticos quedaron disueltos.[12] Los poderes de los gobernadores provinciales (ban), aunque relevantes en algunos aspectos como política social, obras públicas o finanzas, no sirvieron para contentar a los partidarios de la reforma territorial del Estado, a la vez que se ganaban la hostilidad de los centralistas. La reforma tampoco mejoró la calidad de la administración ni satisfizo los deseos de la población campesina de ver reducido el papel del Estado en su vida cotidiana.

En septiembre de 1931, Alejandro promulgó una nueva Constitución donde acaparó todo el Poder Ejecutivo y abolió el voto secreto y universal. Los empleados públicos fueron presionados para que votaran por los candidatos oficialistas y el Rey designó a la mitad de la Cámara Alta del Parlamento. Asimismo, la nueva constitución prohibía los partidos regionales, religiosos o raciales, restringía los derechos civiles de reunión, asociación y libertad de prensa y concedía al rey el derecho de nombrar o destituir ministros, gobernadores, oficiales del ejército y funcionarios. El gabinete era responsable únicamente ante el monarca. El rey tenía derecho a firmar acuerdos internacionales, a declarar la guerra y a firmar la paz.

Alejandro instauró un régimen dictatorial similar al absolutismo con el fin de fortalecer la unidad del país por la fuerza pero que, en la práctica, perpetuó el predominio de los serbios de la Serbia anterior a la guerra mundial (srbijanci), aunque destruyendo el poder de sus partidos tradicionales y sin lograr acabar con el antagonismo entre la visión centralista del estado de los serbios del antiguo reino y la federalista de los antiguos súbditos austrohúngaros (principalmente de los croatas, pero también de los serbios "austrohúngaros" (prečani) y de los eslovenos). La reforma administrativa que barrió las antiguas fronteras creando nuevas provincias era una de las medidas para lograr la desaparición de los sentimientos nacionalistas antiguos y lograr el nacimiento de uno yugoslavo. La selección de un nuevo Parlamento en 1931 fue un fracaso para el régimen: este no recibió el apoyo popular ni sirvió como cimiento firme de la dictadura.

Aunque al comienzo declaró que la dictadura sería pasajera y únicamente se debía a la necesidad de reorganizar el país, ya en 1930 afirmó que no habría una vuelta a los antiguos partidos ni a la antigua distribución territorial.

En 1931 el empuje y popularidad iniciales de la dictadura real habían desaparecido, dando una sensación de indecisión ante la crisis económica. El régimen, que se enfrentaba principalmente a la crisis económica y al problema de los nacionalismos, no logró resolver ninguno, simplemente acabar con las libertades en el país, establecer un régimen policial y hacer perder al rey el apoyo de la población por las acciones de la dictadura y de los políticos arribistas que le servían.

Política exterior

A diferencia de la política nacional donde los esfuerzos de Alejandro por unificar el país por la fuerza fracasaron a la postre, su política exterior fue más fructífera.

Mantuvo durante todo su reinado una postura favorable a Francia y a la Pequeña Entente, de la que Yugoslavia formaba parte. Se mantuvo firme ante las pretensiones italianas de influir en la política balcánica y, al final de su vida, llevó a cabo un acercamiento a Bulgaria, tradicional enemigo por la disputa por Macedonia que parecía bien encaminada cuando fue asesinado. Como consecuencia de la mejora de relaciones entre los dos países vecinos las bandas armadas que habían operado en Macedonia desde territorio búlgaro fueron finalmente disueltas y perseguidas, perdiendo el poder que hasta entonces habían detentado sobre el gobierno de Sofía.

Su visita a Turquía favoreció también la creación de la Entente de los Balcanes, que debía reducir la influencia de las grandes potencias en la zona.

Asesinato

Ya en diciembre de 1933 había fracasado un atentado contra el rey en Zagreb, a manos de los terroristas ustachas, que llevaban años combatiendo violentamente al régimen de Alejandro, que los reprimía con brutalidad.

El 9 de octubre de 1934, el Rey Alejandro había viajado a Marsella para estrechar las relaciones entre la Entente de los Balcanes y la Tercera República Francesa. Habiendo muerto tres familiares suyos en días martes, el Rey era supersticioso en aparecer en eventos públicos los martes, no obstante, al no tener otra opción, tuvo que romper su propia costumbre ese día. Mientras era conducido por las calles de Marsella, acompañado por el Ministro de Relaciones Exteriores francés Louis Barthou, el Rey fue asesinado por un revolucionario búlgaro llamado Vlado Chernozemski, miembro de una organización independentista de la Macedonia yugoslava (ORIM). Este le disparó apenas dos veces, muriendo el monarca en el acto. Un general que viajaba en el mismo vehículo también recibió disparos al tratar de reducir al terrorista, y un gendarme también fue asesinado con un tiro en el estómago. Chernozemski fue herido con la espada de uno de los guardaespaldas, y luego fue asesinado por la multitud.

Barthou caminó durante casi media hora solo por las calles, y finalmente falleció a causa de la tardanza de la atención médica. Dos mujeres espectadoras también murieron a causa de los disparos, aunque se cree que pudieron ser heridas accidentalmente por los propios policías franceses.
La muerte del Rey Alejandro fue uno de los primeros asesinatos en ser grabados en cinta de cine.
Como el heredero al trono el príncipe Pedro tenía sólo once años, el príncipe Pablo Karađorđević se convirtió en Regente.

Luego de la caída del comunismo, los restos del Rey Alejandro I fueron trasladados a un mausoleo en Belgrado, habiendo estado depositados en una iglesia durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría.

Hoy en día es recordado como un rey opresor por la mayor parte de las poblaciones croatas y macedonias, minorías en el Reino de Yugoslavia.

Distinciones honoríficas

Distinciones honoríficas yugoslavas

  • Condecoración sin pasador.gif Caballero Gran Collar de la Orden del Santo Príncipe Lázaro (16/08/1921).
  • Order of the Karađorđe's Star rib.png Soberano Gran maestre de la Orden de la Estrella de Karađorđević (16/08/1921).
  • SRB Orden Belog Orla BAR.svg Soberano Gran maestre de la Orden del Águila Blanca (16/08/1921).
  • Ord.St.Sava-ribbon.jpg Soberano Gran maestre de la Orden de San Sava (16/08/1921).
  • Ordre de la Couronne de Yougoslavie (Royaume).png Soberano Gran maestre (y fundador) de la Orden de la Corona (05/04/1930).
  • Order of the Karađorđe's Star with Swords rib.png Caballero Gran Cruz de la Orden de la Estrella de Karađorđević [Clase Militar].

Distinciones honoríficas extranjeras

  • Order of the Most Holy Annunciation BAR.svg Caballero de la Suprema Orden de la Santísima Anunciación (Reino de Italia, 1904).
  • Cavaliere di gran Croce Regno SSML BAR.svg Caballero gran cruz de la Orden de los Santos Mauricio y Lázaro (Reino de Italia, 1904).
  • Cavaliere di Gran Croce OCI Kingdom BAR.svg Caballero gran cruz de la Orden de la Corona de Italia (Reino de Italia, 1904).








El 9 de octubre de 1934, el Rey Alejandro había viajado a Marsella para estrechar las relaciones entre la Entente de los Balcanes y la Tercera República Francesa. Habiendo muerto tres familiares suyos en días martes, el Rey era supersticioso en aparecer en eventos públicos los martes, no obstante, al no tener otra opción, tuvo que romper su propia costumbre ese día. Mientras era conducido por las calles de Marsella, acompañado por el Ministro de Relaciones Exteriores francés Louis Barthou, el Rey fue asesinado por un revolucionario búlgaro llamado Vlado Chernozemski, miembro de una organización independentista de la Macedonia yugoslava (ORIM). Este le disparó apenas dos veces, muriendo el monarca en el acto. Un general que viajaba en el mismo vehículo también recibió disparos al tratar de reducir al terrorista, y un gendarme también fue asesinado con un tiro en el estómago. Chernozemski fue herido con la espada de uno de los guardaespaldas, y luego fue asesinado por la multitud.





Nicolás de Rumania


El príncipe Nicolas de Rumania (en rumano: Nicolae de România) también conocido, a partir de 1937, como Nicolae Brana ; 5 de agosto / 18 de agosto de 1903, Castillo de Peleş - 9 de junio de 1978, Madrid. Fue el segundo hijo de Rey Fernando I y la reina María.
       
Nicolás de Hohenzollern-Sigmaringen. Nació el 18 de agosto de 1903 en el Castillo de Peleş, Sinaia, Rumania. Segundo hijo del Rey Fernando I de Rumania y de María de Edimburgo, Princesa de Edimburgo. Su hermano mayor el Príncipe Carol II, heredero al trono, renunció a sus derechos de sucesión el 12 de diciembre de 1925 ya que estaba enamorado de una plebeya.
Nicolás fue bautizado por el propio Zar Nicolás II de Rusia. Pasó su infancia en su mayoría en Sinaia Pelisor en Rumanía la residencia veraniega de la familia principesca. Siempre se lo pasaba muy bien jugando especialmente con sus hermanos mayores, siendo su favorita su hermana María. Los dos eran inseparables y la princesa fue un tiempo ideal para los juegos de ”Nicky”. Participó en varias veladas musicales que se llevaron a cabo en el Castillo de Peleş, donde, aunque el príncipe fue menor de edad que su hermana estaban en pareja, bailando juntos toda la noche. Su familia lo llamaba " Nicky ". Nicolás amaba los deportes, festivales y asistió a diversos eventos de caridad.

Adolescencia

Después de estudiar en Inglaterra en el Eton College, el príncipe se alistó en la Royal Navy en 1923. Su pasión era el mar y el deporte, no la política, pero había que pagar después del escándalo causado por su hermano mayor, más tarde el rey Carol II, cuyo padre Fernando lo obligó a renunciar al trono y la salida del país en 1923. Nicolás era, por entonces, un guapo mozo de veintiún años de edad. Se había educado en Inglaterra y estaba encantado con su carrera de oficial en la Royal Navy, dónde esperaba emular los éxitos profesionales de su primo Louis Mountbatten. De momento, parecía posible que se cumpliesen sus expectativas. En "La historia de mi vida" la reina María describe muy bellamente a Nicolás: Fue "un hermoso muchacho con la nariz alargada ... los ojos de un azul profundo , con la majestuosa cara , a veces casi aterradora. Un niño independiente, temperamental, con una extraña, incluso impredecible, pero con seductora mirada, directa, con un hilo abierto".

La Triple Regencia

Cuando el Rey Fernando murió en 1927, fue sucedido por su nieto, hijo de Carol y de la Princesa Helena de Grecia, Miguel I de Rumania, de cinco años de edad. Dada la juventud de Miguel, se formó un Consejo de regencia, viéndose el Príncipe Nicolás obligado a abandonar su carrera en la Royal Navy, a fin de formar parte de dicho Consejo, junto el Patriarca Miron Cristea y el Jefe de la Corte Suprema de Justicia de Rumania Jorge Buzdugan.
Nicolás se sintió muy afligido por tener que abandonar su carrera militar, además durante su vida nunca había mostrado interés en la política. Esta triple regencia probablemente era más de una carga para él que una oportunidad. Tenía sólo 24 años y se describía como tonto e impulsivo en la regencia. Como Regente de primer rango de su sobrino trató de seguir la política implementada por su padre, prefiriendo los brazos de Ioana Doleti Dumitrescu, su amante. Nicolás se alegra mucho cuando su hermano Carol regresa al Reino el 8 de junio de 1930. El Parlamento votó a favor de la derogación de la ley de 1926 y Carol se convierte en el Rey Carol II de Rumania con un golpe de estado. Sin embargo, las relaciones cordiales entre hermanos duraron poco también por razones políticas Nicolás se oponía a la "dictadura de la familia real" de su hermano Carol II. Inicialmente ardido, Carol visitó el estado de Varsovia junto con Nicolás en el momento de que Nicolás fue condecorado con la Orden del Águila Blanca ya que Nicolás quería casarse con Ioana Dumitrescu-Doletti, una mujer divorciada, pero era consciente de que podría ser embarazoso para el Rey autorizar ese matrimonio. Carol mismo sugirió que Nicolás debía casarse sin buscar su consentimiento, aunque a los miembros de la familia real se les exigía obtener dicha autorización real antes de casarse. De esta forma el Rey daba a entender que aceptaría el matrimonio.

El matrimonio y el exilio

Nicolás, al final se encontró con Ioana Dumitrescu Doletti (1902/1909-1963), mujer nacida en Rumania. El príncipe le pidió a su hermano Carol II para el asesoramiento en este matrimonio y finalmente el 28 de octubre de 1931 en Tohani, Rumania se desposó con Ioana, pero como el rey dijo que no se iba a casar con una mujer divorciada (de Radu Savianu), Nicolás se casó ilegalmente y sin el consentimiento del rey ni el parlamento rumano; en principio, debería haber solicitado el permiso de los soberanos rumanos. Más tarde, Carol privo a su hermano de su rango militar y privó a su hermano de los títulos y privilegios y los envió al exilio el 9 de abril de 1937. El príncipe Nicolás se vio obligado al exilio con su esposa, en primer lugar se establecieron en España y luego en Suiza.

El ex príncipe heredero tomo el nombre de Nicholas Brana. El 10 de junio de 1942 su sobrino, Miguel ahora rey le regresó su rango y su apellido Hohenzollern-Sigmaringen y a su esposa Ioana la nombró Princesa de Hohenzollern. Ioanna murió el 13 de julio de 1967; Nicolas se casó de nuevo, con Teresa Lisboa Figueira de Mello (1913-1997); de ambos matrimonios no tuvo hijos. Nicolás el Príncipe de Hohenzollern-Sigmaringen el 9 de junio de 1978 murió a la edad de setenta y cuatro años en la capital española. Fue enterrado en Prilly, ciudad de Suiza.

Actividades en el exilio

Nicolás de Hohenzollern residió permanentemente en el exilio, viviendo primero en Suiza y luego en España. Inicialmente trabajó como instructor de Esquí en Suiza. Tomó parte activa en las actividades de los refugiados rumanos: fundó el Centro de Investigación de Rumania (Centre des Recherches Roumain). En Francia, formó parte y patrocinó la Academia de Francia y la Fundación Cultural Rumana. En Alemania participó en todas las principales reuniones de los inmigrantes rumanos, fundó dos publicaciones periódicas rumanas en Madrid, pronunció numerosos discursos de radio dirigida a los compatriotas en el exilio y en el país.
Después de la muerte del príncipe a través de sus extensos archivos fueron trasladados a la Hoover Institution en California. El príncipe Nicolás estaba interesado en los coches deportivos en los años 30 del siglo XX tenía dos copias de la marca de automóviles de América exclusiva Dueseneberg J Modelo, Entonces uno de los más rápidos en el mundo del automóvil.
En 1935 tomó parte en las carreras de 24 Horas de Le Mans, para obtener el resultado de 38 vueltas. Él recogió antigüedades y dejó una gran colección de pintura, china y plata.

Distinciones honoríficas

  • SMOM-gs.svg Bailío gran cruz de honor y devoción de obediencia de la Orden de Malta.
  • Order of Ferdinand I.gif Caballero gran cruz de la Orden de Fernando I (orden establecida por Nicolás como regente).
  • POL Order Orła Białego BAR.svg Caballero de la Orden del Águila Blanca.
  • Legion Honneur GC ribbon.svg Gran cruz de la Legión de Honor.
  • Grand Crest Ordre de Leopold.png Caballero gran cordón de la Orden de Leopoldo (Reino de Bélgica).
  • GRE Order Redeemer 1Class.png Caballero gran cruz de la Orden del Redentor (Reino de Grecia).
  • CZE Rad Bileho Lva 3 tridy BAR.svg Caballero gran cruz de la Orden del León Blanco (Checoslovaquia).
  • Order of the Karađorđe's Star rib.png Caballero gran cruz de la Orden de la Estrella de Karađorđević.
  • Order of the Eagle of Georgia - ribbon bar.png Caballero gran collar de la Orden del Águila de Georgia (Casa de Bragation).

 
 

Nicolás, al final se encontró con Ioana Dumitrescu Doletti (1902/1909-1963), mujer nacida en Rumania. El príncipe le pidió a su hermano Carol II para el asesoramiento en este matrimonio y finalmente el 28 de octubre de 1931 en Tohani, Rumania se desposó con Ioana, pero como el rey dijo que no se iba a casar con una mujer divorciada (de Radu Savianu), Nicolás se casó ilegalmente y sin el consentimiento del rey ni el parlamento rumano; en principio, debería haber solicitado el permiso de los soberanos rumanos.








 Ioanna murió el 13 de julio de 1967; Nicolas se casó de nuevo, con Teresa Lisboa Figueira de Mello (1913-1997); de ambos matrimonios no tuvo hijos. Nicolás el Príncipe de Hohenzollern-Sigmaringen el 9 de junio de 1978 murió a la edad de setenta y cuatro años en la capital española. Fue enterrado en Prilly, ciudad de Suiza.

 

Maria Thereza Lisboa Figueira de Mello


 Fecha de nacimiento: 10 de junio de 1913
Lugar de Nacimiento: Roma, Lazio, Italia
Defunción:
Fallecido 30 de marzo de 1997 en Madrid, Madrid, Community of Madrid, Spain
 
Hija de Jerónimo de Ávila Figueira de Melo y Cándida Ribeiro Lisboa
 
Esposa de Andrés Boulton Pietri y Prince Nicholas of Romania
 
 
 
 

Elena de Rumanía


Archiduquesa Elena de Austria-Toscana, nacida Princesa Elena de Rumanía (Bucarest, 5 de enero de 1909 - Youngstown, 21 de enero de 1991) fue por derecho propio princesa de Rumanía, y durante su primer matrimonio Archiduquesa de Austria.

Nació en Bucarest, Rumanía. Su madre fue la reina María de Rumanía, hija del príncipe Alfredo I de Sajonia-Coburgo-Gotha, duque de Edimburgo, hijo de la reina Victoria del Reino Unido. Su bisabuelo materno era el zar Alejandro II de Rusia. El padre de María era el rey Fernando I de Rumanía. Sin embargo, fue un rumor extendido que el verdadero padre de la princesa era el príncipe rumano Barbu Știrbey, amante de la reina.
  
A través de su rama paterna también era una bisnieta de la reina María II de Portugal. Ella tuvo tres hermanos y dos hermanas: Carlos, futuro rey de Rumanía (Carlos II), Nicolás, príncipe de Rumania; Isabel, princesa de Rumanía y futura reina consorte de Grecia; María, princesa de Rumanía y futura reina consorte de Yugoslavia, y otro hermano, Mircea, quien murió a los tres años de edad.

Matrimonio e hijos

La princesa Elena se casó en dos ocasiones, las mismas que se divorció.

Su primer esposo fue el Archiduque Archiduque Antonio de Austria-Toscana (1901-1987), con quien contrajo matrimonio en Sinaia, el 26 de julio 1931, y tuvieron seis hijos (se divorciaron en 1954). El matrimonio fue alentado por el hermano de Elena el rey Carlos II, quien recelaba de la popularidad de la princesa y quería alejarla del país, sabiendo que los rumanos jamás tolerarían a un Habsburgo en el país. El rey no permitió que la pareja viviera en Rumanía.

Después de que su esposo fuera reclutado por la Lutwaffe, Elena estableció un hospital para soldados en su castillo de Sonneburg, a las afueras de Viena. En 1944, ella y sus hijos se trasladaron a Rumanía y se establecieron en el castillo de Bran, donde luego se les unió su esposo, quien fue colocado bajo arresto domiciliario por el Ejército Rojo.

Luego de que Miguel I abdicara al trono rumano, Elena y su familia se exiliaron de la recién formada Rumanía comunista. Instalados en Suiza, se mudaron luego a Argentina y, finalmente, en 1950 se establecieron en Estados Unidos, donde compraron una casa en Massachusetts.

Durante toda la década de los 50s, Elena se dedicó a dar conferencias contra el comunismo, en colaboración con la Iglesia ortodoxa rumana de Estados Unidos.

Su segundo matrimonio fue el 20 de junio de 1954 en Newton, Massachusetts, con el Dr. Stefan Nikolas Issarescu (1906-2002) (se divorciaron en 1965 y no tuvieron descendencia).

En 1965, siguiendo los pasos de misticismo religioso de su madre, la princesa ingresó al monasterio ortodoxo de la Protección de la Madre de Dios, en la comuna francesa de Bussy-en-Othe. En su tonsura monástica en 1967, a la hermana Elena se le dio el nombre de madre Alejandra. Cuando regresó a Estados Unidos, Elena fundó el monasterio ortodoxo de la Transfiguración, en Ellwood, Pennsylvania, el primer monasterio angloparlante en Norteamérica. Ella actuó como abadesa del monasterio hasta su jubilación en 1981, permaneciendo en él hasta su muerte.

En enero de 1991, sufrió una fractura de cadera después de una caída una noche antes de su cumpleaños 82. Mientras se encontraba internada en el hospital, sufrió dos ataques al corazón y murió el 21 de enero.

Descendiente

Elena y el Archiduque Antonio María de Austria-Toscana tuvieron seis hijos:
  • Archiduque Esteban de Austria (1932-1998).
  • Archiduquesa María Elena de Austria (1933-1959); casada con el Conde Francisco José Kottulinsky (1917-1959). Fueron sus hijos:
    • María Elena Kottulinsky (nacida en 1958).
  • Archiduquesa Alejandra de Austria (nacida en 1935); casada con el Duque Eugenio Eberardo de Württemberg, hijo de la Princesa Nadezhda de Bulgaria.
  • Archiduque Dominico de Austria (nacido en 1937).
  • Archiduquesa María Magdalena de Austria (nacida en 1939); se casó con el Barón Juan Ulrico de Holzhausen (nacido en 1929), y tuvieron tres hijos:
    • Juan Federico Antonio de Holzhausen (nacido en 1960 en Salzburgo), Austria); casado con Brunilda Castejón-Schneider (nacida en 1962 en Madrid), el 23 de septiembre de 2001 en Wartberg, Alemania, y tuvieron un hijo:
      • Lorenzo de Holzhaussen (2001) en Viena, Austria.
    • Jorge Fernando de Holzhausen (nacido en 1962) en Salzburgo, Austria; casado con la Condesa Elena de Hoensbroech (1965), el 30 de abril de 1993 en Viena, Austria, y tuvieron tres hijos:
      • Alejandro de Holzhausen (nacido en 1994 en Viena, Austria).
      • Tássilo de Holzhausen (nacido en 1997 en Viena, Austria).
      • Clemente de Holzhausen (nacido en 2003 en Viena, Austria).
    • Alejandra María de Holzhausen (nacida en 1963 en Salzburgo, Austria), casada con Cristián Ferch (nacido en 1959 en Salzburgo, Austria), el 2 de julio de 1985 en Salzburgo, Austria, y tuvieron tres hijos:
      • Fernando Jorge Botho Ferch (1986) en Salzburgo, Austria.
      • Leopoldo Antonio David Ferch (1988).
      • Benedicto Pedro Ferch (1993).
  • Archiduquesa Isabel de Austria (nacida en 1942), casada con el Dr. Friedrich Josef Sandhofer (nacido en 1934), el 3 de agosto de 1964 en Mondsee, Austria, y tuvieron cuatro hijos:
    • Antonio Dominico Sandhofer (nacido en 1966 en Salzburgo, Austria), casado con Catalina Marta Wojkowska (nacida en 1962 en Varsovia, Polonia), el 29 de mayo de 1983, y tuvieron un hijo:
      • Dominico Alejandro Sandhofer (1994) en Innsbruck, Austria).
    • Margarita Isabel Sandhofer (nacida en 1968 en Innsbruck, Austria), casada con Ernesto Helmut Nicolás Lux (nacido en 1954 en Graz, Austria), el 20 de junio de 1992, y tuvieron dos hijos:
      • Mauricio María Ernesto Lux (nacido en 1999 en Viena, Austria).
      • Dorian Agustín María Lux (nacido en 2001 en Viena, Austria).
    • Andrea Alejandra Sandhofer (nacida en 1969 en Innsbruck, Austria), casada con Jorge Miguel Zarbl (nacido en 1970 en Viena, Austria), el 30 de agosto de 1996, tuvieron dos hijos:
      • Fernando Juan Federico Constantino María Zarbl (nacido en 1996 en Salzburgo, Austria).
      • Benedicto Bonifacio María Manfredo Raniero Zarbl (nacido en 1999).
    • Isabel Victoria Madgalena Sandhofer (nacida en 1971 en Innsbruck, Austria), soltera y sin descendencia.
Su hijo varón sobreviviente, el Archiduque Dominico de Austria-Toscana, obtuvo los derechos retroactivos sobre el Castillo de Bran en mayo de 2006 por las autoridades rumanas, como herencia de su madre, la Princesa Elena.

Títulos, tratamientos y distinciones honoríficas

Títulos y tratamientos

  • 5 de enero de 1909 - 26 de julio de 1931: Su Alteza Real la princesa Elena de Rumanía, princesa de Hohenzollern.
  • 26 de julio de 1931 - 29 de mayo de 1954: Su Alteza Imperial y Real la archiduquesa y princesa imperial Elena de Austria, princesa real de Hungría y Bohemia, princesa de Toscana.
  • 29 de mayo de 1954 - 21 de enero de 1991: Su Alteza Real la princesa Elena de Rumanía, princesa de Hohenzollern.

Distinciones honoríficas

Distinciones honoríficas rumanas
  • Ro1ocr.gif Dama Gran Cruz de la Orden de la Corona de Rumanía.



Anton Habsburg-Lothringen



Anton Habsburgo-Lorena (* 20 de de marzo de 1901 en Viena ; † 22. de octubre de de 1987 en Salzburgo , nacido Anton Maria Franz Leopold Blanka Karl José Ignacio Michael Raphael Margareta Niceto, archiduque de Austria) era un miembro de la Casa de Habsburgo-Lorena .

Anton era el tercer hijo de doce hijos del archiduque Leopoldo Salvador de Austria-Toscana (1863-1931) y su esposa la infanta española Blanca de Castilla de Borbón (1868-1949), la hija mayor del infante Carlos María de los Dolores de Borbón , duque de Madrid (1848-1909), como "Carlos VII." pretendiente al trono español, y su esposa, la princesa Margarita de Borbón-Parma.
    
 Sus abuelos paternos eran el archiduque Karl Salvator y la princesa María Inmaculada de Nápoles y Sicilia .


 Después de la disolución de la monarquía dual de Austria-Hungría al final de la Primera Guerra Mundial en 1918 fue archiduque Anton de Austria-Toscana con sus padres - antes de salir de la familia del depuesto emperador Carlos I en vista de la inminente expulsión de su padre - en Frohsdorf en Baja Austria .

El 26 de julio, 1931 se casó Anton Habsburgo-Lorena (Anton de Austria-Toscana) en el castillo de Peles en Sinaia con la (princesa) Ileana Hohenzollern (1909-1991), la hija menor de la rumana rey Fernando I y su esposa, la princesa Marie de Sajonia -Coburg y Gotha .

 Después de casarse con Ileana estaba a su hermano, el rey Carlos II.  Impuesto de consideraciones políticas, a vivir fuera de Rumania, dijo que el pueblo rumano no aceptarían un matrimonio con un miembro de la Casa de Habsburgo-Lorena. por consiguiente, la pareja vivió inicialmente en Múnich y en Mödling en Viena y más tarde su castillo Sonnberg  en Austria sucesivamente.
Más tarde vivió con sus padres en el exilio en Suiza , luego en Alemania y en Francia .

Durante la Segunda Guerra Mundial Anton Habsburgo-Lorena sirvió hasta el final de 1944 en el alemán Wehrmacht como un volante .

Después de su liberación, se trasladó a Bran , donde su familia al castillo de Bran vivió.

Después del golpe y la disolución de la alianza entre Rumania y Alemania, el 23 de agosto de 1944, la pareja, sus hijos y sus trabajadores domésticos como ciudadanos de fue el Reich alemán , internados en peligro o el país que se hace referencia.

Fue sólo cuando el rey Miguel I  abdicar el 30 de diciembre de 1947, tuvo que salir del país, incluso la familia de los Habsburgo-Lorena en el país fue expulsado.

La familia celebró inicialmente en Suiza y en Argentina en adelante, a principios de 1950, que vivió en el Estados Unidos .

En 1954 la pareja se divorció y Anton de Habsburgo-Lorena regresó a Austria, donde permaneció hasta su muerte en Emmerberg (Baja Austria) y St. Lorenz am Mondsee (Alta Austria) en la Villa Minola (después de su muerte por el nuevo propietario en Villa Mizzi vivían cambiado el nombre). Su tumba está en el cementerio de Mondsee.




















Su segundo matrimonio fue el 20 de junio de 1954 en Newton, Massachusetts, con el Dr. Stefan Nikolas Issarescu (1906-2002) (se divorciaron en 1965 y no tuvieron descendencia).



 
 
 
 
 

Mircea de Rumania


Mircea de Rumania (3 de enero de 1913- Bucarest, Rumanía - 2 de noviembre de 1916, Buftea, Rumanía) fue un príncipe de Rumania, dado que era el hijo menor de Fernando I de Rumania y su esposa, la reina María.

Oficialmente, Mircea era el hijo del rey Fernando y su esposa, la reina María. Como tal, era el nieto paterno del príncipe Leopoldo de Hohenzollern-Sigmaringen y la infanta Antonia de Portugal, y nieto materno del príncipe Alfredo, duque de Edimburgo y de su esposa, la gran duquesa María Aleksándrovna de Rusia. No obstante, hubo muchos que pensaron en su momento que tanto Mircea como su hermana, la princesa Elena, era los hijos biológicos de Barbu Ştirbey. El rey Fernando jamás negó ser el padre de sus hijos menores.

El príncipe Mircea murió de tifus en 1916, durante la Primera Guerra Mundial, en el palacio de los Ştirbey en Buftea. Su muerte fue muy sentida por la familia real rumana.

Su hermano mayor, el futuro Carlos II de Rumania, llamó a su primogénito (concebido con su primera esposa, Zizi Lambrino) Mircea, en honor a su hermano pequeño.

El nombre Mircea, variante de Miroslav, significa "gloria en la paz". Le impusieron ese nombre en honor del príncipe Mircea I de Valaquia.



 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario