foto

foto

Translate

martes, 27 de septiembre de 2016

Luis I de Portugal


Luis I de Portugal, apodado el Popular (Lisboa, 31 de octubre de 1838 - Cascais, 19 de octubre de 1889), fue rey de Portugal entre 1861 y 1889. Era el segundo hijo de la reina María II y del rey consorte Fernando II, y fue Duque de Oporto y Viseu.
                
Luis era un hombre culto, aficionado a escribir poesía. Sin embargo, no poseía capacidades políticas, ya que se vio envuelto en este mundo tras la muerte de sus dos hermanos Pedro y Fernando en 1861 como consecuencia de una epidemia de cólera. El reinado de Luis se caracterizó por una serie de cambios de gobierno, formados en diversas ocasiones por los liberales y otras por los conservadores. Durante su gobierno, Portugal se devaluó en relación con otros países europeos en términos de educación, política, estabilidad, progreso tecnológico y estabilidad económica. En temas coloniales, la bahía de Delgoa se confirmó como posesión portuguesa en 1875 mientras que las actividades belgas en el Congo negaban a Portugal un terreno entre Angola y Mozambique.

Luis fue sobre todo un hombre de ciencia, con una especial pasión por la oceanografía. Invirtió gran parte de su fortuna en financiar barcos de investigación dedicados a recoger especímenes en los océanos del mundo. Fue el responsable de la creación de uno de los primeros acuarios del mundo, el Vasco da Gama en Lisboa, que sigue aún abierto al público, incluyendo un calamar de 10 metros de largo. Su amor por las ciencias fue transmitido a sus dos hijos.

Luis I contrajo matrimonio el 6 de octubre de 1862 con María Pía de Saboya (16 de octubre de 1847 - 5 de julio de 1911), hija de Víctor Manuel II de Italia y María Adelaida, Archiduquesa de Austria. Ellos tuvieron dos hijos.

ImagenNombreNacimientoMuerteNotas
Carlos I de Portugal.jpgCarlos Fernando Luis María Víctor Miguel Rafael Gabriel Gonzaga Javier Francisco de Asís José Simón28 de septiembre de 18631º de febrero de 1908Quien lo sucedió como Carlos I.
Don Alfonso, duque de Oporto, infante de Portugal (J.C. Fernandes, Lisboa, 1903).pngAlfonso Enrique María Luis Pedro de Alcántara Carlos Humberto Amadeo Fernando Antonio Miguel Gabriel Gonzaga Javier Francisco de Asís Juan Augusto Julio Ignacio31 de julio de 186521 de febrero de 1920Duque de Oporto.
 




María Pía de Saboya


María Pía de Saboya (Turín, 16 de octubre de 1847 - 5 de julio de 1911) fue princesa de Italia y reina de Portugal, de la casa real italiana de Saboya fue conocida como O Anjo da Caridade y A Mãe dos Pobres (Ángel de la Caridad y Madre de los Pobres).

María Pía era hija del rey Víctor Manuel II de Cerdeña y Piamonte (desde 1861, rey de Italia unificada) y de la archiduquesa María Adelaida de Austria. Tuvo siete hermanos, entre los cuales fueron reyes Humberto I, de Italia y Amadeo I, de España.
           
En 1862 contrajo matrimonio con el rey Luis I, convirtiéndose así en reina consorte de Portugal.

Después del regicidio el 1 de febrero de 1908, comenzó a dar señales de demencia, que se agravaron con la proclamación de la República, el 5 de octubre de 1910. La desdichada reina salió para el exilio, con los restantes miembros de la familia real, viajando a su tierra natal el Piamonte, donde viviría hasta fallecer al año siguiente, siendo sepultada en el Panteón Real de los Saboya en la Basílica de Superga, Turín, Italia. Es la única Reina de Portugal que no está sepultada en el Panteón de los Braganza, en el Monasterio de San Vicente de Fora, Lisboa.

Distinciones honoríficas

  • Golden Rose MNMA Cl2351 n1.jpg Rosa de Oro de la Cristiandad (en el día de su bautismo).
  • PRT Ordem de Nossa Senhora da Conceicao de Vila Vicosa Cavaleiro ribbon.svg Dama gran cruz de la Orden de Nuestra Señora de la Concepción de Villaviciosa (Reino de Portugal).
  • Order of Queen Maria Luisa (Spain) - ribbon bar.png Dama de la Orden de las Damas Nobles de la Reina María Luisa (Reino de España).
  • Imperial Order of Saint Charles (Mexico) - ribbon bar.gif Dama gran cruz de la Imperial Orden de San Carlos (Segundo Imperio Mexicano).
  • SMOM-gc.svg Dama gran cruz de honor y devoción de la Orden de Malta.
  • Cavaliere di gran Croce Regno SSML BAR.svg Dama gran cruz de la Orden de los Santos Mauricio y Lázaro (Reino de Italia).
  • Ordre de la Croix étoilée autro-hongrois.jpg Dama de la Orden de la Cruz Estrellada (Imperio Austrohúngaro).
  • TheresiaOrder.Bavaria.gif Dama de la Orden de Teresa (Reino de Baviera).













 
 

Carlos I de Portugal

Enlace aquí:

Carlos I de Portugal (Lisboa, 28 de septiembre de 1863 - id., 1 de febrero de 1908 ), su nombre completo era Carlos Fernando Luis María Víctor Miguel Rafael Gabriel Gonzaga Javier Francisco de Asís José Simón de Braganza Saboya Borbón y Sajonia-Coburgo-Gotha. Fue el penúltimo rey de Portugal. Era hijo del rey Luis I de Portugal y la princesa María Pía de Saboya, hija de Víctor Manuel II, rey de Italia.
             
Subió al trono el 10 de octubre de 1889, con 26 años de edad. Fue apodado el diplomático (debido a las múltiples visitas que hizo a Madrid, París y Londres, contestadas con las visitas a Lisboa de los reyes Alfonso XIII, Eduardo VII, del káiser Guillermo II y el presidente de la República Francesa Émile Loubet), también fue llamado el martirizado, o el mártir (al haber muerto asesinado), y el Oceanógrafo (por su pasión por la oceanografía, compartida con su padre y el príncipe Alberto I de Mónaco, amigo personal del rey).

Hombre inteligente según sus contemporáneos pero también propenso a la extravagancia según ellos mismos, las políticas erráticas, despilfarros, y amoríos extramaritales de Carlos sellaron el destino de la monarquía portuguesa, siendo que el grave debilitamiento de la posición política de Portugal en Europa también redujo su popularidad. Los tratados coloniales con el Reino Unido como resultado del "conflicto del mapa rosado" (uno firmado en agosto de 1890 que definió sus fronteras africanas a lo largo del Zambeza y el Congo y otros firmados el 14 de octubre de 1899 que confirmaban los tratados coloniales del siglo XVII) estabilizaron la situación política de los imperios coloniales europeos en África, aunque generaron un amargo resentimiento en Portugal por las grandes concesiones reconocidas al Reino Unido y el nulo apoyo recibido de otras potencias europeas (como Alemania) para contrarrestar las presiones británicas.

Domésticamente, Portugal fue declarado en bancarrota dos veces debido a que el tamaño de la deuda pública superaba las riquezas nacionales - el 14 de junio de 1892, y nuevamente el 10 de mayo de 1902 - causando disturbios industriales, antagonismo con socialistas y republicanos y la crítica de la prensa contra la monarquía. El sistema electoral portugués, a semejanza del practicado en España, otorgaba preeminencia a dos partidos políticos: regeneradores y progresistas, que se turnaban en el poder mientras el derecho a voto era reducido a varones alfabetizados y con cierta renta mínima, lo cual generaba conflictos con dos nuevos grupos políticos: republicanos y socialistas.

La fuerte humillación resultante del ultimátum británico de 1890 y el descontento con el régimen político auspiciado por la monarquía causaron turbulencia política en Portugal durante los primeros años del siglo XX. El rey Carlos respondió al nombrar a João Franco como primer ministro y subsecuentemente aceptando la disolución del Parlamento, transformando el régimen en una virtual dictadura apoyada por el rey, que sólo aumentó el rechazo de los republicanos.

Este apoyo a una dictadura no era bien visto ni siquiera por las personas más próximas al rey como la reina madre María Pía, la reina Amalia, el príncipe heredero Luis Felipe de Braganza, y el infante Alfonso, hermano menor del rey. No obstante, Franco era defendido por el secretario particular del rey. La inquietud política hacía que la animosidad personal contra la Casa de Braganza Sajonia-Coburgo y Gotha creciera masivamente.

A pesar de la controversia, existía un objetivo preciso que el mismo rey afirma en una misiva a su amigo, Alberto I de Mónaco en febrero de 1907:
Considerando que las cosas aquí no iban bien, y viendo los ejemplos de toda la Europa, donde tampoco van mejor, decidí hacer una revolución completa en todos los procedimientos del gobierno de aquí, una revolución desde arriba, creando un gobierno de libertad y de honestidad, con ideas modernas, para que no me hagan una revolución desde abajo, lo que supondría la ruina a mi país.
En esa misma carta, el rey habla de sus miedos, que se harían realidad tras su muerte:
Hasta ahora, he tenido éxito, y todo va bien, incluso mejor de lo que creía posible. Pero para eso, necesito estar constantemente en guardia y no puedo abandonar el mando ni un minuto, porque conozco mi mundo y si la idea de continuidad se perdiera por falta de dirección, todo volvería inmediatamente para atrás, y entonces sería peor que al princípio.
El 1 de febrero de 1908, la familia real regresaba del palacio de Vila Viçosa a Lisboa. Viajaban en coche hacia Almada y a continuación tomaron un barco para cruzar el río Tajo y desembarcaron en Cais do Sodré, en el centro de Lisboa. En su camino hacia el palacio real, el carruaje con Carlos I y su familia pasó por la avenida del Terreiro do Paço. Mientras cruzaban la plaza, fueron disparados varios tiros desde la multitud por al menos dos hombres: Alfredo Costa y Manuel Buiça. El rey murió inmediatamente, su heredero Luis Felipe fue mortalmente herido, y el príncipe Manuel fue alcanzado en un brazo. Los asesinos fueron muertos a tiros en el lugar por guardaespaldas y posteriormente reconocidos como miembros del Partido Republicano. Aproximadamente veinte minutos después, el príncipe Luis Felipe murió y días más tarde su hermano menor, Manuel fue proclamado rey de Portugal, el último de la dinastía de los Braganza Sajonia-Coburgo y Gotha.

Carlos se casó con la princesa Amélie de Orléans en 1886. Ella era hija de Philippe, conde de París y de Marie Isabelle d'Orléans. Sus hijos fueron:
ImagenNombreFecha de NacimientoFecha de Fallecimiento
SAR Luis Filipe.jpgLuis Felipe María Carlos Amélio Fernando Víctor Manuel Antonio Lourenço Miguel Rafael Gabriel Gonzaga Xavier Francisco de Asís Bento de Sajonia-Coburgo-Gotha y Braganza21 de marzo de 18871 de febrero de 1908
María Ana de Braganza14 de diciembre de 188814 de diciembre de 1888
EmanuelIIvPortugal.jpgManuel María Felipe Carlos Amélio Luis Miguel Rafael Gabriel Gonzaga Francisco de Asís Eugenio de Sajonia-Coburgo-Gotha y Braganza19 de marzo de 18892 de julio de 1932

Problema sucesorio

Después de la muerte del último rey, Manuel II de Portugal, María Pía de Sajonia-Coburgo-Gotha y Braganza alegó ser la hija bastarda legitimada del rey Carlos I (habiendo sido su madre la brasileña María Amélia Laredó y Murça), reivindicando los títulos de Princesa Real de Portugal y de Duquesa de Braganza, aunque muy contestada como miembro de la Casa de Braganza Sajonia-Coburgo y Gotha.
María Pía de Sajonia-Coburgo-Gtha y Braganza13 de marzo de 1907 - 6 de mayo de 1995


 
Retrato de Maria Pia, la Duquesa de Bragança
 



 El 1 de febrero de 1908, la familia real regresaba del palacio de Vila Viçosa a Lisboa. Viajaban en coche hacia Almada y a continuación tomaron un barco para cruzar el río Tajo y desembarcaron en Cais do Sodré, en el centro de Lisboa. En su camino hacia el palacio real, el carruaje con Carlos I y su familia pasó por la avenida del Terreiro do Paço. Mientras cruzaban la plaza, fueron disparados varios tiros desde la multitud por al menos dos hombres: Alfredo Costa y Manuel Buiça. El rey murió inmediatamente, su heredero Luis Felipe fue mortalmente herido, y el príncipe Manuel fue alcanzado en un brazo.



Amelia de Orleans

 
María Amelia Luisa Elena de Orleans, princesa francesa y última reina consorte de Portugal, nació el 28 de septiembre de 1865 en la ciudad de Londres siendo la hija primogénita de Felipe, conde de París y su esposa María Isabel de Orleans, infanta de España. Sus abuelos paternos fueron Fernando Felipe de Francia y Elena Luisa de Mecklemburgo-Schwerin y los maternos: Antonio de Orleáns, Duque de Montpensier y Luisa Fernanda de Borbón, infanta de España. Doña Amelia fue hermana de la infanta Luisa, esposa del Infante Don Carlos, padres ambos de María de las Mercedes de Borbón-Dos Sicilias y Orleans, condesa de Barcelona.
             
En 1889, Amelia de Orleans se convirtió en reina de Portugal junto con su esposo al morir su suegro. Su marido fue proclamado rey como Carlos I.

El 1 de febrero de 1908, a su regreso a Lisboa, la familia real sufrió un atentado en la Plaza del Comercio de Lisboa, en el cual resultaron muertos el rey, de forma instantánea, y el príncipe real, veinte minutos después; el infante D. Manuel resultó herido leve y la reina, milagrosamente ilesa, a pesar de haber defendido a sus hijos, golpeando a los asesinos. Existen numerosas teorías respecto a los organizadores del atentado, aunque todo son conjeturas, dado que los regicidas murieron en su lucha por no ser atrapados y que el proceso fue convenientemente olvidado tras la proclamación de la república.

Doña Amelia se convierte en tutora del nuevo rey, finalmente puede tener una participación activa en el gobierno de la nación y se empeña en poner en marcha una especie de gobierno de unión nacional en el que estarían presentes todas las corrientes políticas, pero el reparto de las cuotas de poder descontenta a todos los partidos, y en lugar de unir a la clase política en torno al joven monarca, lo que consigue es aislarlo, y consecuentemente debilitarlo.

En 1910 con la abdicación de su hijo Manuel II de Portugal, abandona Portugal con el resto de la familia real, siendo ella la última reina consorte del país lusitano. Muchos años después, en los años 50 del siglo XX y poco antes de su muerte, la reina fue autorizada a volver a Lisboa, donde pudo visitar las tumbas de su esposo e hijos.

A ella se debe la creación del Museo Nacional de Coches de Lisboa, en dependencias del Palacio de Belém, su residencia preferida en Lisboa, durante su vida en Portugal.

Su último papel decisivo en la historia de la dinastía tuvo lugar cuando, siguiendo la postura de su hijo Manuel II, reconoció como heredero de la dinastía al pretendiente miguelista, Miguel de Braganza, hijo de Miguel I de Portugal, si bien es cierto la Constitución Portuguesa retiraba sus derechos a los herederos de Miguel, y ya no había monarquía en Portugal y la constitución había sido reemplazada.

A su muerte, el gobierno portugués envió un barco de guerra para la repatriación de sus restos mortales a Lisboa, los cuales recibieron los más altos honores del estado y multitudinariamente acompañados hasta el Panteón de los Branganza en el monasterio de San Vicente da Fora, donde fueron depositados junto a los de su esposo e hijos.

Distinciones honoríficas

  • Ordine di Santa Isabella.png Soberana Gran maestre de la Orden de Santa Isabel (Reino de Portugal).
  • Order of Queen Maria Luisa (Spain) - ribbon bar.png Dama de la Orden de las Damas Nobles de la Reina María Luisa (Reino de España).
  • Golden Rose MNMA Cl2351 n1.jpg Rosa de Oro de la Cristiandad (Ciudad del Vaticano, 1892).

La Reina Amelia portando la "diadema de las estrellas".


 Los problemas cardíacos de la Reina se agravaron en sus últimos años de existencia. En 1951 la Soberana portuguesa fallecía a los 87 años de edad. El primero de los funerales se celebró en la Catedral de San Luis de París con una prominente presencia de miembros de las Casas Reales europeas. Por orden de Salazar los restos mortales de la reina Amelia serían trasladados a Portugal donde fue enterrada junto a sus familiares. Fue tal la cantidad de portugueses que quisieron despedirse de su última reina que la capilla ardiente estuvo abierta treinta días. Por deseo de la Reina, su mortaja fue el vestido, manchado de sangre, que llevaba el aciago día del atentado que le arrebató la vida a su esposo y a su hijo Luis Felipe. En su tumba se puede leer la inscripción: “Aquí descansa en Dios, Doña Amelia de Orleans y Brabanza, Reina en el Trono, en la Caridad y en el Dolor”.

 
 



 




 



                         
 
 


Alfonso de Braganza, duque de Oporto


Infante Don Alfonso, duque de Oporto (pronunciación portuguesa: [ɐˈfõsu ẽˈʁikɨʃ], 31 de julio de 1865, en el Palacio de Ajuda, Lisboa - 21 de febrero de 1920, en Nápoles, Italia) fue un infante portugués de la Casa de Braganza, hijo del rey Don Luis I de Portugal y su esposa, doña María Pía de Saboya.

Su nombre completo era Alfonso Enrique María Luis Pedro de Alcántara Carlos Humberto Amadeo Fernando Antonio Miguel Rafael Gabriel Gonzaga Javier Francisco de Asís Juan Augusto Julio Valfando Ignacio de Sajonia-Coburgo-Gotha y Braganza.
       
Don Alfonso tuvo una carrera militar. De hecho, él era un general de considerable competencia en el ejército portugués, donde, previamente, había sido el inspector general de la artillería. Su ejemplar formación militar le permitió ser elegido para comandar las fuerzas militares en Goa, a finales del siglo XIX, cuando era, al mismo tiempo, el virrey de la India portuguesa. Su actuación en la India motivó su nombramiento como Condestable de Portugal. En los primeros meses de 1890, su compromiso con la archiduquesa María Valeria de Austria fue publicitado, pero más tarde se negó a casarse, bajo la influencia de su tía política, la archiduquesa María Teresa de Portugal, de la rama miguelista de la dinastía de Braganza.

Cuando las amenazas contra la vida de su hermano, Carlos, se dieron a conocer a él, adoptó la costumbre de armarse con un revólver, noche y día, estando preparado para defender a su familia cada vez que fuese necesario. Instó a su sobrino, el príncipe real, Luis Felipe, a también portar un arma.

Don Alfonso era un mujeriego, conocido por su amabilidad, sencillez y estilo de vida de bon-vivant. Por ejemplo, le gustaba actuar como un bombero con el Cuerpo de Bomberos de Ajuda, cerca del Palacio de Ajuda, que patrocinó como honorario comandante en jefe. Él vivió en el Palacio de Ajuda con la Reina Madre, María Pía de Saboya, después de la muerte del rey Luis. (Su hermano, el rey, Carlos I, y, más tarde, su sobrino, el rey Manuel II, ambos vivieron en el Palacio de las Necesidades durante sus reinados.)


D. Afonso, dirigindo su coche.
Don Alfonso fue también un amante de las carreras de automóviles, y fue responsable de las primeras carreras de motor en Portugal, donde fue uno de los primeros pilotos. Después de la proclamación de la Primera República Portuguesa en 1910, Alfonso fue al exilio en el extranjero, primero en Gibraltar con su sobrino, el rey depuesto, Manuel II, y después a Italia con su madre, la reina María Pía. Vivió con ella en Turín, y, después de su muerte, se trasladó a Roma, y, por último, a Nápoles.

Matrimonio

Sufriendo, al igual que su madre, la reina viuda María Pía de Saboya, de debilitada salud mental y emocional después del feroz ataque de 1908 en su familia, Alfonso se casó, en Roma, el 26 de septiembre de 1917, con la dos veces divorciada, y una vez viuda, heredera americana Nevada Stoody Hayes.

Este fue un acontecimiento político importante, al menos para los monárquicos portugueses que se aferraban a la esperanza de una restauración de la Casa de Braganza: como una importante financiación que se necesitaba con urgencia para cualquier toma de poder.

A partir de 1917, el pretendiente portugués, Manuel II, vivía en Inglaterra con su esposa de hacía cuatro años, la princesa Augusta Victoria de Hohenzollern-Sigmaringen, pero no tenían hijos. Los realistas estaban preocupados acerca de las perspectivas de un heredero legítimo Braganza, y su ansiedad se redobló por la noticia del matrimonio de Alfonso con una plebeya, especialmente una de dudosa reputación.

En Portugal, no era reconocido el matrimonio morganático. Cualquier hijo legítimo de Alfonso y Nevada podría convertirse en el heredero legítimo al trono portugués. Casi tan preocupante era la posibilidad de que tanto Manuel y Alfonso no serían capaces de producir un heredero. En este caso, el aspirante al trono portugués sería un descendiente de Miguel I, el rey absolutista que, en 1834, perdió las portuguesas Guerras Liberales con la línea liberal de los monarcas constitucionales.
Don Alfonso fue el cuarto esposo de Nevada Stoody Hayes. No podían casarse religiosamente en Italia, donde el rey Víctor Manuel III de Italia, al igual que el Papa, había decidido no reconocer la validez de un matrimonio aprobado anteriormente, en Roma. Ella convenció a Alfonso de casarse de nuevo en un hotel de Madrid, donde un funcionario consular de la República Portuguesa llevó a cabo la ceremonia civil, sin familia o amigos como testigos. Algunos creen que el cónsul portugués en Madrid fue tan cooperativo porque el gobierno republicano en el poder en Lisboa estaba encantado de ver a uno de los últimos de los Braganza hacer algo tan impopular. El matrimonio religioso se realizó en Madrid el 23 de noviembre de 1917.

El príncipe había intentado obtener la aprobación del rey, para su matrimonio, pero se encontró con que su sobrino y el resto de la familia real se opusieron vehementemente a la misma. Después de su matrimonio, su pensión fue reducida por Manuel II, y Don Alfonso, también rechazado por sus parientes en la familia real italiana, comenzó a vivir en la oscuridad y la enfermedad durante sus últimos días. Finalmente murió solo, en Nápoles, el 21 de febrero de 1920. Sólo un siervo portugués permaneció con él hasta el final.

A pesar de que los términos de un matrimonio morganático excluyen al cónyuge superviviente de heredar cualquiera de los títulos o privilegios que son las prerrogativas de la realeza, no excluyen al sobreviviente de heredar propiedades. En su testamento, Don Alfonso dejó todo su patrimonio a Nevada Stoody Hayes.

Después de que él y Manuel II habían muerto (1932), su viuda exigió que el Gobierno portugués reconociera sus derechos a una parte sustancial del patrimonio de la Casa de Braganza. Su marido la había nombrado su única heredera legal en su última voluntad. Como el matrimonio, y la voluntad, fue legalmente disputado en Lisboa, Nevada fue detenido brevemente poco después de su llegada a Lisboa para reclamar su herencia. Eventualmente, sin embargo, demostró una parte sustancial de su demanda, y se le concedió oficialmente el derecho a retirar muchos objetos de arte y productos caros de los palacios reales portugueses.

La ex duquesa de Porto viajó a Portugal desde Italia con el cuerpo de su difunto esposo, y ella arregló su instalación en el panteón de Braganza en la Iglesia de San Vicente de Fora en Lisboa.

Títulos y honores

En lo que se refiere a títulos, Alfonso era, en primer lugar, Infante de Portugal. El Infante Alfonso nació durante el reinado de su padre, Luis I de Portugal, y, al nacer, se le concedió el título de 3.er duque de Porto. Se convirtió en Príncipe Real de Portugal en circunstancias desafortunadas. Su hermano, Carlos I, y su sobrino, fueron asesinados en 1908, con lo que Manuel II se convirtió en rey y Alfonso fue reconocido como el heredero al trono, tomando el título de Príncipe Real.

Antes de convertirse en el Príncipe Real, Alfonso cumplió los cargos de virrey número 51 de la India portuguesa y el 24 Condestable de Portugal. Fue el número 109 y último gobernador de la India portuguesa en recibir el título de virrey, que se reserva, como una gran recompensa personal por el servicio a Portugal, solamente a la aristocracia de la más alta autoridad y la realeza.

Condecoraciones

  • Caballero de la Orden de Cristo.
  • Caballero de la Orden de Avis.
  • Caballero gran cruz de la Orden de Nuestra Señora de la Concepción de Villaviciosa
  • Caballero gran cruz de la Orden de Carlos III
  • Caballero de la Suprema Orden de la Santísima Anunciación
  • Caballero de la Orden del Toisón de Oro
  • Caballero de la Orden de los Serafines
  • Caballero de la Orden del Águila Negra
  • Caballero de la Orden de la corona sajona.


Nevada Stoody Hayes


Florida ), a veces llamado Nevada de Bragança, era una socialité estadounidense que se convirtió en la esposa del Infante Alfonso, duque de Oporto , cuyo sobrino, Manuel II , fue el último rey de Portugal . Ella nunca fue aceptado como miembro de la familia real portuguesa exiliado, sin embargo, por la ley portuguesa su matrimonio con Alfonso era legal.
            
Su primer marido fue el inventor ha señalado, Lee Agnew, de quien se divorció en 1906. Después de haber sido separado de la señora Hayes por un año, Agnew se convirtió en un multimillonario.
Su fortuna derivado de la asignación de las patentes y regalías relacionadas con su máquina del periódico de plegado automatizado, un dispositivo utilizado en conjunción con los grandes prensas utilizadas para imprimir periódicos.

 A pesar del divorcio, el Sr. Agnew mantiene sus cálidos sentimientos hacia su ex esposa, y, después de su muerte, el 31 de enero de 1924, su voluntad dejó el ingreso residual de su propiedad, el ingreso no destinado a la ayuda de su hijo, Lee "David" Agnew, Jr. ascendió a una renta sustancial para la señora Hayes.

 Durante el año justo antes de tomar el vuelo de su invento, que había sido ocupado.
 De hecho, el día después de su divorcio de Lee Agnew, Sr., en 1906, se casó con William Henry Chapman, que estaba entonces en sus primeros años setenta.
Cuando la dejó más de $ 8 millones a su muerte, más que un año más tarde, los periódicos la apodó "la viuda $ 10 millones de dólares": Nevada Stoody Hayes, de su acumulación de riqueza viene las malas lenguas Edwardian 'concisa-máxima "se casan bien en el altar, pero ser verdaderamente rico a la tumba, como Nevada ".

Como se puede esperar viuda de un muy poco atractivo y demasiado viejo (que reivindica una fecha de nacimiento del nacido el 21 de octubre de 1885. Sin embargo, según varias fuentes, ya en 1870 que parece más probable teniendo en cuenta las edades de sus padres, y los de sus hermanos: era conocida para tomar superior a los protocolos de salud y belleza privados y rigurosas, con visitas a los mejores balnearios de aguas naturales de Europa) de medios sustanciales, Nevada, a sí misma, se hizo demasiado un objetivo matrimonio obsesivo para muchos un "sin dinero y ambicioso", que, por supuesto , se incluye un conjunto de hombres con menos recursos, sobre todo el rango social en todo el mundo, tal era su fama.

Ella dio a luz un hijo, un hijo, David Agnew, engendrado por su primer marido, el inventor.

Extraído de la señora Astor de 400:
“Inmediatamente fue a Europa, donde se informó que aquellos que compiten por la mano incluido Lord Falconer (más tarde, el 10 de conde de Kintore que se casó con la heredera estadounidense Helen Zimmerman, ex duquesa de Manchester), el conde FA Chereff-Spiritovitch (un oficial más joven de el ejército del zar), el príncipe Mohammed Ali Hassan de Egipto, y el conde Aubert de SONIES que venían de París a Nueva York en el mismo barco con la viuda. Mientras que el conde estaba en el vestíbulo del hotel St. Regis de espera para presentar flores y una propuesta de matrimonio, ella salió por una salida trasera con Philip Van Valkenburgh, un destacado miembro de una antigua familia de Nueva York (pero, obviamente, en la necesidad de un poco de su dinero, ella no tardaría en venir a descubrir). Se casaron en Connecticut el 23 de noviembre 1909 y se divorciaron después de un corto tiempo en medio de batallas legales; ella finalmente colocó $ 200.000 sobre él en 1910 ... "
MATRIMONIO DE CARRERA RESUMEN Y MÁS DESTACADOS

Nevada tuvo cuatro esposos, tenían una gran cantidad variada, lo que representa un amplio espectro de habilidades, logros y ambiciones.

 Recapitulando, sus tres primeros maridos eran los siguientes:

1) Lee Agnew, Sr. (multimillonario: hecho a sí mismo) 2) William Henry Chapman (multimillonario; heredan y hecho a sí mismo)) 3) Philip Van Valkenburgh (nunca hicieron un millón, no se conoce comúnmente en círculos de la sociedad de nueva York, hasta después de su acuerdo de divorcio, que la riqueza de toda su familia del mismo nombre fue muy por debajo de una media de un millón de dólares)

 Su cuarto y último marido era el 3º Duque de Oporto, Don Afonso de Braganza (1865-1920), con quien se casó morganáticamente el 26 de septiembre de 1917 en Roma, y, de nuevo, en una ceremonia civil, el 23 de noviembre de ese año, en Madrid.

Nevada comenzó a llamarse a sí misma "Su Alteza Real, Nevada, la duquesa de Oporto", pero la familia real portuguesa nunca la reconoció como miembro. Afonso trató de haber aceptado su esposa por su familia, pero fue rechazado.
 
 Tres años más tarde, el 21 de febrero de 1920, en Nápoles , Italia , el duque murió. A pesar de que los términos de un matrimonio morganático excluyen el cónyuge sobreviviente de heredar cualquiera de los títulos o privilegios que son las prerrogativas de la realeza, que no excluyen el sobreviviente heredar propiedades. En su testamento, Don Afonso dejó todo su patrimonio a Nevada Stoody Hayes. Como era de esperar, la familia del duque encontraron esta incomprensible.

El jugador de 35 años de edad (la real, biológica, la edad más probable es que en ese momento habría sido 50 años de edad, ella era conocida por los íntimos, incluido entre ellos había varios Grande-dames, procedentes de la antigua Nueva York de la señora Astor y Newport, Rhode Island legendaria 400-alta Sociedad ella prudentemente evitó todo el azúcar (excepto fruta cruda), la cafeína y la mayoría de los productos lácteos:. que fue un defensor de la comida sana ardiente, que comían muchos vegetales verdes, crudos y ligeramente al vapor. Su rutina incluido. . moderadas de ejercicio y tratamientos de belleza, incluyendo tratamientos faciales de barro que ella era consciente de la exposición excesiva al sol, decididos a no ganar peso, y utilizan una cinta métrica diaria ella simplemente no permitiría que su figura femenina o delicados músculos se atrofien:. en su alternativa privada régimen diario, levantó pasadores de madera de peso) ex duquesa de Porto viajó a Portugal de Italia con el cuerpo de su marido, y ella dispuesta para su instalación en el panteón Braganza en el Monasterio de San Vicente de Fora en Lisboa .

Ella permaneció en Lisboa durante el período conflictivo cuando las posesiones del duque fueron recogidos y embalados.


Extraído de la señora Astor de 400:
"....  Se perderá sus derechos de sucesión al trono por su matrimonio y se cortó su asignación económica de la familia real." Nevada se llamó a sí misma como la princesa de la corona de Portugal.  Su marido era el tío del rey Manuel de Portugal y único hermano del padre del rey Manuel, el rey Carlos asesinado. El rey Víctor Emanuel, un primo del duque de Oporto, le dio asilo en el Palacio Real de Nápoles y una asignación informado de $ 10.000 por año. El duque de Oporto murió en Nápoles en 1920 después de haber huido allí después de la revolución portuguesa. Después de la muerte del rey de Portugal Nevada solicitado al gobierno republicano - en vano - que se le conceda todos los fondos de la familia real que se consideraba su alto cargo.  
Ella viajó a los EE.UU. en 1921 para haber hecho un cofre de plata sobre una base de bronce (con un peso de media tonelada) en el que transmitir el cuerpo de su difunto esposo de Nápoles a Lisboa.  Allí se muestra en el Panteón antes de que el duque de Oporto fue enterrado junto a su hermano asesinado, el difunto rey. En 1935 la duquesa de Porto recorrida en la Isla de Francia a Nueva York, donde informó que, después de pasar dos meses en Alemania, que estaba "muy impresionado por Adolf Hitler."
 Ella guardaba celosamente (y de acuerdo con todos los precedentes, ella y la falsedad de estado hipócrita de ese período, que era lo correcto al afirmar sus derechos maritales) lo que percibe como sus derechos como la princesa heredera y una vez, en un crucero trasatlántico que también incluyó la gran duquesa María de Rusia, para asegurarse de que ella se sentara a la derecha del capitán en la cena en lugar de la gran duquesa, ella entró en el comedor delante de todos los demás invitados a tomar su asiento. Ella murió el 11 de de enero de 1941 en Tampa, Florida, en el Hospital de San José después de una enfermedad de 10 días.  Se había pasado el invierno en Tampa durante los 10 años anteriores. Dejó un hijo, David Agnew, de Nueva York, y cuatro hermanas .... "
Nevada Stoody Hayes murió en San Joseph's Hospital in Tampa, Florida en 1941, a la edad de cincuenta y cinco años. Sólo después de su muerte era posible que la Fundación de la Casa de Bragança para comprar la pintura, " Batalla del Cabo de San Vicente ", un tesoro nacional portugués, que representa una victoria de la flota de María II de Portugal sobre la flota de Miguel I de Portugal durante las guerras liberales .

 En la actualidad se encuentra en el Museo Marítimo de Lisboa. El trabajo se había incluido en su herencia.
Enlace aquí:














 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario