foto

foto

Translate

miércoles, 12 de octubre de 2016

Eduardo Nuño de Braganza


Eduardo Nuño de Braganza, (en portugués: Duarte Nuno de Bragança) 23 de septiembre de 1907 – Ferragudo, 23 de diciembre de 1976), Seebenstein, fue un pretendiente al título de duque de Braganza. Desde la muerte de su primo distante el rey D. Manuel II de Portugal, en 1932, fue reconocido por una parte monarquista como jefe de la Casa real de Portugal y heredero al trono portugués, lo que reivindicó hasta su muerte con el nombre de Eduardo II.
                             
Nacido en el Castillo de Seebenstein en Austria el 23 de septiembre de 1907, siendo hijo del infante Miguel de Braganza, pretendiente al título de duque de Braganza y al trono portugués, y de la princesa María Teresa de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg. Nieto por vía paterna del rey Miguel I de Portugal y de la princesa Adelaida de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg.

La familia de Eduardo Nuño eran los partidarios nombrados miguelistas al trono de Portugal. Los miguelistas eran los partidarios de la descendencia del rey Miguel I de Portugal como la auténticamente legítima para gobernar el país en lugar de la procedente de la reina María II de Portugal, sobrina de Miguel I.

La familia de Eduardo Nuño vivía en el Castillo de Seebenstein, en Austria, donde el emperador Francisco José I de Austria les había garantizado mantener la extraterritorialidad del castillo a fin de que los nuevos príncipes nacieran en territorio portugués. Fueren padrinos de Eduardo Nuño la infanta Adelgunda de Portugal y el infante Alfonso Carlos de Borbón y Austria-Este.

El regicidio

En 1919 murió el infante Francisco de Portugal, y en 1920 el infante Miguel de Braganza renunciaba a sus derechos dinásticos a fin de casarse de forma morganática con una ciudadana estadounidense. Con tal de facilitar la reconciliación entre las dos ramas de la Casa Real portuguesa, el infante Miguel de Braganza, padre de Eduardo, renuncìó en favor de su hijo a sus derechos a la Corona.

En 1921 Eduardo Nuño y su madrina y regente, la infanta Adelgunda de Portugal, duquesa de Guimaraes, publicaron un manifiesto para la restauración de la monarquía portuguesa. A partir de este momento, tanto Eduardo Nuño como el rey Manuel II de Portugal presuntamente vieron la necesidad de llegar a un acuerdo que eliminara las diferencias entre las dos ramas de la familia Braganza
El 17 de abril de 1922 se firmó el Pacto de París, en el cual se reconocía a Manuel II de Portugal como único rey de Portugal, y presuntamente se reconocía al príncipe Eduardo Nuño como jefe de la Casa de Braganza y heredero del rey, ya que éste no tenía descendencia. Con este pacto se permitía la unidad de los movimientos monárquicos portugueses.

Con las muertes del infante Miguel de Braganza y del rey Manuel II de Portugal, en 1927 y en 1932 respectivamente, la gran mayoría de los movimientos monárquicos portugueses se unificaron para apoyar a Eduardo Nuño. El último acto de reconciliación se produjo en 1933, cuando la reina Amelia de Orleans, viuda del rey Carlos I de Portugal y madre del rey Manuel II de Portugal, recibió en audiencia Eduardo Nuño.

A pesar de que fueron pocas las voces que no apoyaron abiertamente al duque de Braganza, ciertos opúsculos monárquicos de poca importancia, afirmaron no reconocer a Eduardo Nuño como heredero al trono portugués, ya que su familia no había nacido en Portugal, y en consecuencia habían perdido los derechos dinásticos a la corona lusitana. Estos opúsculos afirmaban que los auténticos herederos de Portugal son los descendientes de la reina María II de Portugal.

Eduardo Nuño recibió una educación eminentemente portuguesa encargada a dos institutrices lusitanas, María Luisa Castelo y María das Dores de Sousa-Prego. Posteriormente recibió estudios por parte del fraile Estevao del monasterio de Cucujaes. A pesar de todo, recibió formación en las escuelas de la Abadía de Ettal en Baviera y en la abadía de Clairvaux en Francia. Posteriormente se licenció en ingeniería agrónoma por la Universidad de Toulouse.

El año 1929, Eduardo Nuño realizó un viaje secreto a Portugal, ya que no podía entrar por la ley de exilio de la familia del rey Miguel I de Portugal, instaurada el año 1834.

Casamiento y descendencia

El 15 de octubre de 1942 se casó en la Catedral de Petrópolis con la Princesa María Francisca de Orleans-Braganza, hija del Príncipe Pedro de Alcántara de Orleans-Braganza y de la Condesa bohemia Isabel María Dobrzenska von Dobrzenicz. La pareja tuvo tres hijos:
  • Eduardo Pío de Braganza, Duque de Braganza y pretendiente al trono portugués, nacido en 1945 en Berna. Se casó en Lisboa con la aristócrata portuguesa Isabel de Herédia.
  • Miguel de Braganza, Duque de Viseu, nacido en 1946 en Berna.
  • Enrique de Braganza, Duque de Coimbra, nacido en 1949 en Berna.
La boda entre Eduardo Nuño y la princesa María Francisca aportó legitimidad a la candidatura de Eduardo Nuño por las múltiples vinculaciones históricas entre los Braganza del Brasil y los de Portugal. Además, la tradición liberal de la Casa del Brasil contribuye a modernizar la conservadora imagen de la familia de Eduardo Nuño.

Retorno a Portugal

El 27 de mayo de 1950, la Asamblea Nacional portuguesa anuló las leyes de exilio de 1834 y de 1910. A pesar de todo, Eduardo Nuño no retornó hasta el año 1952, después de un importante accidente automovilístico en Thionville. Desde 1952, Eduardo Nuño habitó en una residencia portuguesa que le facilitó la Fundación Casa de Braganza.

Después del establecimiento de su residencia en Portugal, tuvo una prolongada disputa contra María Pía de Sajonia-Coburgo Gotha y Bragança, una supuesta hija natural del rey Don Carlos I y, por tanto, media hermana del rey Don Manuel II, por la propiedad y por el liderazgo de la Casa Real Portuguesa.

A pesar de la cercanía de António de Oliveira Salazar respecto a los ideales monárquicos, una posible restauración no se vio concretada durante su largo ejercicio como primer ministro (1932-1968).

El año 1974, Eduardo Nuño cedió su residencia del Palacio de San Marcos en la Universidad de Coímbra trasladándose a vivir al Monasterio de Vila Viçosa, al sur del país, con su hermana, la infanta Felipa de Braganza, donde murió el 24 de diciembre de 1976.



María Francisca de Orleans-Braganza


María Francisca Amelia Luisa Victoria Teresa Isabel Micaela Gabriela Rafaela Gonzaga (nacida: Orléans-Braganza y Dobrzensky de Dobrzenicz, Eu, 8 de septiembre de 1914 - Lisboa, 15 de enero de 1968), fue una princesa brasileña que se casó con el duque Eduardo Nuño de Braganza, pretendiente al trono portugués. Un miembro de la Casa de Orleans-Braganza, por ser hija de Pedro de Alcántara de Orleans-Braganza, Príncipe de Gran Pará, su matrimonio con el duque de Braganza reunió las dos ramas de la Casa de Braganza, las ramas brasileña y portuguesa, que se había dividido desde 1826. El duque y la duquesa tuvieron tres hijos, el mayor de los cuales, Eduardo Pío de Braganza, es el actual pretendiente al trono de Portugal.
                  
María Francisca nació en el Castillo d'Eu en Eu, Francia, hija de Pedro de Alcántara de Orleans-Braganza, Príncipe de Gran Pará (1875-1940), y la condesa Isabel Dobrzensky de Dobrzenicz (1875-1951). Su padre tuvo que renunciar a sus derechos dinásticos para poder casarse con su madre, quien, pese a su origen noble, no pertenecía a ninguna dinastía reinante.

Por su padre, la princesa María Francisca es la tataranieta del emperador Pedro I de Brasil (1798-1834), también rey de Portugal bajo el nombre de Pedro IV, la bisnieta de el emperador Pedro II de Brasil (1825-1891), hermano menor de la reina María II de Portugal (1819-1853) y bisnieta del rey Luis Felipe I de Francia (1773-1850).

Al igual que sus hermanos y hermanas, la princesa María Francisca, llamada cariñosamente por su familia "Chica", pasó los primeros años de su niñez en Normandía, junto con sus padres y abuelos, el conde y la condesa de Eu.

De hecho, la princesa visitó por primera vez Brasil a la edad de 6 años, en 1920, cuando la ley de exilio que afectaba a su familia quedó derogada por el Presidente Epitácio Pessoa. A partir de entonces, la princesa regresó a su país en 1922, con motivo de la celebración del centenario de la independencia de Brasil.

Sin embargo, en realidad es a partir de 1936, que la princesa y su familia se establecieron en Brasil. Ese mismo año, María Francisca, su padre y su hermano mayor, Pedro Gastón de Orleans-Braganza (1913-2007), se fueron en una expedición de varios meses en Mato Grosso, donde entran en contacto con muchos pueblos nativos y descubre áreas todavía salvajes de Brasil.

En 1942, la princesa María Francisca se casó con un primo lejano, el príncipe Eduardo Nuño de Portugal. Se trata de una unión eminentemente política porque el joven jefe de la Casa de Braganza era cuestionado por algunos monárquicos portugueses que se negaban a ver en la descendencia del rey Miguel I de Portugal (1802-1866), la encarnación de la realeza portuguesa.

Para fortalecer la posición de única heredera, su hermano el príncipe Pedro Gastón de Orleans-Braganza renuncia oficialmente a sus derechos en virtud del "Duque de Braganza" a favor de su hermana, la princesa María Francisca y sus descendientes en 1945.

Todos estos eventos permiten a Eduardo Nuño y su esposa ser, gradualmente, reconocidos como pretendientes legítimos al trono de Portugal por la gran mayoría de los monárquicos lusitanos. Por desgracia, las puertas de su país están cerradas por las leyes de exilio del 19 de diciembre de 1834 y el 15 de octubre de 1910 que afectan a la familia real portuguesa. El duque y la duquesa de Braganza, por tanto, comparten sus vidas entre Suiza y Francia, donde se instalan.

Es sólo el 27 de mayo de 1950 que la Asamblea Nacional portuguesa permite que la pareja y sus hijos vuelvan a vivir en su país. Sin embargo, el duque y la duquesa de Braganza no vuelven a Portugal antes de 1952, debido a un accidente de coche en Thionville dejando a Eduardo Nuño gravemente herido. Una vez restaurado, el pretendiente y su esposa se mudaron a una casa que les facilitó la Fundación Casa de Braganza.

En 1951, muere el presidente portugués António Óscar de Fragoso Carmona. El dictador António de Oliveira Salazar luego consideraría, por algún tiempo, restaurar la monarquía y hacer a Eduardo Nuño y María Francisca nuevos reyes de su país. Pero el dictador finalmente cambió de idea y prefirió mantenerse en el poder, ya que permitió el establecimiento del Estado Novo en 1933.
María Francisca con sólo 53 años de edad, murió en Lisboa y fue sepultada en el Convento de las Llagas de Cristo, en Vila Viçosa, el panteón de las duquesas de Braganza.












Eduardo Pío de Braganza

Enlace aquí:

Eduardo Pío de Braganza (en portugués: Duarte Pio de Bragança; n. 15 de mayo de 1945, Berna) es el actual duque de Braganza y pretendiente al trono de Portugal. Es el hijo mayor del otro pretendiente Eduardo Nuño de Braganza (1907-1976) y de María Francisca de Orleans-Braganza. Sus padrinos de bautismo fueron el papa Pío XII y la reina viuda Amelia, esposa del rey Carlos I de Portugal. Pretende el trono portugués con el nombre de Eduardo III.
          
Nació en Berna, Suiza, y sólo visitó Portugal por vez primera en 1951, estableciendo su residencia permanente en el país en 1952. Eduardo Pío tiene dos hermanos: Miguel Rafael, pretendiente al título de duque de Viseu y Enrique Nuño, pretendiente al título de duque de Coimbra. En 1960 entró en el Colegio Militar de Lisboa. De 1968 a 1971 completó su servicio militar como piloto de helicópteros en la Fuerza Aérea Portuguesa en Angola, durante la guerra colonial.

Tal como su padre, tuvo una prolongada disputa contra María Pía de Sajonia-Coburgo Gotha y Bragança, una supuesta hija natural del rey Don Carlos I y, por tanto, media hermana del último rey de Portugal, Don Manuel II, por la propiedad y por el liderazgo de la Casa Real Portuguesa.

Contrajo matrimonio el 13 de mayo de 1995, en la iglesia del Monasterio de los Jerónimos de Belém, en Lisboa, con Isabel Inês de Castro Curvelo de Herédia, descendiente del Vizconde de Ribeira Brava, aristócrata que conspiró en el atentado que acabó con la vida del rey Carlos I y de su hijo el príncipe Luis Felipe de Braganza, el matrimonio tiene tres hijos:
Eduardo se encuentra dedicado sobre todo a dirigir la Fundación Manuel II, nombrada así en honor al último monarca reinante del país.
Al frente de esta fundación, el duque de Braganza contribuye a preservar la lengua portuguesa y a distintos proyectos de ayuda al desarrollo rural en Timor Oriental y en varios países africanos lusófonos, antiguas colonias. Allí fomenta la agricultura sostenible y la lucha contra la desertificación.
Además, como jefe de la casa real de Portugal, Eduardo recibe invitaciones -en solitario o con su esposa e hijos- para asistir a eventos sociales y culturales que organizan ayuntamientos e instituciones de todo el país, visitando una media de cien municipios portugueses al año.

A todo ello se suman diversas iniciativas diplomáticas que, de forma no oficial, ha realizado en colaboración con los distintos gobiernos de Portugal en países de África y Asia.

Distinciones honoríficas

Distinciones honoríficas portuguesas

Eduardo Pío reivindica ser Soberano-Gran Maestre de las siguientes órdenes las cuales aún concede con carácter honorario y en nombre de la Casa Real de Braganza.
  • PRT Ordem de Nossa Senhora da Conceicao de Vila Vicosa Cavaleiro ribbon.svg Gran maestre de la Orden de Nuestra Señora de la Concepción de Villaviciosa.
  • Real Asociación de Guardas de Honra de los Castillos, Panteones y Monumentos Nacionales.

Distinciones honoríficas extranjeras

  • Order of the Most Holy Annunciation BAR.svg Caballero de la Suprema Orden de la Santísima Anunciación (orden dinástica de la Casa Real de Saboya, 1953).
  • Cavaliere di gran Croce SSML BAR.svg Caballero gran cruz de la Orden de los Santos Mauricio y Lázaro (orden dinástica de la Casa Real de Saboya, 1953).
  • Gran croce OCI BAR.svg Caballero gran cruz de la Orden de la Corona de Italia (orden dinástica de la Casa Real de Saboya, 1953).
  • Order of the Golden Fleece Rib.gif Caballero de la Orden del Toisón de Oro (Rama Austríaca) (1961).
  • OESSG Cavaliere di Collare BAR.jpg Caballero del Collar de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén (Ciudad del Vaticano).
  • Ordre du Dragon d'Annam (par le Gouvernement Francais) GC ribbon.svg Caballero Gran Cordón de la Orden del Dragón de Annam (orden dinástica de la Casa Imperial de Vietnam).
  • ME Order of Danilo I Knight Grand Cross BAR.svg Caballero Gran Cruz de la Orden del Príncipe Danilo I de Montenegro (orden dinástica de la Casa Real de Montenegro).
  • IT TSic Order Santo Gennaro BAR.svg Caballero Gran Cruz de la Insigne Orden de San Jenaro (orden dinástica de la Casa Real de las Dos Sicilias).
  • Order of the Karađorđe's Star rib.png Caballero Gran Cruz de la Orden de la Estrella de Karađorđević (orden dinástica de la Casa Real de Karađorđević).
  • Order of Timor-Leste.png Caballero Gran Collar de la Orden de Timor Oriental (República Democrática de Timor Oriental).
  • Sacro Militare Ordine Costantiniano di San Giorgio.png Bailío gran cruz de justicia de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge (orden dinástica de la Casa Real de la Dos Sicilias).
  • Sacro Militare Ordine Costantiniano di San Giorgio.png Senador gran cruz con collar de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge(orden dinástica de la Casa Real de la Dos Sicilias, 25/08/2000).
Caballero de la Orden de Calatrava 1985.



Isabel de Herédia


Isabel de Herédia (nacida el 22 de noviembre de 1966 en Lisboa) es una mujer de negocios de Portugal y la esposa de Eduardo Pío de Braganza, pretendiente actual al desaparecido trono portugués. Nacida en el seno de la nobleza menor portuguesa, Isabel de Herédia trabajó como gerente de activos antes de su matrimonio. Desde que se casó con Eduardo Pío, Isabel ha dejado el mundo profesional, dedicó su atención a su familia, y se convirtió en mecenas de varias organizaciones benéficas portuguesas y fundaciones sin fines de lucro. Ella y Eduardo han tenido tres hijos, asegurando así la continuidad de la rama miguelista de la Casa de Braganza.
                  
Isabel Inés Castro Curvelo de Herédia nació el 22 de noviembre de 1966, en Lisboa, siendo hija de Jorge de Heredia, arquitecto, y de su esposa, Raquel Leonor Pinheiro Curvelo. Es descendiente de Francisco Correia de Herédia, I vizconde de Ribeira Brava, miembro de la nobleza menor portuguesa y famoso republicano, que participó en el fracasado levantamiento republicano del 28 de enero de 1908.

Isabel de Herédia vivió entre la Portugal metropolitana y Angola portuguesa hasta 1975, cuando Angola se le concedió la independencia. Su familia se trasladó a São Paulo, Brasil. Allí, estudió en el Colegio San Luis, una institución jesuita. En 1990, obtuvo la licenciatura en Administración de Empresas de la Fundación Getulio Vargas y regresó a Portugal para trabajar en BMF - Sociedad de Gestión de Patrimonios, S.A. Se especializó como gestora de activos.

Después de su matrimonio y el nacimiento de su primer hijo, Alfonso, Isabel de Herédia renunció a su vida profesional y se dedicó a la gestión de su familia y el patrocinio de diversas causas. Usando su posición privilegiada para el bien de los demás, Isabel se ha convertido en patrona de:
  • Refúgio Aboim Ascensão - Faro : Una institución de solidaridad social privada que ayuda a las víctimas de abusos físicos, negligencia, y cualquier otra injusticia social o desventaja para adaptarse socialmente.
  • Ajuda ao recém Nascido : Una institución vinculada con la Maternidad Alfredo da Costa, en Lisboa, que ofrece ropa, provisiones y otras necesidades niños recién nacidos de familias desfavorecidas.
  • Trissomia 21 : Una asociación sin ánimo de lucro social privada que patrocina y apoya la investigación y la educación del síndrome de Down.
  • Associação Portuguesa de Miastenia grave e Doenças Neuro-Musculares : Una asociación vinculada con el Hospital de Santa María, en Lisboa, que trabaja para la mejora de la atención al paciente en el hospital.
  • Ajuda de Berço : Una institución que acoge temporalmente los niños, desde recién nacidos a tres años de edad, que se encuentran en situaciones en las que sus padres no pueden hacerse cargo de ellos.
  • Os Francisquinhos : Una asociación de solidaridad social vinculada con el Hospital de San Francisco Javier, en Lisboa, que colabora con los padres y amigos de niños con deformidades, los niños nacidos con enfermedades graves, y los niños que nacen con complicaciones debido a las dependencias tóxicas de sus madres.

Distinciones honoríficas

Distinciones hohoríficas portuguesas

  • Ordine di Santa Isabella.png Gran maestre de la Real Orden de Santa Isabel (orden dinástica de la Casa de Braganza).
  • PRT Ordem de Nossa Senhora da Conceicao de Vila Vicosa Cavaleiro ribbon.svg Dama Gran Cruz de la Orden de Nuestra Señora de la Concepción de Villaviciosa (orden dinástica de la Casa de Braganza).

Distinciones honoríficas extranjeras

  • Ordre du Dragon d'Annam (par le Gouvernement Francais) GC ribbon.svg Dama Gran Cordón de la Orden del Dragón de Annam (orden dinástica de la Casa Imperial de Vietnam).
  • ME Order of Danilo I Knight Grand Cross BAR.svg Dama Gran Cruz de la Orden del Príncipe Danilo I de Montenegro (orden dinástica de la Casa Real de Montenegro).
  • SMOM-gc.svg Dama Gran Cruz de Honor y Devoción de la Soberana Orden de Malta.
  • OESSG Cavaliere di Gran Croce BAR.jpg Dama Gran Cruz de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén (Ciudad del Vaticano).
  • Sacro Militare Ordine Costantiniano di San Giorgio.png Dama Gran Cruz de Justicia de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge (Casa de Borbón-Dos Sicilias).


 
 


 





  1. Miguel Rafael de Braganza, Duque de Viseu, nacido el 3 de diciembre de 1946 en Berna.

  2. Enrique de Braganza, Duque de Coimbra, nacido el 6 de noviembre de 1949 en Berna.

Infante Miguel, duque de Viseu (N. 3-12-1946), hermano del duque de Bragança, soltero.

Infante Henrique, duque de Coimbra (N. 6-11-1949), hermano del anterior, soltero.





No hay comentarios:

Publicar un comentario